•  |
  •  |
  • END

La gripe porcina es una enfermedad virulenta respiratoria aguda altamente contagiosa, entre sus síntomas se encuentran fiebre repentina, tos o dolores musculares y puede desencadenar en una severa neumonía ocasionando la muerte. Los funcionarios de salud a nivel mundial están preocupados por la nueva cepa de influenza porcina que podría haber causado la muerte de más de 80 personas en México, con 1.000 personas que aparentemente presentan síntomas similares.

Este virus afecta básicamente a los cerdos y es causado por uno de los varios virus de influenza tipo A que circulan en las piaras de estos animales. Las personas usualmente adquieren la influenza porcina de cerdos que están infectados; sin embargo, la mayoría de casos humanos no tienen antecedentes de contacto con cerdos o con espacios de medioambiente donde haya habido cerdos. La transmisión de persona a persona ha ocurrido en algunos casos pero sólo se produjo en contactos cercanos y grupos compactos de personas.

La influenza de origen porcino no ha mostrado ser transmitida a personas a través del consumo de alimentos que hayan sido adecuadamente manipulados y preparados, como la carne de cerdo y otros derivados del mismo. El virus de la influenza de origen porcino muere fácilmente a temperaturas de cocción de 70°C, lo que es consistente con las guías generales para la preparación de carne de cerdo y otras carnes.

Según expertos en la salud existe una simple forma de protegerse contra la infección: lo primero es lavarse las manos; un modo sorprendentemente efectivo para prevenir todo tipo de enfermedades, incluyendo la gripe ordinaria y la nueva y misteriosa cepa de virus de influenza porcina, segundo es cubrirse al toser o estornudar, otro excelente preventivo, que quizás por sentido común ya sabemos, sin embargo no lo practicamos adecuadamente, tercero los sanitizadores en gel a base de alcohol también funcionan bien para destruir virus y bacterias.

Cualquiera de este tipo de virus puede transmitirse a través de la tos y los estornudos, pero un creciente número de evidencia muestra que pequeñas partículas del virus pueden permanecer en mesas, teléfonos y otras superficies y ser transmitidos mediante los dedos a la boca, nariz u ojos. Según alertas de expertos a nivel mundial poco puede hacerse para evitar que este virus se propague.

El virólogo chino Guan Yi (que ayudó a combatir el SARS y la gripe aviaria) advirtió sobre una posible pandemia de gripe porcina a nivel mundial, la “que no estamos preparados para enfrentar”. La OMS; Organización Mundial de la Salud, dice que estamos frente a una nueva pandemia y/o brote global serio por lo que se clasifica como una “emergencia de salud pública de preocupación internacional”

La enfermedad es considerada endémica en Estados Unidos, América, Europa (incluyendo Reino Unido, Suecia e Italia), África (Kenia) y en partes del este de Asia, incluyendo China y Japón.

Sin embargo, hasta el momento no hay evidencias de algún caso en nuestro país, a pesar de que la medicina mundial dice que estamos frente a una crisis de salud mundial gracias a Dios, no ha sido reportada la enfermedad en Nicaragua.

Este 26 de abril pasado estuvimos en el Plaza de la República en un evento Cristiano de Nación, donde estuvimos orando y ministrando por las necesidades de nuestro país en todos los sentidos; desde espirituales hasta materiales. Allí estuvimos y oramos cubriendo nuestras fronteras para que esta enfermedad no nos deje con más pobreza y dolor.

En muchos países, Dios no reina en sus bocas, ni en sus vidas, ni en sus corazones; no existe Dios en sus cotidianeidad, y dicen que países como los nuestros, “buscamos a Dios porque tenemos preocupación y carencia de muchas cosas”, Bendito Dios de esas necesidades para no olvidarnos de nuestro Creador. Ciertamente dice el salmista, busque a Dios todos los días de mi vida y fui colmado de sus favores y bondades. Dios bendiga nuestra Nación y nos provea de su protección ante inminente amenaza.


*Lic. Ciencias de la Comunicación
Miembro del Ministerio Apostolar Centro Cristiano