•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los proyectos de Asociación Público-Privada (APP) requieren de importantes esfuerzos de planificación y preparación para integrar dentro de un mismo contrato el diseño y construcción de la infraestructura, la adquisición de equipamiento médico y la provisión de servicios. Al trabajarlos de manera integrada, es posible identificar aspectos que pueden mejorar la calidad, eficacia y sostenibilidad de los proyectos de inversión. Estos componentes son aplicables no solo a las APP, sino también a los contratos de tipo tradicional de inversión en salud, donde cada componente se trata de manera separada.

Si estás trabajando en un proyecto de inversión o de APP en salud, te puede interesar conocer cuatro aspectos clave que surgen con base en la experiencia de contratos de APP operativos actualmente en México, Perú, Chile y Brasil. Las lecciones y recomendaciones que arrojan son aplicables a todo tipo de inversiones en salud.

¿Qué riesgos sociales retiene el Estado en proyectos de Asociaciones Público-Privadas de salud y cómo gestionarlos?

Tradicionalmente, los análisis de los riesgos de las APP se centran en aspectos técnicos y financieros transferidos al concesionario y en algunos riesgos críticos de responsabilidad del Estado, como es la disponibilidad de terreno. Sin embargo, el Estado puede retener un conjunto de riesgos que amenazan el desempeño global del proyecto, entre los cuales destacan los siguientes: (i) la aceptación de las distintas audiencias relevantes (comunidad, funcionarios, políticos, etc.); (ii) la resistencia al cambio por parte de los funcionarios del establecimiento de salud y (iii) la falta de preparación para la puesta en marcha de los nuevos servicios. Estos riesgos pueden ser mitigados con un conjunto de intervenciones que deben ser consideradas desde la misma fase de planificación hasta la operación del proyecto. La falta de planificación para mitigar estos riesgos puede causar que el proyecto no genere el valor por dinero esperado. Descarga esta publicación para conocer más.
¿Cómo garantizar el servicio de equipamiento médico? Un aporte de las asociaciones público-privadas de salud

Uno de los mayores problemas de los hospitales públicos para conseguir una operación eficiente y oportuna para los pacientes es la falta de equipamiento médico, lo que limita la capacidad de resolución sanitaria. Para enfrentarlo, muchos contratos de APP han incorporado el servicio de equipamiento médico (SEM). Las características del SEM permiten que este también pueda ser contratado de manera complementaria dentro de un esquema tradicional. Esta nota técnica analiza tópicos importantes del diseño y gestión de un contrato de servicio de equipamiento médico, tales como los indicadores clave de desempeño, la identificación y gestión de los riesgos asociados para un uso eficiente de los recursos y la entrega de servicios de salud de calidad, confiables y seguros para la población.

¿Cómo se están gestionando los servicios no clínicos en las asociaciones público-privadas de salud en América Latina?

Tradicionalmente en las APP de bata gris, el concesionario es responsable de los servicios no clínicos, tales como aseo, vigilancia, alimentación y otros. Por tratarse de contratos de largo plazo, las APP deben incluir mecanismos que permitan compensar el desequilibrio económico y financiero, que puede derivarse del entorno cambiante de la salud, sus regulaciones y normativas, entre otros. En esta nota técnica se analizan los elementos que permiten dinamizar la gestión administrativa, técnica y financiera de los contratos, para mantener el equilibrio, así como asegurar la continuidad operacional del hospital, dado que el contrato de APP, junto con la gestión clínica, constituye un “todo indivisible” para el funcionamiento del hospital.

¿Cómo se están estructurando financieramente las Asociaciones Público-Privadas en salud en América Latina?

En la región se han diseñado y puesto en marcha mecanismos innovadores para estructurar el financiamiento de las APP y que han sido adecuados a las condiciones financieras del mercado local, así como a las regulaciones de cada país. En este documento se revisan las etapas del proceso de estructuración financiera y se analizan similitudes y diferencias entre los países de la región. La revisión de estas experiencias permite analizar y plantear opciones para acotar los riesgos transferidos al concesionario, reducir el costo de financiamiento y generar mayor valor por dinero. 

Este artículo se publicó en el blog 
Gente saludable del BID.