• |
  • |
  • END

Cadena de radio y televisión
La decisión del presidente Ortega de encadenar a los medios electrónicos para informar sobre los alcances de la influenza humana, era una necesidad. Los medios cumplen diversas funciones. Sirven como catalizadores de las conciencias, son los mejores dispositivos para movilizar a la ciudadanía, su radio de cobertura alcanza las regiones más remotas del país, son formidables para propiciar la organización ciudadana, constituyen una forma de contacto permanente con la gente, promueven la solidaridad y generan confianza. Momentos límites justifican plenamente el encadenamiento de radioemisoras y televisoras. A eso se debe que las normativas jurídicas sean muy precisas en indicar cuándo y por qué motivo deben ser encadenados los medios.

END abrió el debate

En tiempos de emergencia los medios están más llamados a no abandonar su papel fiscalizador del poder. Matilde Córdoba (END) abrió el debate sobre la utilización de 20 millones de dólares con fondos de los asegurados para la compra de medicamentos. Tanto la Coordinadora Civil como el Movimiento de Unidad Izquierda pidieron al gobierno indicar de dónde saldrá el dinero para pagar la suma aportada por los asegurados. END (Luis Galeano) recordó que las crisis son aprovechadas por algunos funcionarios para lucrarse, valiéndose de la exclusión de procedimientos. Lo que ocurrió en el Mitch y el caso de Byron Jerez sirvieron al periodista Galeano para ilustrar su afirmación.

Los vacíos del virus

Pese al bombardeo de los medios sobre la influenza, un sondeo realizado por END (Tania Sirias) y Esta Semana (Valeria Dávila), ratificó que no es lo mismo ver que comprender. La ciudadanía no está clara sobre cómo se transmite el virus. Los sondeos confirmaron que señalan como causal el consumo de cerdo. Las vivanderas de los Mercados Oriental y Roberto Huembes emprendieron su propia campaña informativa para promover el consumo de cerdos. Los medios internacionales armaron una tremenda alharaca para luego afirmar que el virus no es tan grave. La Organización Mundial de la Salud mantiene la alerta. Sabe que su credibilidad está en juego.

Medios se quejan

Los directores de medios se quejaron una vez más de la alta parcialidad del gobierno en la entrega de información. Durante todos estos días estuvieron llamando al Minsa para informar a la ciudadanía y nunca obtuvieron una respuesta positiva. Por su propia naturaleza, la influenza humana se prestaba para un acercamiento de posiciones entre medios y gobierno. La oportunidad fue desaprovechada. La falta de accesibilidad en que incurrieron los funcionarios de gobierno contradice la iniciativa de encadenar los medios. Lo graves es que malversaron contar con los medios de mayor credibilidad y alcance del país. Los medios con los que mostraron apertura, además de Canal 4, La Primerísima, la 580, fueron los Canales 8 y 12.

Salario mínimo y virus

La coyuntura nacional e internacional se ha convertido en la mejor aliada del sector privado. Fátima Murillo (24 Horas) señaló que los representantes del Cosep han visto la influenza como una variable a su favor en las negociaciones del Salario Mínimo. En Nicaragua cada vez que sucede una tragedia, se convierte en realidad el refrán de que “en rio revuelto ganancia de pescadores”. Pretexto del que se aprovechan los grupos de poder cada vez que acontece una tragedia. Históricamente los medios han develado que ante las crisis los sectores más golpeados son los asalariados. La influenza humana no debe servir de coartada al sector empresarial para negociar ventajosamente a su favor.

No sólo de influenza

Cuando todo el mundo hablaba en Nicaragua sobre la influenza humana, TV Noticias, La Nueva Radio Ya y END optaron por no excluir otros temas en su agenda temática. La periodista Sheyla Cano continuó informando sobre asuntos relevantes discutidos en el parlamento. Radio Ya fue el colmo. Dedicó más espacio a propagandizar la celebración del 30 Aniversario de la revolución que a informar sobre el virus. END no descuidó en primera plana el tema del Nemagon, el tráfico de personas, los supuestos grupos armados y el desempleo originado por el cierre de empresas en las Zonas Francas. Además de informar sobre lo más trascendental de la epidemia, los medios no deben obviar otros acontecimientos que gravitan fuertemente sobre la vida nacional. El martes cinco de mayo todos los medios redefinieron su agenda sin descuidar el tema del virus.

Canal 8, el más completo

El periodismo ciudadano y alternativo adquirió un gran valor en distintos municipios, informando sobre la influenza humana. Los corresponsales se encargaron de contar lo que acontecía en sus localidades. Igual hizo la radio y la televisión. Martha Irene Sánchez (TV Noticias) tomó el pulso de los ciudadanos y autoridades de gobierno de Matagalpa ante la posible manifestación del virus. Igual actitud asumió Jim Calero en Sabemos lo que decimos (Radio La Primerísima). Grethel de la Llana y Vladimir Vásquez (Canal 8), realizaron los trabajos más completos a nivel internacional. Uno de los grandes desafíos de los corresponsales es informar siempre acerca de los acontecimientos más relevantes, para acabar de una vez con el fenómeno del “managuacentrismo”.

Es la economía

END incluyó en sus páginas interiores dos informaciones de suma relevancia para los lectores. Se trata de los despachos noticiosos Virus de fácil difusión y baja mortalidad (Alicia Rivera/ El País) y Cifras de muertos bajaron de pronto (Diario Los Andes/Perú) donde analizan que debido a la crisis económica en México sumada a la crisis internacional, las autoridades del país azteca y EU han tratado de minimizar la “fiebre sicológica”, provocada por los medios al señalar cifras alarmantes sobre posibles portadores del virus. Si los medios descuidan su labor de orientar a la ciudanía, acerca de lo más importante que acontece en el mundo, ¿quiénes entonces asumirán este papel en la sociedad?
Periodistas no deben repetirse
Periodistas y medios deben de recordar que la televisión exige creatividad. Desde que Elean Jarquín (Acción 10) mostró un matadero y una crianza de cerdos en Tipitapa para ilustrar que la epidemia se originaba en estos criaderos, al día siguiente Abel Calero (Noticias 12) presentó un trabajo similar haciendo el mismo enfoque periodístico. Cuando un reportaje deja claro el mensaje, el segundo resulta repetitivo y no añade nada nuevo a los televidentes. Las audiencias siempre esperan algo diferente de los medios, que contribuya a la toma de conciencia sobre la dimensión de la crisis. La televisión nicaragüense está plagada de reiteraciones que la hacen girar sobre el mismo eje.

Director Observatorio de Medios-CINCO
observatoriodemedios@cinco.org.ni