•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Mediadores y Testigos del Diálogo Nacional son los diez obispos de la Conferencia Episcopal, quienes nombraron una comisión de cinco para desempeñar esta misión. ¿Quiénes son?

Cardenal Leopoldo José Brenes, arzobispo Metropolitano de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal. Como cardenal, es colaborador inmediato del Papa en el gobierno de la Iglesia y elector en caso de sede vacante.

Es teólogo graduado en la Pontificia Universidad Gregoriana y en la Pontificia Universidad Lateranense, en Roma. Fue obispo auxiliar del cardenal Miguel Obando y Bravo y luego obispo de Matagalpa. Trabajó intensamente en el proceso de reconciliación nacional posterior a la guerra civil de la década de los 80, pues el Departamento de Matagalpa fue “el último bastión de la guerra” donde las enconadas pasiones de grupos confrontados lograron ser reconciliadas mediante su difícil mediación y trabajo pastoral.

Como arzobispo y cardenal de la Iglesia se le han confiado, además de las responsabilidades propias de su arquidiócesis, otras de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (Celam), del Secretariado Episcopal de América Central (Sedac), y por el Santo Padre Francisco nombrándolo Miembro de la Pontificia Comisión para América Latina y Miembro del Consejo Pontificio de Justicia y Paz, dos dicasterios del Vaticano.

Preside la Comisión de Mediación y Testigo y el Plenario del Diálogo Nacional. Persona muy bien preparada y con amplia experiencia en cargos de suma importancia, aunque extraordinariamente humilde y sencillo.

Naturalmente conciliador, trata de mantener las puertas abiertas para poder mediar y conciliar con eficacia, tanto en conflictos matrimoniales, familiares o de grupos entre sus fieles, como en conflictos de mayores niveles, siempre privilegiando el diálogo. Durante la crisis actual ha ordenado abrir las iglesias como centros de refugio, atención médica y asistencia humanitaria, y ha intervenido personalmente y mediante sus presbíteros para evitar acciones de violencia, liberar detenidos y socorrer a quienes lo necesitan. Fue agredido por turbas y paramilitares en Diriamba.

Monseñor Silvio José Báez, de la Orden de los Carmelitas y obispo auxiliar de Managua. Experto en Sagradas Escrituras. Estudió en la Pontificia Universidad Lateranense, en la Pontificia Universidad Gregoriana y en el Pontificio Instituto Bíblico en Roma, y en la École biblique et archéologique en Jerusalén.

Fue vicepresidente de la Pontificia Facultad de Teología de los Padres Carmelitas en Roma. Ha publicado valiosas obras sobre temas bíblicos. Tiene facilidad para comunicarse con el público en los medios y redes sociales, lo que ha utilizado para elevar su voz profética contra las injusticias y en defensa del pueblo. Por su intervención en respaldo de los reclamos populares ha sufrido ofensas, calumnias y amenazas. Fue agredido, incluso herido, por turbas y paramilitares en Diriamba.

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa. Estudió en el Istitutum Sacrum Ministerium de la Congregación para el Clero de la Santa Sede en Roma y tiene un máster en Doctrina Social de la Iglesia de la Universidad Pontificia de Salamanca, España. Excelente comunicador, fue director de Radio Católica, secretario de Información y Prensa de la Curia Arzobispal de Managua y secretario de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Fue secretario ejecutivo del Secretariado del Episcopado de América Central (Sedac). En la actual crisis ha salido valientemente a recorrer con el Santísimo Sacramento las calles amenazadas por la violencia y a hacer gestiones en favor de detenidos. Ha recibido amenazas por su recta actuación.

Monseñor Bosco Vivas Robelo, obispo de León. Fue obispo auxiliar del cardenal Miguel Obando y Bravo y su “mano derecha” en la época dura de la hostilidad hacia la Iglesia de parte de la llamada “iglesia popular” y del Gobierno de los 80. Vivió el episcopado en momentos de guerra y luego trabajó por la reconciliación entre hermanos nicaragüenses. Es teólogo bíblico graduado en la Universidad Pontificia Gregoriana, Roma. Fue también Administrador Apostólico de Juigalpa. Es actual vicepresidente de la Conferencia Episcopal y un sabio consejero de gran experiencia.

Monseñor Jorge Solórzano, Obispo de Granada. Fue obispo auxiliar del cardenal Miguel Obando y Bravo y posteriormente obispo de Matagalpa. Después de sus estudios de Filosofía y Teología se graduó en Liturgia en el Pontificio Ateneo de San Anselmo, Roma. Como obispo de Matagalpa realizó más de mil 600 misiones en comunidades rurales, viajando a pie, en mula y vehículo, propagando la fe católica entre los campesinos. Es persona humilde, prudente, calmo, introvertido, pero con preclara inteligencia y un gran sentido del humor que a veces sorprende.

www.adolfomirandasaenz.blogspot.com