•  |
  •  |
  • END

Ya se ha vuelto un procedimiento común de “personas desconocidas” el destruir las mantas que el Rescate del Sandinismo sitúa en las calles de la capital.

Las últimas mantas destruidas a cuchillo unas horas después de colocadas, fueron las que pusimos en ocasión de nuestra celebración del 19 de julio con el Lema: 19 de julio es: Nunca más Dictaduras.

Las únicas mantas nuestras que han logrado sobrevivir durante varias semanas han sido las que pusimos en solidaridad con el pueblo de Cuba y por el fin del bloqueo cuando se discutió el tema en la OEA. Seguramente les dio vergüenza destruirlas.

Estos procedimientos neofascistas en nada nos amedrentan. Lo denunciamos como un deber. Esos actos sólo contribuyen a fortalecer la opinión ciudadana de que vivimos bajo una nueva dictadura. Por nuestra parte, como combatientes sandinistas, padecimos las agresiones de la dictadura Somocista que no sólo destruía nuestra propaganda sino que asesinaba a nuestros militantes y colaboradores.

La violencia de la dictadura contra aquella fuerza – entonces extremadamente minoritaria-, más bien generó rechazo y odio del pueblo y por eso también hubo 19 de julio. A 30 años de aquella fecha hay razones para creer que la lucha sigue siendo la misma.