•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Señor presidente, el pueblo de Nicaragua le pide saber ¿quiénes fueron los que planificaron y dirigieron toda esta barbarie? ¿Por qué Gustavo Porras y Roberto López rompieron el diálogo? ¿Quién les dio la orden? ¿Quiénes apretaron  los gatillos que terminaron con la  vida de tantos jóvenes y que tienen a un país al borde de la desobediencia civil?

Esperamos que se conforme una comisión de la verdad, con credibilidad y representatividad, esto no es para una cacería de brujas, es simplemente que se conozca lo que sucedió, castigar a los autores intelectuales y materiales, y corregir de una vez por todas este tipo de situaciones para que no se repitan.

Apartemos a los violentos, la violencia solo genera violencia, ese error de cálculo de algunos asesores lo vamos a pagar caro todos los nicaragüenses; en nuestra economía, turismo y todos los proyectos sociales se verán afectados por esas decisiones prepotentes y apresuradas.

Usted debe terminar su mandato con una Nicaragua en paz, permita de manera pacífica y responsable, que se den los cambios que tanto anhelamos los nicaragüenses.

Paremos esa soberbia, esas bravuconadas y esa arrogancia de algunos de sus funcionarios que ya no tienen ni vergüenza y ostentan una riqueza desmedida y hasta despreciable, que no corresponde con las realidades de este pueblo.

Una buena señal fue cancelar el decreto del INSS, pero es importante que busque en su partido gente con prudencia, inteligencia y moderación para que este diálogo funcione, estoy seguro que los hay.

Todos apostamos al diálogo y creemos en la paz, contribuya a como espero que lo hará y sirva como un buen instrumento para dejar bien sentadas las bases de nuestro país.

¿Por qué cuesta tanto dejar el poder? ¿Por qué tenemos que aferrarnos con pactos, prebendas y todo tipo de artimañas que solo dolor le han traído a nuestro país? Dejen que nosotros los ciudadanos podamos elegir, yo no quiero que voten por mí, yo quiero democracia.

Yo quiero paz con dignidad y quiero un diálogo con resultados.