•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todos los años el mundo se paraliza para poder atender a las reuniones de COP y compartir conocimiento y experiencias en los esfuerzos de mitigación y adaptación al cambio climático. Pero, ¿qué es COP? y ¿por qué es tan importante? COP es la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés). Este año se celebra la COP número 24 en Katowice, Polonia del 3 al 14 de diciembre. La COP, que es el instrumento de cooperación internacional más importante para hacer frente al cambio climático es donde se toman las decisiones de la Convención. Las partes discutirán el plan de implementación del Acuerdo de París para lograr parar el calentamiento global en 1.5°C para 2050.

Y ¿por qué en Polonia? Todos los años la COP se celebra en países diferentes. Este año Polonia tendrá la oportunidad de mostrar los avances alcanzados en reducción de emisiones. Es muy diciente que Polonia haya presidido cuatro veces sobre las negociaciones de la convención del clima y que sea el anfitrión de COP por tercera vez. Este país redujo sus emisiones de CO2 en 32% sobrepasando por mucho el requerimiento de 6% impuesto por el Protocolo de Kioto mientras presentaba un crecimiento económico constante durante este mismo periodo.

COP24 es una reunión histórica para que los representantes de gobiernos aseguren que el Acuerdo de París sea cumplido a cabalidad, y que las metas y objetivos presentados en este sean alcanzados por todos. Si todas las partes no trabajan juntas no se logrará mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1.5°C ni el objetivo de adaptación al cambio climático será alcanzado. COP24 es la oportunidad para que los países se comprometan una vez más, frente a los ojos del mundo, a cumplir sus metas y apoyar a los demás a lograr sus objetivos.

En el BID entendemos que América Latina y Caribe es especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático y que sus economías se ven gravemente amenazadas por daños a la infraestructura, cambios en los ciclos de siembra y cosecha y por las pérdidas humanas que los desastres relacionados con el cambio climático puedan ocasionar. Por eso, en 2016 establecimos la meta de aumentar nuestra financiación para el cambio climático en un 30% para finales de 2020. Solo entre 2017 y 2018 alcanzamos el 27%.

También presentamos el Marco de Infraestructura Sostenible con el que esperamos apoyar a nuestros países miembros para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y el Acuerdo de París. Además, junto con el Reino Unido, creamos el programa de Infraestructura Sostenible que apoya a los Gobiernos de Brasil, Colombia, Perú y México a implementar sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDCs). Para esto lanzamos NDC Invest, una plataforma para apoyar la implementación de los NDC que funciona actualmente en 17 países.

En el Caribe también trabajamos todos los días para apoyar a los países a aumentar su resiliencia frente al cambio climático. Por eso estamos trabajando con diferentes países de la región a través de nuestra Plataforma de Islas Sostenibles que promueve el crecimiento económico y las inversiones de capital privado resistentes al clima.

Estamos convencidos de que, si todos trabajamos juntos, los países firmantes del Acuerdo, los bancos multilaterales de desarrollo, los bancos nacionales de desarrollo, las organizaciones de sociedad civil y los ciudadanos, podremos lograr un mundo donde la temperatura no aumente por encima de 1.5°C y donde las generaciones del futuro tengan una oportunidad en el mundo.  Para ello, estamos organizando trece eventos en el marco de la COP, para que Latinoamérica pueda demostrar una vez más su liderazgo en temas de cambio climático. 

Este artículo se publicó en el blog “Hablemos de sostenibilidad y cambio climático” del BID.