Miguel Carranza Mena
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Corea del Norte no solo prepara armas nucleares ante una presunta invasión estadounidense. Recientemente apareció una información que piratas informáticos del régimen atacaron sitios web surcoreanos con el fin de obtener las contraseñas de redes sociales como twitter y datos relacionados a los Juegos Olímpicos de Invierno. Los representantes de la compañía de seguridad cibernética McAfee señalaron que los piratas evidentemente trataron de descifrar correos electrónicos que tenían vínculos con los organizadores de estos Juegos. Según los expertos, los autores de este espionaje fueron los piratas informáticos de la República Popular Democrática de Corea.

Y es que Pyongyang aumenta considerablemente su fuerza y se fortalece en el ciberespacio. Estas operaciones son encabezadas por Kim Jong-un y se han convertido en una de sus estrategias para espiar y alcanzar sus fines políticos y militares. Solo para recordar, en 2013, Corea del Norte hizo un ataque masivo contra las tres grandes compañías surcoreanas y dos instituciones estatales. A causa de ese ataque computadoras de empresas radiales y televisión fueron bloqueadas; y la compañía Nonghyup, que proporciona servicios bancarios en Corea del Sur, declaró que unas 32 mil computadoras fueron infectadas al igual que fueron intervenidos cajeros automáticos y bancos en Internet. 

Y es que las sanciones internacionales han obligado a las autoridades de Corea del Norte a buscar recursos de manera sucia. Es así que un Malware desarrollado por Pyongyang fue descubierto en bancos de Brasil, Chile, Estonia, Venezuela y Estados Unidos.

Por si no lo sabían, últimamente los piratas norcoreanos atacaron los mercados de cambio de Corea del Sur distribuyendo un programa extorsionador llamado Wannacry, el cual paralizó el funcionamiento de ciento de organizaciones y miles de computadoras en todo el mundo. Teniendo en cuenta la cantidad de dinero robado sacamos a la víspera las necesidades económicas y políticas de Pyongyang. 

Según Robert Hanningan, exdirector del cuartel General de Comunicaciones del Gobierno de Reino Unido, en junio de 2017, Corea del Norte Tenía 1,700 piratas informáticos patrocinados por el Estado y más de 5 mil funcionarios de apoyo. Los críticos aseguran que todos ellos actúan como miembros del Departamento General de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Corea del Norte. De siete direcciones del Departamento General de Inteligencia la sección principal se llama “buró121” que tiene también el apodo de “cobra oculta”, la cual realiza ciberataques en el extranjero. ¿Pero a todo esto cuántos piratas informáticos tiene Corea del Norte?... se desconoce pero se sabe que el grupo que se llama “Bluenoroff”, filial especializada del grupo Lazarus, realizan las operaciones financieras ilegales.

Y es que según el comandante de las Fuerzas Estadounidenses en Corea del Sur, Pyongyang está listo para realizar los ciberataques más efectivos en el mundo. Estos ataques según los expertos son cada vez mejor. Ahora el ciberejercito norcoreano tiene las posibilidades de realizar ataques más atrevidos en objetivos cruciales de infraestructura de los países. La esfera de sus intereses son organizaciones olímpicas, compañías financieras, medios de comunicación y compañías de transporte.

Algunos analistas piensan que el inicio de las negociaciones entre Pyongyang y Seúl es un truco de Kim Jong-un quien desea ganar tiempo y desviar la atención para prepararse con estrategia de guerra incluso en el ciberespacio.

Como se muestran las noticias la ciberespada norcoreana parece estar desenvainada sobre Corea del Sur, pero eso dependerá de las negociaciones entre las coreas. Hay que entender que a pesar de la suavización de la retórica de Kim Jong-un, Pyongyang no renunciará al desarrollo de sus armas nucleares y ahora a sus poderosas ciberarmas.