•  |
  •  |
  • END

Ideuca

“La Educación encierra un Tesoro” es el título que la Comisión Internacional dio a su estudio sobre la educación del siglo XXI que le fue encomendado por la Unesco. Al título cabe perfectamente el adjetivo “inagotable”. La educación siempre tiene algo que decir y algo a lo que responder, mientras el ser humano sea el origen y fin de ella y la humanidad continúe su permanente evolución. Ese decir y responder ha estado, está y estará referido directamente a la calidad, cualidad que se va construyendo en toda época, en todos los contextos y en todo sistema educativo.

Nuestro Ministerio de Educación, Mined, ha puesto en marcha una estrategia combinada de teoría y práctica apuntando directamente a mejorar la calidad de nuestra educación. Esta estrategia de abordar la calidad reúne una serie de criterios que en su originalidad coinciden con otras experiencias de países de América Latina.

He aquí los criterios.

1- El carácter endógeno y nacional, de modo que sean los propios países los que decidan sobre las formas de aplicar las estrategias de conformidad con las necesidades, especificidades y prioridades definidas en su respectiva política educativa.

2- La globalidad. Las estrategias conforman un conjunto perfectamente articulado e interrelacionado, con cuya acción se irá construyendo la calidad total de la educación.

3- La transición. En todos los países se están desarrollando profundos procesos de transformación en los sistemas educativos y en los principales componentes de los mismos. En este proceso de cambio innovador, de transición hacia lo nuevo y mejor, estas estrategias conforman una importante brújula que indicará el camino que se debe seguir.

4- La multidimensionalidad de la construcción de la calidad. Construir la calidad de la educación conlleva necesariamente actuar sobre todos los elementos que deben mover las distintas estrategias conducentes a construir la calidad. La amplitud y diversidad de elementos exigen el dominio completo de las distintas dimensiones que abarca la calidad de la educación.

5- La concertación. Las estrategias requieren la creación de espacios para generar consensos firmes y duraderos entre los diversos protagonistas sociales, frente a las tareas fundamentales para comprender, aceptar y garantizar la construcción progresiva de la calidad de la educación en las diferentes etapas e instancias del proceso educativo.

6- La participación. Es fundamental e indispensable para dar preponderancia a los protagonistas, instituciones y organismos tanto del Estado como de la Sociedad Civil, comprometidos y responsables para aplicar las estrategias necesarias en la construcción de la calidad educativa.

7- La responsabilidad compartida del Estado y de la Sociedad Civil. Ambos representan el binomio clave para el éxito de una tarea de especial trascendencia para la formación y el desarrollo cualitativo del potencial humano de cada país.

8- La democratización de las estrategias. El éxito en la construcción de la calidad de la educación depende, en gran medida, del compromiso de los protagonistas educativos, en la medida en que tengan acceso a la información, a la toma de decisiones y a la ejecución de las diversas estrategias.

9- La intersectorialidad. La construcción de la calidad de la educación por la naturaleza de la misma, la relación de la calidad de la educación con el desarrollo humano, la vida ciudadana y el desarrollo económico-social de cada país, no se reduce al trabajo de un solo sector. La construcción de la calidad de la educación demanda una responsabilidad compartida con enfoque intersectorial.

10- El aprendizaje. Todo proceso de construcción de la calidad de la educación mediante la aplicación de un conjunto de estrategias, constituye un auténtico aprendizaje para todos, por cuanto, en dicho proceso, se desarrollan como parte de la construcción de la calidad, nuevas metodologías, nuevas actitudes, nuevos conocimientos y nuevos valores. Colaborar en construir la calidad de la educación se convierte en un aprendizaje compartido de calidad.

11- Creación e innovación. La construcción de la calidad de la educación y las estrategias requeridas para ella, constituyen un ejercicio permanente de creación e innovación. La calidad se construye. Aun cuando existen marcos de referencia y algunos parámetros que acompañan su construcción, ésta se va elaborando por aproximaciones sucesivas; la obra de la calidad no se termina, como no termina la evolución, el necesario bienestar y desarrollo de los pueblos.

12- La focalización en las poblaciones y centros educativos más necesitados y en circunstancias y con medios menos favorables para construir la calidad de la educación. Los sectores pobres están siempre más alejados de la calidad de la educación por cuanto también, lo están de la equidad.