•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Nica Act, además de ser perjudicial para los nicaragüenses, es vergonzosa.

Pero la culpa no es, como la han tratado de vender, de los “opositores al Gobierno y malos nicaragüenses”.

Los “malos nicaragüenses y los culpables” son los que se olvidaron de sus ideales, por los que tantos murieron y sufrieron de ambos lados. Los que pregonaron la democracia y el poder del pueblo y se volvieron dictadores. Los que antes no tenían donde caer muertos, como dice el refrán popular, y ahora son millonarios.

Si miran el pasado, quizás les dé vergüenza dónde acabaron.
Esos son los culpables de la vergüenza de la Nica Act.

* El autor es nicaragüense. Sus opiniones son personales.