•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El inglés Thomas Belt (1832-1968) —geólogo, ingeniero de minas, arqueólogo y explorador— es considerado el primer estudioso de la entomología nicaragüense. Nacido en Newcastle el 27 de noviembre de 1832, fue el cuarto hijo de una familia de siete. El botánico John Storey y el anticuario J. Bruce fueron sus profesores. En 1852, con su hermano menor, viajó a Australia atraído por la fiebre del oro. Ocho años después retornaría a Inglaterra convertido en geólogo. Posteriormente dirigió proyectos mineros en Gales y Nueva Escocia. Vivió también en América: Brasil, Estados Unidos, México y Nicaragua.

Belt adquirió celebridad en su tiempo con su obra The Naturalist in Nicaragua (1874), admirada y reconocida por Charles Darwin al comprobar su teoría sobre el rol de la selección natural en la supervivencia de las especies. Las observaciones de Belt sobre animales y plantas del trópico durante su estada de 55 meses en Santo Domingo, Chontales —de 1868 a 1872— constituyeron la mejor narración de historia natural que Darwin leyó en su vida. “En febrero del año siguiente arriba a San Juan del Norte —anota Jaime Íncer Barquero—, remonta durante ocho días el Río San Juan y se extasía con la vista plácida del Cocibolca y del volcán Ometepe irguiéndose entre el lago y el horizonte. Desembarca en Chontales y supera a lomo de mula los farallones andesíticos de Amerrisque, para luego descender hasta Santo Domingo, entonces villa minera de 300 habitantes, perdida en medio de la floresta lluviosa del Atlántico”.

Íncer Barquero tradujo en forma completa The Naturalist in Nicaragua, precedido por varios párrafos que tradujo José Coronel Urtecho en el Cuaderno del Taller San Lucas (núm. 1, octubre, 1942), por tres capítulos (I, II y III) de Pedro J. Cuadra Ch., los cuales aparecieron también en el Cuaderno del Taller San Lucas (núm. 3, 18 de octubre, 1943, pp. 528) y por un fragmento, titulado “Viaje y visita a Granada de Thomas Belt hace cien años”, traducido por Servio A. Gómez en Revista Conservadora del Pensamiento Centroamericano (núm. 105, junio, 1969, pp. 51-58). En uno de sus párrafos narra que llegó a Granada “y después de recorrer anchas calles y una plaza amplia, me hospedé en el hotel de Monsieur Mestayer.

Como la mayoría de las casas, estaba construido al estilo español, alrededor de un ancho patio en el centro del cual había un jardín. La señora Mestayer era muy aficionada a los animales y tenía lapas y loros, una ardilla domesticada, un mono joven carablanca (Cebus Arbitrons) y varios perros mexicanos de pelo largo”. Y continuaba: “Me interesé en mirar al mono y examinar una gran higuera en busca de insectos. Me dijeron que el que estaba en el jardín de Monsieur Mestayer no tocaba los higos del árbol. Y lo creo. El Cebus se alimentaba más de animales que de vegetales, mientras que el mono araña (Ateles) vive de frutas principalmente.”

Cuadra Ch. consideró El naturalista “un libro escrito con verdadero amor de sabio que admiró la riqueza y variedad infinita de nuestra exuberante naturaleza”. Y añadía que no eran muchos los nicaragüenses poseedores de un ejemplar. El existente en mi estudio-biblioteca —una reimpresión de 1928— pertenecía al aún no presidente de la república Juan B. Sacasa, según dedicatoria datada en Washington, D.C., octubre 19 / 1929: “Al señor / Don Carlos A. Bravo / Con mi cordial saludo”. Bravo se lo obsequiaría: “A mi buen amigo / el Dr. Gonzalo Meneses O…” y este al suscrito “con admiración…” 

Las ediciones del libro de Belt han sido cinco: 1. The Naturalist in Nicaragua. A narrative of a residence at the Gold Mines of Chontales. Journey in the Savannahs and forests, with observations on animals and plants in reference to the theory of evolution of living forms (Londong J. Murray, 1874, XXI, 403 p. [3 leaves of plates]. 2. The Naturalist […] (2nd, ed., rev. and corr. London, Edward Mumpus, 1888, XXXII, 403 p. [4 leaves of plates]. 3. The Naturalist […] London & Toronto, J. M. Dent S. Sous; New York, [N.Y], E. P. Dutton & Co. [1911], XXXIV, 306 p., il. (Everyman’s Library, v. 501). 4. The Naturalist […] Introduction by A[nthony] B[elt]. 5. El naturalista en Nicaragua. Traducción, notas e índice: Jaime Íncer; fotografía: Franco Peñalba. Managua, Banco Central de Nicaragua, 1976. XII, 318 p. [64 láminas a color].