Adolfo Miranda Sáenz
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

CIDH: Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Estuvo presente en Nicaragua recabando información sobre las violaciones de los Derechos Humanos y los actos de violencia de parte de la policía y elementos parapoliciales. Al retirarse físicamente continuaron monitoreando la situación día a día. Presentaron su Informe Final ante la Sesión Especial de la OEA el pasado viernes 21 de junio, y lo harán también ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza, el 29 de este mes, y en la misma semana también en el Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica. El informe revela las violaciones y acciones represivas del Gobierno, así como el incumplimiento de los compromisos contraídos. La CIDH ha procedido a crear dos instrumentos como consecuencia del Informe: el Meseni y el GIEI. 

Meseni (Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua). Se supone llegaría al país hoy martes 26 de junio. Investigará todos los hechos de violencia, represión, muertes, heridos, secuestros, detenciones, vejámenes, humillaciones, amenazas, intimidaciones, de todas las víctimas de la violencia en Nicaragua desde el 18 de abril, así como la destrucción y daños a la propiedad. Realizará monitoreo en tiempo real de los hechos, procesará medidas cautelares y peticiones, apoyará a la Comisión de Verificación y Seguridad que ha creado el diálogo nacional y que tendrá entre sus funciones verificar el cese de toda forma de violencia y amenaza en el territorio nacional, un plan para la remoción de los tranques y favorecer un ambiente de paz y seguridad. 

GIEI (Grupo Internacional de Expertos Independientes).  Estará aquí en la primera semana de julio. Coadyuvará en las investigaciones para tipificar conductas delictivas, identificar responsables y generar un plan de atención integral a las víctimas. El GIEI y el Meseni trabajarán articulados para buscar la justicia y la paz en Nicaragua. 

ACNUDH (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos). Es el máximo funcionario de las Naciones Unidas responsable de los derechos humanos, tiene rango de secretario general adjunto. Actualmente es Zeid Ra’ad Al Hussein (Jordania). Podría nombrar un “relator especial” para examinar la situación de los derechos humanos y presentar un informe al Consejo de derechos humanos de la ONU. Aunque, probablemente, el Alto Comisionado respaldaría el Informe de la CIDH ya presentado ante la OEA, el Parlamento Europeo y la misma ONU, y el trabajo que ya hace, dándole mayor peso, autoridad e influencia mundial.

UE (Unión Europea). Es un organismo supranacional de integración de 28 países de Europa, incluyendo Alemania, Francia, Italia y España.  Una misión especial de la UE en Nicaragua significa la presencia de los 28 países comunitarios. Los informes que las misiones especiales de la UE envíen serán determinantes en la política de la UE como tal, y de cada uno de sus 28 países miembros, hacia Nicaragua, en materia de colaboración, sanciones y diferentes acciones conjuntas o individuales, además de las decisiones que pueda tomar el Parlamento Europeo. La delegación de la UE en Nicaragua testificaría ante Europa (y ante el mundo) las violaciones y la falta de cumplimiento (en su caso) de los compromisos del gobierno contraídos con la OEA, la CID, el Meseni, el GIEI y el diálogo nacional.

Impacto de sus Informes: Sabemos que la Ley Magnitsky no se puede aplicar a jefes de Estado, pero lo que los organismos citados dictaminen será decisivo para que el Congreso de EE. UU. apruebe una ley similar y especial contra Daniel Ortega, familiares y funcionarios, la cual tienen introducida en el proceso legislativo, aunque temporalmente detenida esperando “que cumpla”; e incluye la denegación de visas, la prohibición a las personas afectadas y a sus empresas y socios, de todas las transacciones relacionadas con empresas y bienes de Estados Unidos y el bloqueo de activos y “transacciones internacionales”. En palabras sencillas es un bloqueo económico total que ejecutaría la Administración Trump, a través del Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro. Por sí sola sería devastadora, aunque sus efectos se multiplicarían por las acciones que tomarían también otros países.  

www.adolfomirandasaenz.blogspot.com