•  |
  •  |
  • END

La creación de Nueva Guinea es un caso único en Nicaragua y posiblemente una de las pocas experiencias en un proyecto de colonización con fines agrarios en Latinoamérica, en donde los autores directos fueron los desposeídos y empobrecidos campesinos lanzados a una empresa que al principio sólo tenía la visión de obtener tierras para trabajar, pero en el fondo existían otros interés ajenos al campesinado, pero bondadosos para la clase pudiente del país.

En América Latina, a principios del siglo XX, parte de las extensas áreas de tierras ociosas que permanecían intactas desde la época colonial fueron otorgadas a conquistadores, órdenes religiosas y funcionarios de la Corona, sumadas a esto las entregadas como recompensa a oficiales y soldados de ejércitos vencedores de las guerras de independencia.

En el caso de Nicaragua la situación fue diferente, ya que los movimientos armados y guerras se produjeron en los departamentos más poblados, dejando a la deriva y sin interés una gran parte del extenso territorio nacional. Desde inicios de la década del 60, el gobierno era presionado por los campesinos en demandas de tierras que podrían producir estallidos sociales alentados por el auge del cultivo de grandes extensiones de algodón que convertía a los campesinos en peones de los terratenientes a falta de tierras para trabajar. El gobierno conoció a través de los mismos campesinos que en el departamento de Zelaya, específicamente en la llanura del Atlántico, había grandes extensiones de tierras vírgenes que podían servir para trabajar en la agricultura y producir sus alimentos para la subsistencia familiar.

Las presiones se agudizaron iniciando un proceso de invasión de tierras en Occidente del país (León y Chinandega), motivos suficientes para dar paso a un proceso de colonización que ayudaría a desmovilizar al campesinado, sacándolo de sus acciones, trasladándolo al trabajo en tierras nacionales ociosas. Esto ayudaría a resolver eventualidades futuras de demandas de tierra o de otra índole, tal a como realmente ocurrió con la erupción del Cerro Negro, la sequía del Pacífico en 1971 y el terremoto de Managua en 1972.

La Ley de Reforma Agraria, promulgada el 6 de febrero de 1963, que obedeció a impulsos dados en los países latinoamericanos por la Conferencia Latinoamericana de Punta del Este (Uruguay), coincidiendo con el fenómeno latifundista y la invasión de tierras antes señaladas, creó las condiciones para una posible reforma agraria en Nicaragua, pensando en una nueva frontera agrícola por medio de un programa de colonización y titulación de tierras. Esto estuvo asistido por diferentes servicios de apoyo a la producción a través del Banco Nacional de Nicaragua, BND, INBIERNO y el IAN, que contó además con el apoyo político y económico del gobierno de los Estados Unidos en el marco del programa «Alianza para el Progreso».

A través de un capítulo aparte de contar, el primer grupo de colonizadores salió hacia la zona en el verano de 1965. Después de pequeñas colectas de dinero a través de la Iglesia Bautista de Diriamba, Carazo, y guiados por el Pastor José Miguel Torres, arribaron a la zona luego de muchas penurias el 5 de marzo de ese año, descubriendo una montaña Virgen, tierras sin explotar y ríos caudalosos, pero llenos también de incomodidades, como la lluvia constante, el lodo, las enfermedades y una selva tropical casi inexplorada por los conquistadores y bucaneros ingleses que otrora habían sembrado el terror en la Mosquitia en el siglo XVIII.

Este proceso fue el preámbulo para el inicio de la creación de nuevas colonias en años posteriores y el traslado de unas 1600 familias del Pacífico y Occidente por medio de un gigantesco e impresionante operativo gubernamental realizado entre el 14 de febrero y el 30 de abril de 1973, que contó además con el apoyo del pull de la Guardia Nacional, que lo conformaba un módulo completo de vehículos militares puestos a la orden y disposición del Instituto Agrario de Nicaragua, “IAN”, para concretar aquel objetivo cuyos fines, además de proveer de tierras al campesino, escondían intereses económicos oscuros de la clase política y económica de Nicaragua.

Nueva Guinea RAAS.

edbadu62@ yahoo.es