•  |
  •  |
  • END

La Asesoría Técnica entraña en su función ideal el ámbito propio de la multidimensionalidad, puesto que se nutre en el paradigma de la complejidad como la perspectiva que considera la totalidad de los factores influyentes en el hecho educativo, debido a la interacción de muchos actores sociales y de diversos factores técnicos y pedagógicos.

Por otra parte está presente la influencia histórica de la supervisión escolar con su papel estratégico para recoger y atender las necesidades y demandas de apoyo institucional, así como para ofrecer asesoría oportuna y eficaz a las escuelas de su área de influencia. En tal sentido la supervisión ha desarrollado en muchos países una verdadera función de asesoramiento profesional o por lo menos ha construido la base para la asesoría técnico-pedagógica propiamente tal .

Introduciéndonos en la realidad histórica de nuestra educación y en ella la del papel de los asesores técnicos se puede perfectamente concluir.

La presencia de cierto rechazo a la denominada supervisión escolar sin conocerla a fondo e identificándola como vigilancia y presión, por no decir fiscalización, sin haber entendido su verdadero papel en la totalidad del proceso educativo.

Se da una sustitución nominal de la supervisión escolar por la asesoría técnico-pedagógica en la que subyace la carencia casi absoluta de su definición conceptual y el desconocimiento de su ámbito tanto institucional de acción como pedagógico que le acompaña.

Junto a estas imprecisiones e indefiniciones, fácil es de comprender que no ha existido en el sistema educativo nicaragüense una formación explícita para ejercer debidamente el importante papel de los asesores técnicos.

La asesoría técnica no ha funcionado y en la medida que se ha querido aplicar está bastante desacreditada a juzgar por la opinión de muchos directores y maestros sobre todo en las escuelas base donde se está sintiendo que la construcción del nuevo modelo educativo avanza positivamente.

En el contexto de la construcción de un nuevo modelo educativo la asesoría técnica se debe distinguir por el esfuerzo de articular todos sus componentes institucionales, administrativos y pedagógicos.

Por tanto, se impone la necesidad de definir con precisión el papel del asesor técnico a fin de que:
Adquiera y pueda trasmitir a directores y maestros una visión y acción sistémica de los diversos componentes conceptuales y estrategias de su aplicación en el nuevo modelo educativo.

Posea la capacidad, influencia y apoyo para crear conciencia y compromiso en los directores y maestros respecto de su papel y acción como constructores de un nuevo modelo educativo.

En su papel de asesor oriente y ayude desde la práctica a directores y maestros a desarrollar su propia capacitación y sentido de participación en la construcción del nuevo modelo educativo en y desde la escuela base.

Propicie un clima psico-social apropiado para que la interacción maestro, estudiante, comunidad, garantice un proceso enseñanza-aprendizaje de calidad.

Frente a la importancia sustantiva de que nuestro sistema educativo cuente con asesores técnicos con las capacidades propias de una asesoría creativa y constructiva, urge, primero definir con claridad el papel y ámbito tanto institucional como pedagógico del asesor técnico y segundo desarrollar con ellos un sólido y moderno programa de formación.

*Ideuca

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus