•  |
  •  |
  • END

El 28 de mayo apareció un artículo bastante interesante titulado: “Carta a una nación Cristiana”, de Pedro Cuadra Morales.

El autor hace referencia a un libro que acaba de leer de un tal Sam Harris, cuyo título posteriormente averigüé y es el mismo del artículo.

Dice, en primer lugar, que “los sentimientos religiosos son un rasgo evolutivo que cumplió una función, pero que ahora es nocivo para la humanidad”.

El problema que encontramos en esta afirmación es que no nos dice el autor “qué” función cumplió en el pasado, si buena o mala. O bien, no explica el “por qué” ahora es nocivo para la humanidad.

En segundo lugar, que los países desarrollados como Noruega, Australia, Canadá, Suecia, Suiza, Holanda y Dinamarca, etc., consideran la religión como cosa del pasado por sus avances económicos, no nos da derecho a afirmar esta aserción. Sencillamente porque es una afirmación simplista y unilateral. Estados Unidos es un buen ejemplo: es uno de los países más desarrollados del planeta y, a pesar de todo, sigue siendo “muy religioso”, tal como el autor del artículo lo reconoce.

En tercer lugar, el ateísmo puede llegar a convertirse en toda una filosofía. En la antigua Grecia, los presocráticos como Tales, Anaxímenes, Heráclito, Demócrito y Leucipo fueron sus más típicos representantes. Y en la época moderna son legión los que siguen esta tendencia: Marx, Engels, Smith, Santayana, Dewey, Russel, etc.

Me llamó poderosamente la atención esta afirmación: … “no creer algo sin pruebas”, como si las pruebas fueran razones para seguir creyendo. Esto, por supuesto, es un gran contrasentido: en el momento en que alguien me da “pruebas” de algo que antes creía, ya no necesito “creer”, puesto que esto ya se ha convertido en una “evidencia” a nivel de la experimentación, sea del sentido común o científica.

En cuarto lugar, me da la impresión de que el autor desconoce la cultura Griega y Latina. Ambas estaban saturadas de un ambiente religioso de tipo mitológico. A estos ambientes se debe tanto el nacimiento de la filosofía, la ética y la moral. Sócrates, según Boutroux, es considerado el fundador de la Ciencia Moral o Ética. Y todos conocemos el profundo credo que él tenía antes de morir: que iría a reunirse con los dioses y héroes del pasado en la otra vida.

Y en quinto lugar, voy a tratar de dar una respuesta breve y sucinta a los 14 puntos que expone en su artículo:
1.- Es verdad que el creyente o los creyentes están convencidos de poseer la verdad. En la historia ha habido luchas, pero no todas necesariamente han sido “encarnizadas”. Ver la religión como única causante de las guerras es una exageración de corte absolutista.


2.- Dios no es solo la fuente de la bondad pura, sino que es la Bondad misma. Todas esas luchas se deben más a las formas equívocas y erróneas de interpretar su voluntad y designios;

3.- Los errores de la Biblia en realidad no son errores, son limitaciones de quienes la escribieron. Dios concede la libertad a los humanos para seguir desarrollando el conocimiento en otras esferas de la ciencia.


4.- El sufrimiento y el dolor fueron introducidos por el pecado del Hombre. Nuestro redentor nos enseñó a usarlo para crecer más en gracia y amistad con él.


Sin embargo, tenemos que confesar que el dolor y sufrimiento para el no-creyente no tienen sentido y rayan en el absurdo, exclamando con convicción: ¡Dios no existe!

5.- Sinceramente no comprendí este punto. Sólo puedo decir lo siguiente: En 1990 el New York Times consideró a San Francisco de Asís como el “Hombre del Milenio” ¿Por qué? ¿Quizás por que siguió al pie de la letras el evangelio o por su vida ejemplar y sus hechos? Lo de la Inquisición es cierto, pero hay que entenderlo desde una perspectiva histórica: tanto el poder temporal como el de la Iglesia Católica estaban en esa época casi fusionados. Sus intereses eran comunes, lo que hizo a la Iglesia utilizar esos medios para defender los intereses de la “Cristiandad”, que era más que el interés de una sola institución.


6.- Es cierto. Basta con leer a Confucio, y a Buda, por ejemplo, para darse cuenta de ello, más bien este argumento está a favor de la veracidad y autenticidad de la Biblia. En otras palabras, si ya habían verdades dichas por otras religiones antes de la existencia de la Biblia, las mismas escrituras quedan como corroboradas por el sentir y el deseo de los pueblos.


7.- Los diez mandamientos son prescripciones dadas por Dios a su pueblo escogido, Israel. Todos ellos están acordes a la ley natural. Yo digo que son necesarios puesto que están mandados por el Creador de la misma naturaleza. En otras palabras, están revestidos de la autoridad divina;

8.- Yo creo que es la moral de la realidad (?) la que quiere divorciarse de la religión. La Iglesia Católica prescribe negativa y dogmáticamente el uso del condón por considerarlo “anti-natural”. Así lo enseña no porque no sepa que su uso podría prevenir más el SIDA, sino porque considera la opción de la “abstinencia” como el camino más viable para prevenirlo.


9.- La fe de los creyentes se basa fundamentalmente en los “contenidos” de sus creencias, que la Iglesia Católica llama “dogmas”. En el Vaticano no se reúnen para discutir si va o no acorde a la fe la existencia del Limbo. Aquí la prueba de la evidencia no da lugar. Eso pertenece al ámbito de la ciencia experimental;

10.- La creación del alma por Dios en el momento de la concepción fue ampliamente enseñada por el gran San Agustín en el siglo IV de nuestra era.


Si el embrión se divide, Dios, a su vez creará en el acto la otra alma gemela. La última parte de este punto no pude comprenderla bien.


11 y 12.- Los fundamentalismos que en la generalidad son formas de fanatismos no sólo se encuentran o han encontrado en las religiones cristianas, sino también en otras creencias, así como en la política y en miles de forma de racismo. En otras palabras, el fanatismo no es una exclusividad del cristianismo, tal como nos lo quiere referir el autor.


13.- La religión Cristiana lo ha demostrado a través de la historia, también ha producido “civilizaciones”, como en la época Carolingia y en la Alta Edad Media. Demás está decir del gobierno que los jesuitas formaron con los guaraníes en el Paraguay y en el siglo XVII y XVIII (1609-1768).


14.- Finalmente, quiero traer a colación una frase del filósofo americano William James:

“Una creencia es verdadera en la medida en que la práctica demuestra su eficacia”. Si los creyentes experimentan paz, alegría, sensación de bienestar, etc., es porque algo o alguien se los produce. Las otras religiones como el mencionado “Krishna” pueden también producirlas. Que unos se lo atribuyan a Dios y que los otros a ellos mismos, eso es ya tema para otro artículo.