•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Qué alternativas tienen los capitalinos ante la actual crisis? Cuatro de cada diez se inclina por migrar a otro país. Es doloroso salir a buscar vida a otro país porque en el tuyo, un grupo de políticos corruptos y adictos al poder no te permiten vivir por lo que te esfuerzas y a como lo mereces. 

Este creciente deseo por migrar es parte de los resultados que revela una encuesta realizada desde el blog MGA2.0 entre un total de 478 ciudadanos de siete distritos de la ciudad de Managua, para descubrir cómo han sido impactados por esta crisis sociopolítica y cuáles creen que son las posibles salidas.

La encuesta la realicé entre el 28 de agosto y 14 de septiembre de este año usando la plataforma SurveyMonkey. 

Dos de cada diez personas encuestadas señalan que buscar un empleo temporal es una solución a sus problemas. Una misma cantidad de capitalinos indica que desea poner un negocio en su casa y buscar apoyo en su familia.

Esto nos indica, que son soluciones para sobrevivir, y que el empleo informal y precario se extiende a paso firme, y serán más los nicaragüenses que crucen la nefasta línea de la pobreza. 

Un 34.12% de los encuestados declaró que durante los últimos cinco meses algún miembro de su familia tuvo menos de tres comidas diarias porque no había suficiente alimento. Ese preocupante que haya un 12% más de personas que no puede asegurar una nutrición adecuada. En 2017 se hizo esa misma pregunta en otra encuesta sobre la “satisfacción de los Managua con la ciudad”, y en ese entonces la respuesta fue de un 22% de la población.

Es urgente encontrar una solución política a esta crisis para evitar que se agraven los problemas sociales de los capitalinos. Lo que atestiguamos hoy, y que veremos en los próximos años, es un deterioro del tejido social por la migración, el limitado ingreso familiar y problemas de salud asociados a la mala nutrición.

A veces pienso que estamos ante una “profecía autocumplida”. Ocho de cada diez ciudadanos de Managua creen que la mayor afectación será en el crecimiento económico si la crisis sociopolítica continúa sin una solución viable en los próximos tres meses. Los Managua sin ser expertos en macroeconomía están dando en el clavo. 

Los expertos prevén una recesión económica, que sin solución para 2019 nos pondría al filo de una depresión de la economía.  ¿Y saben qué? No solo es la economía la que se puede deprimir.

Siete de cada diez ciudadanos indica que, si para el fin del año no hay una solución, la salud física y mental de los nicaragüenses también será seriamente afectada. Imaginen el estrés y la ansiedad social generada cuando esta misma cantidad de capitalinos cree que no se crearán nuevos empleos y que quienes disponen de uno temen perderlo en cualquier momento.  

Eso mismo sentimos cuando al terminar el mes nos damos cuenta de que nuestros ingresos no son los mismos. Cuando vas a la pulpería, al mercado, al supermercado, a la tienda, a la farmacia y te das cuenta que forzadamente debes comprar menos o dejar de comprar, porque los ingresos ahora ya no alcanzan.

Si los economistas advierten de una depresión económica para 2019, pienso que una depresión social y emocional, alimentada por la falta de confianza en el futuro cercano será más dañina aún.

Vivimos en una espiral de incertidumbre y temor. Cuatro de cada diez capitalinos considera que en 2019 la situación será “igual” o “peor” de lo que hoy vivimos. Y otros cuatro capitalinos de cada diez no visualizan un mejor país a corto plazo. 

 Los ciudadanos y los empresarios perdimos la confianza en el poder político. Confiar en el grupo de personas que conducen el destino del país es clave para tener seguridad y reducir las incertidumbres que generan las dinámicas sociales y económicas. Solo dos de cada diez señala que la situación estará mejor en 2019. 

La encuesta nos refleja que tenemos una visión muy turbia de nuestro futuro cercano. La solución más pensada es migrar a otro país. Y con eso Nicaragua perderá poco a poco a sus mejores hijas e hijos.

La otra solución para los que nos quedamos es sobrevivir, dar lo mejor de nosotros por nuestras familias y por nuestro país. Sabiendo que, si yo cambio, si tú cambias, si todos cambiamos, entonces cambiará Nicaragua.

* El autor es abogado y creador del blog MGA2.0, en www.juanmanuelsanchez.net