•  |
  •  |
  • END

La República de El Salvador y Nicaragua, son dos naciones que tienen semejanzas históricas y políticas. El Salvador al igual que Nicaragua, vivió dictaduras militares, represión, asesinatos políticos, golpes de Estado, insurrección, guerra de guerrillas, la población es de seis millones de habitantes, la única diferencia es de carácter territorial, pues el pulgarcito de América, apenas tiene 21 mil kilómetros cuadrados, mientras que nuestro país tiene más de 130 mil kilómetros cuadrados, cinco veces más en extensión. Sin embargo, desde hace más de veinte años, la República de El Salvador, ha ido enrumbando su destino por la senda de la estabilidad y la institucionalidad, lo anterior quedó en evidencia con las pasadas elecciones del quince de marzo, en las cuales el pueblo salvadoreño eligió como Presidente de la Republica, al periodista Mauricio Funes, candidato del FMLN, quien ganó con un 51% de votos, frente al 48% del candidato de la derecha. Esos comicios fueron transparentes, el Tribunal Electoral Salvadoreño, pocas horas después de concluida las votaciones dio a conocer los resultados. En el proceso electoral hubo más de 10 mil observadores nacionales e internacionales. El candidato de la derecha aceptó los resultados. El Salvador en el año 2008, tuvo exportaciones por más de 5,000 millones de dólares, además recibió 3,700 millones de dólares en remesas, es decir, la nación Centroamérica el año pasado tuvo un ingreso de casi 9 mil millones de dólares, para sostener una moneda que está a la par del dólar.

La Oligarquía Salvadoreña estando en el poder, mediante una Constituyente aprobó una nueva Constitución Política, el quince de diciembre de 1983, dicha Carta Magna, contiene 274 artículos (la de Nicaragua tiene 202 artículos). A través de este artículo quiero transcribir algunos artículos de esa Constitución, para efecto que el lector haga un parangón con la Constitución Política de Nicaragua, y así deducir conclusiones o diferencias del porqué una nación avanza hacia el progreso, mientras que Nicaragua permanece estancada y hasta retrocede en todos los aspectos.

Arto. 11: Procede el recurso Habeas Corpus cuando cualquier autoridad atente contra la dignidad o integridad física, síquica o moral de las personas detenidas; Arto. 12: Se garantiza al detenido la asistencia de defensor en las diligencias de los órganos auxiliares de la administración de justicia y en los procesos judiciales en los términos que la ley establezca; Arto.17: Habrá lugar a la indemnización por retardación de justicia, la ley establecerá la responsabilidad directa del funcionario y subsidiariamente la del Estado; Arto. 20: La morada es inviolable, sólo podrá ingresarse a ella por consentimiento de la persona que habita, la violación de este derecho dará lugar a reclamar indemnización por daños y perjuicios.

Arto. 60: En todos los centros docentes, públicos o privados, civiles o militares será obligatoria la enseñanza de la historia nacional, el civismo, la moral, la Constitución de la República, los derechos humanos y la conservación de los recursos naturales; Arto. 70: El Estado tomará a su cargo a los indigentes que, por su edad, o incapacidad física o mental, sean inhábiles para el trabajo; Arto. 86: Los órganos fundamentales de gobierno son el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial; Arto. 87: Se reconoce el derecho del pueblo a la insurrección, para restablecer el orden constitucional, el ejercicio de este derecho no producirá la abrogación ni la reforma a esta constitución; Arto. 88: La alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República es indispensable para el mantenimiento de la forma de gobierno y sistema político establecido. La violación de esta norma obliga a la insurrección.

