• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

“Los que salimos del campo somos capaces de ir adelante sin dejar a un lado lo que somos”.

Esta frase que pronunció el joven Néstor González al regresar a Nicaragua este jueves, luego de ganar una medalla de plata en las competencias Iberoamericanas de matemáticas en México, y que recoge El Nuevo Diario, habla por sí sola.

Refleja cómo el esfuerzo de nuestros jóvenes, maestros, universidades y la cooperación entre Gobierno y sector privado ayuda a que florezca aún más su talento.

Me refiero a los programas que el Gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Educación y la Fundación UNO, una organización privada sin fines de lucro, y la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) han estado promoviendo conjuntamente desde hace tiempo para mejorar el conocimiento de nuestra juventud en matemáticas, lo que es esencial en estos tiempos para promover el empleo, mejorar la productividad del país y reducir la pobreza.

Uno de estos programas es el “portal de matemáticas”, cuyo objetivo es mejorar, con clases de refuerzo, el conocimiento de nuestra juventud en matemáticas y capacitarlos para que ingresen a las universidades nacionales y extranjeras. Otro es “jóvenes talentos” que, además de mejorar el conocimiento de los jóvenes en matemáticas, química y física, los prepara para competir en pruebas de matemáticas a nivel latinoamericano y mundial. Ambos programas cuentan también con el apoyo de la Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN) y de la Universidad Nacional Agraria (UNA).

Los programas han sido muy exitosos. En el año 2017, en el portal de matemáticas participaron 3,949 estudiantes de quinto año de bachillerato de Managua, Rivas, Masaya y León, con niveles de aceptación en la UNI y la UNAN de entre 40 y 44 por ciento.

Jóvenes talentos, que selecciona a sus mejores alumnos para participar en competencias internacionales, también ha sido muy exitoso. En 10 años Nicaragua ha pasado de ser el país con los menores resultados de Centroamérica a ser el más alto de la región, y ha saltado a una posición destacada en Iberoamérica. Desde que Nicaragua comenzó a participar en el 2004, los jóvenes que la representan han obtenido una medalla de oro, seis de plata, veintinueve de bronce y cincuenta y una menciones de honor.

Como destaca el reportaje de El Nuevo Diario, en las competencias en Guanajuato, México, esta semana los jóvenes nicaragüenses quedaron en el séptimo lugar entre 23 países. Obtuvieron una medalla de plata; dos de bronce y una mención honorifica. Solo fueron aventajados, por el momento, por Perú, Brasil, México, Argentina, España y Portugal. Digo por el momento, porque estoy seguro de que en la próxima saldrán mejores.

Los éxitos de estos programas deben ser motivo de orgullo para todos los nicaragüenses y motivación para todos los involucrados, estudiantes, maestros, universidades, gobierno y Fundación Uno, para continuar este esfuerzo y gran labor.

*El autor es nicaragüense.