•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua: después de una década de guerra que causó entre 20 y 30 mil muertos, y un arduo trabajo de mediación nacional e internacional, ante los testigos Cardenal Miguel Obando y Bravo y Joao Clemente Baena Soares, secretario general de la OEA, los representantes del Gobierno y la resistencia, en Sapoá, firmaron el Acuerdo de Paz del 23 de marzo de 1988, suspendiendo por 60 días las operaciones militares mientras negociaban en detalle la celebración de elecciones anticipadas, amnistía para ambos bandos, libertad de expresión, el regreso de exiliados y otros puntos. Posteriormente se dio el cese total al fuego, el desarme de la contra, su inserción en la sociedad y las elecciones que ganó Violeta Chamorro. El Salvador: el gobierno salvadoreño y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) firmaron en 1991 un acuerdo de paz en México, pactando reformas constitucionales sobre la tenencia de la tierra, los sistemas judicial, militar y electoral, y los derechos humanos. Además, se creó la comisió
n de la verdad para investigar los hechos más graves de violencia que dejaron más de 75 mil muertos.

El FMLN se convirtió en un partido político. Sudáfrica: el gobierno del presidente Frederik Willem de Klerk y el Congreso Nacional Africano, liderado por Nelson Mandela, tras años de negociaciones, firmaron un Acuerdo Nacional de Paz en 1994, para poner fin al Apartheid. Convocaron a elecciones generales y Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente negro de la Nación. Convocó una Asamblea Constituyente y una Comisión para la Verdad y la Reconciliación. Se aprobó la nueva Constitución que ayudó a desarrollar la Sudáfrica del siglo XXI. 

Guatemala: el 29 de diciembre de 1996, en el Palacio Nacional de la Cultura, el Gobierno de Guatemala y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca pusieron fin a una guerra de 36 años, que dejó un saldo de 250 mil víctimas, entre muertos y desaparecidos. Angola: desde 1975 la guerra enfrentó a las fuerzas gubernamentales del Movimiento Popular de Liberación, apoyadas por la ex-URSS, Europa del Este y Cuba, con los rebeldes de la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (Unita), apoyados por Estados Unidos, Sudáfrica, Zaire y otros gobiernos africanos. Tras la muerte del líder de Unita, Jonas Savimbi, en 2002, se decretó un alto al fuego y la conformación de un Gobierno de Unidad Nacional. En abril de ese año, con el Memorando de Luena, la Unita se desmovilizó oficialmente, abandonó la lucha armada y se convirtió en un partido político. Nepal: la guerrilla maoísta y la monarquía de ese país decidieron en noviembre de 2006 poner fin a una guerra de 10 años, que dejó más de 10 mil muertos. Una alianza entre ese movimiento guerrillero y siete partidos políticos acordó con el gobierno realizar unas elecciones supervisadas por la ONU y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente. Nepal dejó de ser una monarquía y se convirtió en una República Federal Democrática. 

Irlanda del Norte: el conflicto norirlandés arrastraba motivaciones religiosas y políticas desde antaño (modernamente principalmente políticas). Los norirlandeses católicos fueron forzados a integrar el Reino Unido anglicano, pero deseaban unirse en una sola nación con la católica República de Irlanda, por lo cual luchaba el Ejército Republicano Irlandés (IRA).  Luego de más de una década de negociaciones, el 10 de abril de 1998, el IRA y el gobierno británico firmaron el acuerdo de Belfast, también conocido como el Pacto del Viernes Santo, formando un Consejo Ministerial británico-irlandés, un Consejo Ministerial Norte-Sur y una Comisión de Derechos Humanos. En 2005, el IRA renunció a la lucha armada y en 2008 se desmanteló oficialmente. Indonesia: la guerra entre el Gobierno y el Grupo Armado de Oposición (GAM) se inició en 1976 y dejó 15 mil muertos. En agosto de 2006, con mediadores internacionales, las partes acordaron un Memorando de Entendimiento para acabar la guerra. Pactaron el desarme y amnistía para el GAM, y su incorporación a la vida política, el cese de la represión del Gobierno, y el establecimiento de una comisión de la verdad y la reconciliación. Colombia: el 24 de noviembre de 2016 se firmó en Bogotá el histórico acuerdo final para la terminación definitiva del conflicto entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El presidente Juan Manuel Santos y el comandante de las FARC, “Timochenko”, rubricaron el fin de la mayor guerrilla en la historia de Latinoamérica. NICARAGUA: 2018…?

www.adolfomirandasaenz.blogspot.com