•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la historia de las instituciones culturales del país, debe figurar la Biblioteca Americana de Nicaragua. Con otras del continente, la había establecido el gobierno de los Estados Unidos al inicio de la Segunda Guerra Mundial. Ubicada en la Calle Candelaria (del Teatro Salazar cuadra y media arriba a mano derecha, acera sur) fue inaugurada el 26 de noviembre de 1942, “Día de Acción de Gracias”. Esta Junta Directiva la administró de junio, 1944 a junio, 1945: Richard Frizell, presidente; Irving A. Lindberg, vicepresidente; Lloy E. Wyse, secretario; William Fister, tesorero; Donald N. Spencer, Samuel J. Calvert, Thomas G. Downing, C.W. Flagers, John L. Rock y Frank Cameron, todos estadounidenses; y los nicas Pedro Joaquín Chamorro Zelaya, Manuel Zurita, Modesto Armijo, Josefa T. de Aguerri, José Dolores Tijerino y Servio Gómez.

La Biblioteca Americana brindó servicios durante diez años y tres de sus directores fueron el eminente bibliotecario Gaston Litton (1913-1996), Edward Heileger y Mary C. Phippeny. Consagrada a Rubén Darío, sus principales fondos lo constituían una abundante sección de literatura en lengua inglesa, pero el 57 por ciento de sus fondos bibliográficos lo integraban libros en español. Además de obras de consulta, ofrecía una sección de textos ilustrados para niños y una discoteca para escuchar música clásica. Oficialmente, la entregó al gobierno de Nicaragua, en nombre del suyo, el embajador Thomas Whelan.

La ceremonia tuvo lugar a finales del 52 en el local de la Biblioteca. Asistieron el director de la Biblioteca Nacional Ramón Romero, el ministro de educación pública Crisanto Sacasa y el presidente de la república Anastasio Somoza García, a quien Whelan entregó las llaves correspondientes. “A través de los años ––expresó el diplomático–– la colección de libro de esta Biblioteca ha aumentado sistemáticamente y su personal entrenado para dar al pueblo de Nicaragua, y en especial a los niños, un lugar en donde puedan llegar a leer, estudiar aquellas materias que más les interesen y en la que ellos quieran perfeccionarse…” Los volúmenes transferidos a la Biblioteca Nacional fueron 8,922 y las revistas 3,083. Una de ellas ––muy popular–– era la titulada En Guardia. Uno de los beneficiarios de tales fondos fue Bayardo Cuadra Moreno, entre sus seis y dieciséis años. Allí este se enteró que existía un mundo que de otra manera no podía haber conocido.

Aparte de esta fusión, el mayor aporte de esta Biblioteca correspondió a la pionera elaboración técnica de su serie bibliográfica. Nueve fascículos abarcó, siendo el más importante Bibliografía de libros y folletos (en 1942, o antes según fecha de publicación) que se encuentran en algunas bibliotecas particulares de Nicaragua (Managua, Editorial Nuevos Horizontes, 1945. 154 p.). Estas bibliotecas eran seis y sus propietarios: la profesora Josefa Toledo de Aguerri y a los doctores Andrés Vega Bolaños, Emilio Álvarez Lejarza, Pedro Joaquín Chamorro Zelaya, Félix G. Guandique y Rosendo Argüello. 

El trabajo lo llevó a cabo un grupo de empleados: Fred Judson, Luisa E. Collins, Bertha Hernández, Laura Aguirre y Miguel Silva H. El director de la Biblioteca o, en su ausencia, la secretaria, confirmaron cada dato con el libro o folleto mismo. “Ni un solo detalle que no hallamos comprobado personalmente, ha sido incluido” ––afirmó en la “Introducción”, para agregar: “Los dueños de las bibliotecas hicieron nuestra tarea más fácil con su frecuente evidencia de amistoso interés y sus valiosos consejos. Para elaborar el Índice se requiere de una persona con amplios conocimientos en esta materia. Mrs. Fred Judson, Pablo Steiner, doctor Andrés Vega Bolaños y doctor Emilio Álvarez nos han ayudado en esta tarea que aumenta el valor de la bibliografía”. En total, fueron registrados 2,663 títulos de libros y folletos. 

Otros fascículos de la serie correspondieron a listas de los libros adquiridos por la Biblioteca Americana de Nicaragua durante el primer y el segundo semestre de 1944 (uno publicado ese año y otro en el siguiente), más la Bibliografía de trabajos publicados en Managua. 1945-1946-1947 (mayo, 1948). Asimismo, la Biblioteca confirmó la existencia en el país ––entre 1943 y 1947–– de 82 bibliotecas privadas, 55 librerías, 19 bibliotecas públicas (11 en Managua), 53 imprentas (con 586 trabajadores) y 107 revistas y periódicos. También se editaron 207 folletos, 180 libros, 150 publicaciones oficiales y 103 tesis. Estos datos fueron recogidos en 15 ciudades: Bluefields, Boaco, Chinandega, Diriamba, Estelí, Granada, Jinotega, Jinotepe, Juigalpa, León, Managua, Masaya, Matagalpa, Rivas y Ocotal. 
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus