•  |
  •  |
  • END

La pérdida de puestos de trabajo y el desmejoramiento de las condiciones laborales para millones de hombre y mujeres en el Hemisferio, consecuencia de la crisis financiera, no puede ser marginal en una agenda interamericana –como la de la Cumbre de las Américas (Puerto España, 17 a 19 de abril de 2009)- que se propone asegurar el futuro de sus ciudadanos mediante la promoción de la prosperidad humana, la seguridad energética y la sostenibilidad medioambiental.

El Secretario-General de Naciones Unidas ha señalado que la crisis económica global se ha convertido en una crisis de empleos. El presidente electo de los Estados Unidos anuncia un plan multimillonario para generar 2.5 millones de puestos de trabajo, apenas inicie su mandato.

La tasa de ocupación de 2008 en América Latina no se mantendrá en 2009 y el desempleo urbano regional aumentaría a un rango entre 8 y 8.3 por ciento, lo que significaría un incremento de desocupados urbanos entre 1 millón y 1.7 millones: habría entre 17.3 y 18 millones de desocupados urbanos frente a un estimado 16.3 millones este año.

Clave en la temática de la próxima Cumbre de Puerto España es la prosperidad humana: más amplia que la mera combinación de progreso social y crecimiento económico, pues incorpora dimensiones como la ampliación de la democracia, la protección del medio ambiente y la promoción de los derechos de las personas. El crecimiento económico es condición necesaria, pero no suficiente para promover la mencionada prosperidad y el trabajo decente es el puente entre dichos tipos de crecimiento y prosperidad.

Abordar el cambio climático y disminuir el vínculo entre crecimiento económico y consumo de energía basado en combustibles fósiles requiere transformaciones que permiten la generación de trabajos decentes, con eficacia ecológica y energética.

T El programa brasileño de biodiesel se ha diseñado atendiendo a un gran número de productores minifundistas en las áreas rurales desfavorecidas del país.

T No sólo hay espacio para iniciativas públicas: en el desierto de Sonora un grupo de ingenieros de la firma PetroSun imaginan ya el lago artificial que formarán con mil estanques de 80 metros de largo por 14 de ancho para sembrar y cosechar microalgas, convertibles en 9 mil millones de litros de combustible.

T En Guatemala hay una asociación pública/privada innovadora: la Municipalidad de Antigua tiene un programa que recolecta el aceite quemado de 137 hoteles y restaurantes para fabricar combustible, el cual se vende a precio de costo a un hospital. Esta experiencia demuestra que hay espacio para iniciativas que no requieren inversiones multimillonarias.

El informe “Empleos verdes: Hacia el trabajo decente en un mundo sostenible con bajas emisiones de carbono” (septiembre, 2008) ilustra cómo los esfuerzos por reducir el cambio climático y sus efectos generan nuevos empleos y cómo podrían crearse millones de puestos más, tanto en países industrializados como en desarrollo. Sectores importantes en términos de impacto ambiental y para la generación de empleos verdes son el suministro de energía renovable, construcción, transporte e industrias básicas, agrícolas y forestales.


2.3 millones de personas encontraron nuevos empleos en la energía renovable, en los últimos años. Están previstas inversiones por 630 mil millones de dólares que se traducirán en por lo menos 20 millones de nuevos empleos en este sector hasta 2030.

12 millones de personas podrían trabajar en biomasa para la producción de energía y otras industrias relacionadas. Una transición hacia la eficiencia energética en las viviendas, a nivel mundial, podría generar millones de trabajos, al mismo tiempo que hacer más limpios los empleos existentes (111 millones de personas trabajan en este sector).

La Iniciativa Empleos Verdes –integrada por la Organización Internacional del Trabajo, la Confederación Sindical Internacional (representa 168 millones de trabajadores en 155 países y territorios y tiene 311 afiliados nacionales), la Organización Internacional de Empleadores (formada por 146 organizaciones de empleadores de 138 países en todo el mundo) y el Pnuma- busca movilizar a gobiernos, empleadores y trabajadores para participar en la formulación y ejecución de políticas y programas orientados hacia una economía con empleos verdes, en una acción común para promover trabajo decente en el mundo.

Alentar la generación de empleos verdes en las Américas debe ser parte de la respuesta del Hemisferio a la crisis global. Se trata de un tema relevante para la V Cumbre de las Américas.


*Director de la OIT para Centroamérica, Haití, Panamá y República Dominicana