•  |
  •  |
  • END

Desde que la Constitución Política de Nicaragua y sus diferentes reformas han establecido y preservado constitucionalmente la Autonomía Municipal, los municipios, con sus autoridades al frente, han defendido dicha autonomía, promoviendo reivindicaciones en defensa y en beneficio del municipio mismo y de sus conciudadanos.

Las municipalidades fueron avanzando paso a paso en el fortalecimiento de su autonomía, enfrentando muchas veces la oposición y manoseo de los gobiernos de turno, las dudas de la Asamblea Nacional, el desconocimiento del tema en algunos partidos políticos, el desconocimiento o apatía de diversos sectores sociales, incluyendo medios de comunicación y, muchas veces, la incomprensión de sus propios conciudadanos.

El esfuerzo por fortalecer la autonomía municipal fue dando poco a poco sus frutos, es así que se avanzó en establecer el marco jurídico municipal, con la aprobación de la Ley de Municipios, la Ley de Régimen Presupuestario, la Ley de Carrera Administrativa Municipal, entre otras.

Una de las reivindicaciones más representativas por la que lucharon las municipalidades fue la aprobación de transferencias justas, demandando que se estableciera un monto de recursos más equitativos del Presupuesto Nacional, acorde con la importancia del municipio en el desarrollo nacional y que significó una jornada de lucha que tuvo su máxima expresión en la marcha que realizaron en el año 2002 más de diez mil personas de los diferentes municipios de Managua, logrando la aprobación de la ley en la siguiente legislatura de la Asamblea Nacional.

Sin embargo, la lucha continuó por lograr un marco jurídico más justo que reivindicara los derechos de la ciudadanía del municipio en leyes que estaban por aprobarse o en proceso de discusión y dictamen en la Asamblea Nacional. Muchos dictámenes o borradores de ley lesionaban la autonomía municipal y los derechos de la ciudadanía del municipio, algunos de ellos derechos ancestrales, por lo que los municipios lucharon por ser incluidos de forma determinante en leyes que atañen a su territorio y a sus recursos naturales.

Fueron muchas las veces que se lesionaron los derechos de los municipios, sobre todo en materia de sus recursos naturales y de uso de sus territorios. Hay cantidad de casos sobre conflictos por explotación de minas, de maderas, por uso de los recursos hídricos, por uso de las costas, por uso del territorio, por concesiones fraudulentas, todo sin autorización y en detrimento del municipio. Muchos de estos casos fueron y siguen siendo escándalo público, que tuvieron cobertura de los medios de comunicación en su momento.

El uso y derecho sobre las costas marítimas y lacustres es una de las reivindicaciones más antigua de las municipalidades y de sus autoridades, tiene años de estarse discutiendo y ha sido demanda de los municipios tener potestad legal sobre las mismas, no es nada nuevo ni tiene que ver con resultados electorales ni decisiones antojadizas. Este derecho lo están defendiendo las municipalidades desde mucho antes de las elecciones del año 2008.

El derecho que reivindican las municipalidades tiene que ver también con sus bosques, con sus minas, con sus aguas, con sus volcanes, con sus cerros, con su flora, con su fauna y con todos los recursos que ellos consideran son derecho del municipio y sus habitantes, para beneficio de ellos mismos y de toda la Nación. La reivindicación no nació antojadiza, es una reacción ante la actitud depredadora e irresponsable que ejercieron gobiernos o funcionarios durante muchos años en detrimento del municipio y del país. El Nuevo Diario ha sido testigo de estas luchas por reivindicar la autonomía y derecho municipal, pues las ha apoyado y defendido.

Es antojadizo señalar que el tema de las costas obedece a intereses electorales o partidarios, pues desconoce de un plumazo la lucha de años que han librado, de manera responsable, los municipios y sus autoridades por reivindicar sus derechos y donde han participado alcaldes y concejales de todas las tendencias políticas, de manera individual o a través de la Asociación de Municipios de Nicaragua, Amunic, que los aglutina a todos.


*Ex Directivo Nacional de Amunic