Carlos Andrés Pastrán Morales
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como lo dice el título, esta es solo una opinión personal, así como muchas de las que andan rondando por las redes sociales cada cinco minutos, ahora que Nicaragua se encuentra inmersa en una polémica trágica.

Primeramente, el incendió ocurrido en Indio-Maíz ha sido un problema donde hay muchos factores causantes de este fenómeno antropogénico. Las personas campesinas que no saben bien cuáles son los daños que estos pueden causar al quemar basura. La falta de un probable mayor control sobre los colonos que entran y saquean ilegalmente la reserva, debe hacer más para evitarlo. El control y seguridad en la zona debe reforzarse no permitiendo el acceso de cualquier individuo con malas intenciones.

La falta de apelación y justicia ante la infracción de leyes ambientales es una de las principales consecuencias de la deforestación y de este incendio ocurrido en todos estos días. Ejemplos de estos hay en todos lados. Violamos las regulaciones, las leyes, cortamos árboles sin permiso; lanzamos basura donde no debemos; quemamos los bosques y no queremos ninguna regulación, mucho menos multas. 

Las multas, que no son aplicadas por botar basura en la calle, o bien, la falta de ley para aquellos individuos que se dedican a perjudicar el ambiente y la fauna del país, como los que venden carne de tortuga, los que venden caparazones y venden sus huevos, o también los que venden animales salvajes en las carreteras fuera de la capital.

Nos falta tolerancia. Tolerar las opiniones de los demás y las decisiones de expresarse en las calles, respetando cada uno el derecho del otro sin llegar a insultos, agresiones o promoviendo desinformación para crear un estado de pánico e incertidumbre en la población, que en nada ayuda a resolver el incendio, mucho menos a solucionar los graves problemas ambientales que tenemos. 

Preocupa que la gran mayoría de la gente, sobre todo jóvenes, se muestran siempre indiferentes sobre la alerta que nos dio este incendio, que debiésemos aprovechar para crear conciencia sobre cuidar el medioambiente, que nosotros mismos lo estamos destruyendo. Vemos conformismo. Hay enormes discusiones en las redes porque ahora todos somos expertos en medioambiente y grandes discusiones por los partidos de futbol, pero de ahí no avanzamos en asumir nuestra propia responsabilidad de no seguir lanzando basura a la calle. 

Mientras algunos desperdician horas criticando, haciendo teorías conspirativas sobre quién fue el causante del incendio, acusando a los probables culpables y demostrando enojo y muchas emociones en las calles y en las redes y aprovechando la situación para intereses políticos, todo sigue igual. Necesitamos hablar menos y hacer más. 

Al final el incendio fue controlado y extinguido. Gracias a todos aquellos que aportaron firmemente y vigorosamente para apagar el incendio devastador de la selva tropical, de fauna y flora, porque si este hubiera seguido devorando la reserva, todo seguiría peor que como estaba antes. 

Gracias a los militares, a los comunitarios, a los médicos, a los policías, a los ciudadanos, a los pobladores, a los campesinos, a los pobres, a los países extranjeros que ayudaron, al gobierno, a los ambientalistas y ecologistas, a los organismos defensores del medioambiente, y gracias a todo aporte que fue de ayuda para terminar con el incendio y evitar una catástrofe mayor. 

Ahora, a tomar mayor conciencia para salvarnos todos, salvando el medioambiente del país. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus