•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Eliminar los plásticos ha sido un dolor de cabeza. Su uso va creciendo y creando problemas.

Un grupo internacional de especialistas creó por accidente una enzima mutante que es capaz de reciclar objetos plásticos.

La investigación empezó en 2016, cuando en un vertedero de desechos en Japón fue encontrada una bacteria que evolucionó naturalmente hasta hacerse capaz de comer un tipo de plástico, tereftalatto de polietileno (PET), que habitualmente se usa para producir los envases de bebidas.

Los especialistas manipularon la bacteria tratando de entender cómo era posible que reciclara PET. Y lo que sus experimentos lograron, de manera accidental, fue mejorar las capacidades de esa enzima mutante para desintegrar el plástico.

La nueva enzima solo necesita unos días para empezar a destruir el plástico, mientras que la bacteria encontrada originalmente en Japón no puede hacerlo tan rápido. Ahora se cree que es posible mejorar y acelerar todavía más el proceso de descomposición que realiza. Actualmente las tecnologías modernas permiten modificar enzimas para hacerlas más efectivas.

Según los involucrados en el experimento, este descubrimiento permitirá en un futuro resolver el problema de reciclado del plástico. Un profesor de la Universidad de Portsmouth e investigador, espera que las modificaciones de la enzima permitan reciclar plástico para volverlo a sus componentes originales, y de tal manera reducir la excesiva cantidad de plástico en los vertederos.

Tratemos de aplicarla.