•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tal como destacó El Nuevo Diario (END) el jueves pasado, el Banco Mundial (BM) acaba de publicar un estudio de primera titulado “La Riqueza Cambiante de los Países”, continuación, cada vez mejor, de un esfuerzo que inició en el 2006 para complementar el análisis económico de los países que tradicionalmente se basa en el producto interno bruto por habitante (PIB/PH)  

Digo complementar, ya que mientras el PIB/PH nos da una buena idea de la economía y bienestar de una nación en un momento dado, su capital por habitante (CPH) nos da una indicación de su porvenir. Tal como en una empresa y en las personas, los ingresos futuros de un país dependen de su capital (que es a su vez producto de su inversión inclusive en recursos naturales) y de su buen manejo.   

El BM calcula la riqueza de los países en base a cuatro activos: 1) recursos naturales (tales como petróleo, minerales, tierras agrícolas y bosques); 2) infraestructura (tales como carreteras, edificios y maquinaria y equipo); 3) su capital humano (educación y experiencia de sus trabajadores); y 4) activos financieros netos con el exterior (lo que el país posee o debe). 

Para calcular la contribución de estos activos a la riqueza de los países, el personal del BM estima su rendimiento en el futuro y los valora (2014 en este caso) utilizando una tasa de descuento del 4 por ciento.  Por ejemplo, para calcular el valor del capital humano el estudio estima los ingresos a lo largo de la vida de una persona tomando en cuenta su educación y salud. La metodología es la misma para todos los países. 

Siguen algunas conclusiones del informe que confirman lo que observamos, pero con una base metodológica rigurosa, así como datos basados en el mismo que resumo y unos de cálculo propio como indicaré: 

1.    A nivel mundial el capital humano es el activo más importante (64.5 por ciento) de la riqueza y el futuro de los países .

2.    Para tener mayor bienestar, los países de menores ingresos deben fortalecer sus recursos naturales y humanos.

3.    El crecimiento basado en el “agotamiento “de los recursos naturales es de muy corto plazo.

4.    Hay una relación muy directa entre la riqueza por habitante de los países y su ingreso anual por habitante.

5.    Los 10 países con mayor riqueza por habitante son:  en este orden Noruega/Qatar/Suiza/ Luxemburgo/ Kuwait/ Australia/ Canadá/ Estados Unidos/Suecia y Dinamarca.

6.    El mayor activo de estos países (66.5 por ciento) es su capital humano salvo por los dos petroleros donde la mayor riqueza yace en sus recursos naturales (47 por ciento).

7.    No sorprende que 8 de estos 10 países tienen también el ingreso más alto por habitante.

8.    La riqueza por habitante de América Latina es 82 por ciento del promedio mundial y 20 por ciento de la de los países de mayores ingresos. El capital humano es su mejor activo (60 por ciento).

9.    En nuestro patio Costa Rica tiene de lejos la mayor riqueza por habitante de la región -cuatro veces más que el resto— mayor que el promedio de América Latina y muy cercano al promedio mundial.  Su capital humano es su activo más importante (73.4 por ciento).

10.    Honduras, El Salvador, y Guatemala están muy parejos (alrededor del 26 por ciento de Costa Rica).  También su capital humano (promedio 64 por ciento) es su mayor activo.

11.    Nosotros un poco más bajo –22 por ciento de Costa Rica. Nuestro capital humano (45 por ciento) es también muestro mayor activo, aunque menor que el del resto de la región.  

12.    Por otra parte, nuestros activos en recursos naturales son los mayores de la región (36.4 por ciento comparado con un promedio del 17.3 por ciento para el resto) 

13.    Un cálculo propio: La rentabilidad del capital anda alrededor del 6 por ciento en la mayoría de los países más ricos siendo más alta en Luxemburgo, Dinamarca y Suecia.

14.    En nuestro patio la rentabilidad promedio es mayor:  alrededor del 7 por ciento liderado por El Salvador y Guatemala. La nuestra 5.3 por ciento.

15.    Qué saco yo de todo esto: 

16.    Lo que Funides y varios otros han destacado repetidamente. 

17.    Para que tengamos un país más próspero y justo Nicaragua tiene que fortalecer su educación, manejar mejor sus recursos naturales y fortalecer su infraestructura. 

18.    Una mejor institucionalidad política y económica es clave para lograr estos objetivos.  

19.    Ambas están ligadas y se complementan en un círculo virtuoso, ya que que promueven mejor gobernabilidad y “rendición de cuentas “ a los ciudadanos, mejor uso de los impuestos y mayor productividad. 

* El autor es nicaragüense y director Honorario de Funides. Sus opiniones son personales.