•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Un poeta es intraducible. Si el traductor es otro poeta, hará obra propia” —sostuvo, en tono aforístico, Rubén Darío. Pero nunca llegaría a sospechar que su obra —poesía y cuento sobre todo— sería traducida a veinte idiomas: alemán, árabe, bangla, búlgaro, checo, coreano, croata, danés, estonio, francés, inglés, japonés, latín, magyar, mandarín, miskitu, portugués, rumano, ruso y sueco. Así lo he divulgado en varias ocasiones.

Esta vez me centraré en las versiones de sus textos al ruso comunicando una reciente: la de “D.Q” —el famoso cuento fantástico de Darío sobre la guerra hispano-estadounidense de 1898—, aparecido en 2016, dentro de un homenaje a Cervantes; y recordaré que en Rusia la poesía dariana fue conocida antes de la Revolución de Octubre. La revista Vesi publicó en 1908 el primer artículo sobre ella. 

Cincuenta años más tarde, aparecía en ruso la primera compilación antológica del gran poeta latinoamericano: Poemas (Moscú, Editorial Estatal de Bellas Letras, 1958. 141 p.). Según Vera Nikolaieva, autora de otro artículo, “las traducciones suenan bien en ruso sin perder la fragancia del original” (“Nuestro amor a Rubén Darío con motivo del cincuentenario de su muerte”, Novedades de Moscú, febrero, 1966). El prólogo fue redactado por Fiódor Kelin —profesor de la Universidad de los Pueblos Patricio Lumumba— y su versión española se publicó en Literatura Soviética (Moscú, núm. 3, 1959, pp. 125-129) y en Estudios sobre Rubén Darío (compilación y prólogo de Ernesto Mejía Sánchez. México, Fondo de Cultura Económica, Comunidad Latinoamericana de Escritores, pp. 181-185). “Darío es relevante no solo por la variedad y riqueza de sus formas poéticas, sino por la nobleza y el elevado espíritu humanista de su poesía. Naturalmente, no toda su obra ha resistido la prueba del tiempo” —afirmó Kelin.

Otra traducción al español del prólogo —realizada por los nicaragüenses Julio Briceño y Benjamín Jirón— se publicó en Educación (núm. 5, 39-40, julio-diciembre, 1966, pp. 35-39). Su párrafo final dice: “La poesía de Darío posee una profundidad humana y una fe invencible en la vida y en la esperanza de un futuro feliz en la tierra. Son estos rasgos que otorgan a la creación dariana un carácter permanente y le hacen más armonioso y cercano a nosotros”.

Una segunda antología en ruso, más extensa —319 páginas— apareció en Moscú, 1981. Su título, en español, es Obras selectas y abarca numerosos poemas y cuentos. Entre los primeros se encuentran “Momotombo” y entre los segundos “Morbo et umbra”. Traducido por B. Cronboga, contiene notas explicativas de los textos.

Para entonces, ya se había publicado en la revista América Latina (Moscú, núm. 4, 1979, pp. 176-192) el artículo de Tatiana Vetrova: “La poesía de Rubén Darío y el modernismo hispanoamericano”.

En cuanto a los cuentos darianos, se han traducido al ruso en tres obras. Veintitrés cuentos en Rubén Darío: obra selecta, compilación de V. Stolbov (Moscú, 1981), pp. 149-244: Mis primeros versos, siete de Azul… (El pájaro azul, El fardo, El velo de la reina Mab, El rubí, Palomas blancas y garzas morenas, El sátiro sordo, La muerte de la emperatriz de China), Morbo et umbra, Arte y hielo, Betún y sangre, Historia de un sobretodo, ¿Por qué?, La resurrección de la rosa, Luz de luna, Thanatophobia, Preludio de primavera, El linchamiento de Puck, El nacimiento de la col, En la batalla de las flores, Las razones de Ashavero, El caso de la señorita Amelia y Mi tía Rosa.

Otros seis cuentos en la antología Primer aguacero: Poemas y cuentos de escritores nicaragüenses, compilación Tatiana Shishova; introducción de Pável Grushkó y traducción: Aleksander Kasachkov. Apareció en Moscú, Editorial Izvestiya [Noticias], 1987. 160 p. (Biblioteca de la Revista Literatura Extranjera). Contiene: El humo de la pipa, La miss, Cuento de pascua, La pesadilla de Honorio, La extraña muerte de Fray Pedro y El Dios bueno, pp., 16-46. El título de Primer aguacero corresponde a un poema del poeta nicaragüense Luis Alberto Cabrales (1901-1974). 

Finalmente, cuatro más en Cuentos de magos: antología. San Petersburgo, Editorial Ázbuka (alfabeto), 2002; compilación, notas y prólogo de Víctor Andréev. El prólogo se titula: “Sobre la percepción del cuento hispanoamericano”. Consta de 800 páginas y contiene: El velo de la reina Mab, El sátiro sordo, La extraña muerte de fray Pedro y El nacimiento de la col, pp. 15-27. Su tiraje fue de siete mil ejemplares y tuvo una reimpresión de cuatro mil en 2004.