Arto. 121: La Asamblea Legislativa es un cuerpo colegiado compuesto por diputados, elegidos en la forma prescrita por esta Constitución; Arto. 123: Para tomar resolución se requerirá por lo menos el voto favorable de la mitad más uno de los diputados electos, salvo los casos en que se requiera una mayoría distinta; Arto. 124: Los miembros de la Asamblea se renovarán cada tres años y podrán ser reelegidos; Arto. 127: No podrán ser candidatos a diputados, El presidente y vicepresidente de la República, los ministros y viceministros de Estado, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, los funcionarios de organismos electorales, los militares y los funcionarios que ejerzan jurisdicción; 4º: los parientes del presidente de la República dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad; Arto. 131: Corresponde a la Asamblea Legislativa: 16º: Desconocer obligatoriamente al presidente de la República o al que haga sus veces cuando terminado su período constitucional continúe en el ejercicio del cargo; 19º: Elegir por votación nominal y pública a los siguientes funcionarios: presidente y magistrados de la Corte Suprema de Justicia, presidente y magistrados del Tribunal Supremo Electoral, presidente de la Corte de Cuentas de la República, fiscal general de la República, procurador general de la República, procurador de los Derechos Humanos y miembros del Consejo Nacional de Judicatura; 37º: Recomendar a la presidencia de la República la destitución de los ministros de Estado; o a los organismos correspondientes, la de funcionarios de instituciones oficiales autónomas, cuando así lo estimen conveniente como resultado de la investigación de sus comisiones especiales o de interpelación, en su caso.

Los artículos 134, 135, 136 y 137, disponen que toda ley debe ser aprobada por la mayoría absoluta de los diputados; el Presidente puede vetar la ley; el veto del Presidente sólo puede ser rechazado por dos tercios de votos de la Asamblea Legislativa; aun con los dos tercios votos el presidente de la República, si considera que la ley es inconstitucional, la devolverá al Legislativo, por ello el Presidente se dirigirá a la Corte Suprema de Justicia, para que ésta decida si la ley es o no inconstitucional. Arto. 154 El período presidencial es por 5 años; Arto. 158: El presidente de la República tiene prohibido salir del país, sin licencia de la Asamblea Legislativa; Arto. 164: Todos los decretos, acuerdos, órdenes y resoluciones que los funcionarios del Órgano Ejecutivo emitan, excediendo las facultades que esta Constitución establece, serán nulos y no deberán ser obedecidos, aunque se den a reserva de someterlos a la aprobación de la Asamblea Legislativa; Arto. 165: Los funcionarios llamados a interpelación que sin justa causa se negaren a concurrir, quedarán, por el mismo hecho, depuestos de sus cargos; Arto. 166: Habrá un Consejo de Ministros integrado por el presidente y vicepresidente de la Republica y los ministros de Estado; Arto. 171: El presidente y vicepresidente de la República, los ministros de Estado son responsables solidariamente por los actos que autoricen; Los artos. 172 al 190, se refiere al Poder Judicial, integrado por la Corte Suprema de Justicia, Cámaras de segunda instancia, los tribunales de primera instancia y jueces de paz; El Poder Judicial tiene asignado el 6% del Presupuesto General de la República; Los magistrados de la CSJ, ejercen por nueve años, pudiendo ser releectos; Arto. 187: Se establece el Consejo Nacional de Judicatura, institución que es independiente, encargada de proponer candidatos a cargos de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, magistrados de las Cámaras de segunda Instancia, Jueces de primera instancia y Jueces de Paz. Esta institución es responsable de la Escuela Judicial, los miembros del Consejo de Judicatura son elegidos y destituidos por la Asamblea Legislativa con el voto cualificado de dos tercios de votos; Arto. 236, dispone: Todos los funcionarios públicos desde el presidente y vicepresidente de la República, magistrados de la Corte Suprema de Justicia y otros responden ante la Asamblea Legislativa, por los delitos oficiales y comunes que cometan. La Asamblea legislativa nombra un fiscal de su seno y al indiciado o a un defensor especial en su caso, declarará si hay o no formación de causa. En este caso las diligencias se pasarán a la Cámara de segunda instancia que determine la ley, para que conozca en primera instancia, y, en el segundo caso, se archivarán. De las resoluciones de la Cámara, conocerá en segunda instancia una de las salas de la Corte Suprema de Justicia, y del recurso que dichas resoluciones admitan, la Corte en pleno; Arto. 244: La violación, infracción o alteración de las disposiciones constitucionales serán especialmente penadas por la ley, y las responsabilidades civiles y penales en que incurran los funcionarios públicos, civiles o militares, con tal motivo, no admitirán amnistía, conmutación o indulto, durante el período presidencial dentro del cual se cometieron. Para concluir como nicaragüense aspiro, que algún día Nicaragua, tenga una Constitución Política, similar o mejor que la que tienen los hermanos salvadoreños, para que así, se puedan resolver los graves problemas institucionales y de gobernabilidad que tiene mi país.

*Abogado y notario público