René González
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hoy 10 de junio los miembros del grupo de amistad nicaragüense sobre la cuestión Malvinas conmemoramos el Día de las Malvinas, y es que la Asamblea Nacional aprobó el 25 de marzo 2014 la ley que declara el 10 de junio de cada año Día de la Solidaridad de la República de Nicaragua a favor de la República Argentina en el caso de las islas Malvinas.

Enfatizando en su artículo 2 “El Estado de la República de Nicaragua, reconociendo el respeto a la soberanía y libre autodeterminación de los pueblos, los valores cristianos, los ideales socialistas y las prácticas solidarias enfatiza la necesidad de declarar el 10 de junio de cada año Día de la Solidaridad de la República de Nicaragua a favor de la república Argentina en el caso de las islas Malvinas, iniciativa con la que se reafirmará y promoverán los valores y el compromiso a nivel regional, inspirados en los ideales unitarios y solidarios de Bolívar y Sandino”.

Las islas Malvinas y sus archipiélagos circundantes tienen más de 500 años de historia. Toda América Latina y el Caribe y numerosos países de todo el mundo se han declarado solidarios con la “Cuestión Malvinas”.

Esta misma semana, la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se realizó en la ciudad de Washington, adoptó por aclamación una nueva declaración sobre la Cuestión de las Islas Malvinas, en cuyo texto se considera al reclamo argentino como “un tema de interés hemisférico permanente. El texto reafirma “la necesidad de que los gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido reanuden, cuanto antes, las negociaciones sobre la disputa de soberanía, con el objeto de encontrar una solución pacífica a esta prolongada controversia”.

Ante el plenario de Ministros y Delegados, el Canciller argentino Jorge Faurie enfatizó que la OEA conoce los antecedentes tanto históricos como jurídicos que sostienen sus derechos. Reiteró que “el paso del tiempo no ha disminuido en lo más mínimo la validez de nuestro reclamo ni la firmeza de nuestra convicción de que esta prolongada controversia de soberanía debe llegar a su fin y para ello, resulta imprescindible que con espíritu constructivo y positivo, reanudemos las negociaciones”. 

En este contexto, el canciller argentino ha destacado que el presidente Mauricio Macri ha emprendido una nueva fase que incorpora a la relación bilateral con el Reino Unido, además de la defensa de los temas de soberanía, iniciativas como proyectos de cooperación científica y cultural, cooperación en materia antártica, coordinación en el ámbito multilateral, misiones comerciales y empresariales.

“Nuestra región debe seguir siendo una zona de paz y diálogo entre las naciones. Ese es el deseo de la Argentina, compartido por todos los países representados en la OEA. Por ello abogamos por resolver a través del diálogo esta controversia de soberanía irresuelta en nuestro hemisferio americano. Tenemos el compromiso y la responsabilidad de hacerlo de manera pacífica y encontrando una solución definitiva para la Cuestión Malvinas”, ha indicado el Canciller Faurie.