•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una delegación  especial del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) está de visita Nicaragua (los días 27 a 29 del presente mes) con los propósitos de expresar los saludos del CMI al Gobierno de la República, a las Iglesias evangélicas, a la conferencia episcopal, y a diversos sectores de la sociedad civil, así como manifestar su voluntad de acompañamiento pastoral y cooperación al proceso del diálogo nacional en los esfuerzos y búsqueda de la reconciliación y la paz integral.

La delegación de cuatro distinguidos miembros está presidida por el reverendo Douglas Leonard, pastor de la Iglesia Reformada de los Estados Unidos y director  de la oficina ecuménica del CMI en Naciones Unidas, el reverendo Jim Hogdson, pastor de la Iglesia Unida de Canadá, el reverendo Sean Hawkey, director de comunicaciones del CMI, y el doctor Humberto Shikiya, representante de la Iglesia evangélica metodista de Argentina.

El Consejo Mundial de Iglesias (CMI), como parte de su mandato, ha contribuido y acompañado los procesos de paz de Medio Oriente, países de Africa y Colombia, así como las iniciativas y los esfuerzos de protección y asistencia humanitaria de refugiados en diversas regiones del mundo, a causa de la violencia estructural, social y pobreza extrema. Históricamente el CMI ha concentrado sus esfuerzos en la lucha contra el racismo, la coexistencia pacífica, la diaconía profética, los derechos humanos, la defensa pacífica de los oprimidos y explotados, por un sistema socioeconómico inclusivo y los cuidados e integridad de la creación.

Tal como afirma en su constitución, “el Consejo Mundial de Iglesias es una comunidad de iglesias que confiesan al Señor Jesucristo, como Dios y Salvador, según el testimonio de las Escrituras, y procuran responder juntas a su vocación común, para gloria del Dios único, Padre, Hijo y Espíritu Santo. 

El CMI es una comunidad de iglesias en camino hacia la unidad visible en una sola fe y una sola comunión eucarística, expresada en el culto y la vida común en Cristo. Trata de avanzar hacia esa unidad, que Jesús imploró por sus discípulos, “para que el mundo crea”. (Jn. 17:21).

Asamblea General del CMI cuenta con 350 iglesias miembros de más de 110 países y territorios de todo el mundo, que representan más de 560 millones de cristianos, incluidas Iglesias ortodoxas,  Iglesias anglicanas, bautistas, luteranas, metodistas y reformadas, así como  iglesias unidas e independientes.

Actualmente, el CMI centra su labor en tres áreas programáticas: Unidad, misión y relaciones ecuménicas, testimonio público y diaconía y formación ecuménica. Todos los programas tienen la responsabilidad compartida de reforzar los vínculos entre las iglesias miembros y los asociados ecuménicos, la vida espiritual, la participación de los jóvenes, el diálogo y la cooperación interreligiosos y la construcción de una comunidad justa de hombres y mujeres.

El Comité Central del CMI de 120 miembros es electo por la asamblea, como principal órgano rector hasta la siguiente asamblea, la cual se celebra cada 7 años.  El actual secretario general del CMI es el reverendo Dr. Olav Fikse Tveit, teólogo-pastor de la Iglesia de Noruega.

El papa Francisco visitó Ginebra recientemente en ocasión del 70 aniversario del CMI, lo cual fue una significativa oportunidad de celebrar juntos, orar por la unidad de las Iglesias, por la justicia y la paz en todas las naciones. El papa Francisco vino así mismo en visita pastoral a Suecia con motivo de la celebración del V Centenario del reformador y teólogo Martin Lutero. Pablo VI visitó Ginebra en 1968 y Juan Pablo II lo hizo en 1984, lo cual ha marcado la colaboración entre la Iglesia católica y el Consejo Mundial de Iglesias. 

El Consejo Mundial de Iglesias contribuyó a los programas de la Cruzada Nacional de Alfabetización y su seguimiento, así como a las jornadas populares en salud y proyectos de desarrollo rural integrado, impulsados por el gobierno de la Revolución Popular Sandinista en la década de los 80. Desde entonces, el CMI contribuye a proyectos de educación de sus iglesias miembros: La Iglesias morava de Nicaragua y la Convención de Iglesias bautistas. Esta cooperación se ha extendió a proyectos de desarrollo, educación  y de pastoral del Consejo de Iglesias CEPAD, del Centro InterEclesial de Estudios Teológicos y Sociales CIEETS, el Centro Ecuménico Antonio Valdivieso y la Universidad Evangélica Nicaragüense Martin Luther King Jr.

Oramos, porque la presencia y acompañamiento de la delegación del CMI que nos visita en estos días, contribuya a animar la continuidad del diálogo nacional como ruta especial para consensuar acuerdos para la construcción de la paz y soluciones concretas al servicio del futuro de Nicaragua, así como motivar la unidad de las iglesias para un testimonio profético, la práctica del amor fraternal y el servicio común a la sociedad nicaragüense.

*Rector de la Universidad Evangélica Nicaragüense 

Martin Lutrher King,Jr.