David Rosas y Rafael Novella
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Sabes cómo comunicarte con tus clientes, con tus jefes y con tus compañeros de trabajo? ¿Llegas puntual a tus citas y siempre entregas tus pedidos en los tiempos acordados? ¿Suelen ser tuyas las ideas que terminan por resolver un problema? Si cuentas con habilidades como las anteriores, estás en una mejor posición que la mayoría de las personas que buscan trabajo.

Porque, al contrario de lo que algunos siguen pensando, las conocidas como habilidades socioemocionales cotizan muy alto en el mercado de trabajo. En Perú, la Encuesta de Habilidades al Trabajo (ENHAT) revela que, para las empresas peruanas, son este tipo de habilidades las más difíciles de encontrar cuando los empleadores intentan cubrir sus vacantes.

Conocer los motivos por los que no se encuentra a candidatos idóneos en los procesos de selección da pistas valiosas para entender la realidad del mercado laboral. En el caso de la ENHAT de Perú, fueron los propios empleadores quienes identificaron estas causas: a la falta de experiencia laboral, un factor que influyó en el 48% de las búsquedas, le siguen la falta de habilidades socioemocionales de los postulantes, por encima de la falta de formación académica y técnica.

Es decir, frente a los postulados tradicionales que ponen el foco en las habilidades técnicas, contamos aquí con un dato revelador: no son las únicas importantes. Así se explica que, como muestra la ENHAT, casi la mitad de las empresas peruanas reporta dificultades para llenar sus vacantes.

El problema de la brecha de habilidades en Perú

Las revelaciones anteriores son síntomas de un problema mayor: la brecha de habilidades de Perú, esto es, el desequilibrio que se produce en el mercado laboral cuando la mano de obra disponible no cuenta con las habilidades que necesitan los empleadores. Así, la ENHAT, una encuesta diseñada e implementada por el BID y el Instituto de Estadística e Informática (INEI) de Perú, llega para aportar información rigurosa sobre un tema del que antes apenas teníamos indicios basados en mediciones cambiantes y poco confiables.

Con los datos en la mano, se allana el camino para la búsqueda de soluciones a un problema que constituye un freno para las empresas peruanas y para la economía del país en su conjunto. Así lo reconoce uno de cada tres empleadores encuestados, para quienes la falta de habilidades en la fuerza laboral ralentiza su crecimiento y productividad.

La ENHAT, que también ofrece información valiosa sobre las empresas peruanas (demuestra, por ejemplo, que su grado de adopción de nuevas tecnologías es aún muy incipiente), nos recuerda la necesidad de invertir en el desarrollo de habilidades de la fuerza laboral.

Esta encuesta, al igual que otras iniciativas, como los consejos sectoriales de competencias, ponen igualmente de relieve la necesidad de seguir avanzando en la construcción de sistemas para la identificación de las necesidades de habilidades presentes y futuras en Perú. Así, los trabajadores podrán conocer mejor qué necesitan mejorar para aumentar sus posibilidades de tener éxito en el mercado de trabajo, y se podrán ofrecer planes formativos para proveer al mercado de trabajadores que cuenten con las habilidades que el sector productivo requiere.

* Este artículo se publicó en el blog 

Factor trabajo del BID.