• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La cultura de diálogo logra imperar en una sociedad donde el servicio a la fraternidad universal sea lo primordial y prive sobre cualquier otro interés. Esto es:

1. Una sociedad donde se respete la igual dignidad de cada persona humana y, entonces, donde no hayan dominados ni dominadores.

2. Una sociedad donde se respeten las libertades fundamentales de todo ser humano y, entonces, donde no hayan sometidos ni sometedores.

3. Una sociedad donde se respete la justicia y equidad social y, entonces, donde no hayan excluidos ni excluyentes.

4. Una sociedad donde se trabaje por el bien común y, entonces, donde no hayan brechas insoportables entre mayorías que casi no tienen nada y minorías que casi lo tengan todo.

5. Una sociedad donde se respete la vida en todas sus etapas y formas y, entonces, donde no hayan ni aniquilados ni aniquiladores.

6. Una sociedad donde se respete al otro con sus diferencias e idiosincrasia y, entonces, donde no hayan marginados ni marginadores.

7. Una sociedad donde nos reconozcamos todos, hijos de una misma patria y, entonces, donde no hayan descartados ni descartantes.

8. Una sociedad donde no nos tengamos miedo y, entonces, donde no haya ni amenazados ni amenazadores.

9. Una sociedad donde lo primero sea nuestra historia y, entonces, donde no hayan vencidos ni vencedores.

10. Una sociedad donde se promueva el desarrollo integral del ser humano y, entonces, donde no hayan ni últimos ni primeros.

* Obispo de Matagalpa

Domingo, 23 de septiembre 2018
Día de San Pío de Pietrelcina