•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde febrero a  octubre de este año América Latina trepidará con unas elecciones altamente volátiles que llevarán a la Presidencia de la República a siete gobernantes en primera o segunda vuelta, según sea el caso, para regir los destinos de no menos de 440 millones de almas, es decir, más de la mitad del total de su población. Estos comicios tienen una gran trascendencia y diferentes matices de acuerdo a las perspectiva y la situación que vive cada uno de estos países gobernados por líderes que se identifican con la izquierda, el centro o la derecha. Sin dudas los resultados van a redibujar el mapa político regional con sectores progresistas  tratando de recuperar terreno.  Brasileños, cubanos, costarricenses, colombianos, mexicanos, paraguayos  y venezolanos están convocados para renovar sus liderazgos. De estos siete países, solamente en uno de ellos, Venezuela, su presidente Nicolás Maduro, se presentará a la reelección. Aún no hay fecha prevista pero la Asamblea Nacional Constituyente definió que las elecciones deben efectuarse antes del 30 de abril. 

En Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva sigue encabezando las encuestas, sin embargo, el popular exmandatario está entre la cárcel y la presidencial. En este juicio político tres jueces debaten si confirman una sentencia de nueve años por “corrupción” y “lavado de dinero”. Al escribir esta nota, dos de los letrados, sin ninguna evidencia, ratificaron la condena que el protagónico y mediático juez Sergio Moro impuso en julio pasado a Lula de nueve años y seis meses de prisión. La defensa de Lula  apelará la sentencia a un tribunal superior. En segundo lugar y en la extrema derecha se encuentra Jair Bolsonaro, un personaje bocatero, grosero, racista y homofóbico. La contienda está prevista en octubre.  En Cuba, la expectativa no es para menos, la Asamblea Nacional del Poder Popular  (ANP) elegirá el 19 de abril al sucesor del presidente de los consejos de Estado y ministros, Raúl Castro.  El dirigente cubano dijo durante su intervención en el marco del décimo período ordinario de la Octava Legislatura de la ANP que en 2018 Cuba tendrá nueva presidencia y seguirá libre e independiente.

El 4 de febrero Costa Rica celebrará presidenciales y legislativas. Los pronósticos dan como favorito a Antonio Álvarez Desanti, de Liberación Nacional, y le siguen Juan Diego Castro, Integración Nacional y Rodolfo Piza, Unidad Social Cristiana. El candidato del gobernante  Acción Ciudadana, Carlos Alvarado, está en cuarta posición, lo que anticiparía que la derecha retomará el poder. Parece estar asegurada una segunda vuelta, pues el porcentaje de indecisos es sumamente alto debido al descontento de los ciudadanos con los representantes de los partidos políticos y las innumerables denuncias de corrupción. Los paraguayos elegirán presidente el 22 de abril. Aquí la lucha se perfila entre la extrema derecha, cuyo abanderado es el Partido Colorado y la alianza de centroizquierda que conforman el Partido Liberal y el Movimiento Guasú del expresidente Fernando Lugo. De acuerdo con las encuestas parte como favorito Mario Abdo Benítez, conocido popularmente como “Marito”, que representa al a la más conservadora del 
Partido Colorado. En Colombia no hay un claro favorito, seis se perfilan para ocupar la Casa de Nariño. Estas elecciones previstas para el 27 de mayo serán decisivas para la  consolidación de los acuerdos de paz. La expectación también alcanza la participación del exgrupo guerrillero de las FARC y su candidato Rodrigo Londoño (Timochenko). Entre los candidatos más favorables al acuerdo figuran Humberto de la Calle, Gustavo Petro y Sergio Fajardo, que por el momento encabeza los sondeos. Entre los detractores del proceso de paz está el uribista Iván Duque.

En México, tampoco se cuenta con un claro favorito. Andrés Manuel López Obrador, identificado con la izquierda dentro del espectro político mexicano, es el mejor posicionado para disputar por tercera ocasión la Presidencia de la República. Su principal  rival en los comicios del 1 de julio es el postulante del PRI, José Antonio Meade, aunque no hay que descartar a Ricardo Anaya, del Frente por México, una singular coalición integrada por el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).