Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Valiente es el legado periodístico y humano que nos dejó el Ingeniero Xavier Chamorro. Un titán de mil batallas ha partido, hemos perdido a un verdadero y extraordinario quijote nicaragüense. Amante de la libertad. En la vida son pocas las oportunidades que tenemos para conocer a constructores de sueños, Nicaragua nos dio a uno, un constructor de sueños y de un camino periodístico íntegro, al servicio de su pueblo, como lo fue el director de EL NUEVO DIARIO. Siempre actuó con entereza y, al igual que su hermano, demostraba una amistad sincera o una crítica severa.

Fundar una empresa periodística de prestigio que ha florecido y que proporciona hoy a los nicaragüenses una visión política que es significativamente humana, social, digna para pobres y ricos, sin distingo de ningún tipo, es una obra titánica, y si se edifica o hace algo totalmente diferente, es digno solamente de un hombre de vanguardia, práctico de lo cotidiano y de un enamorado eterno y empedernido de su país, de su gente y de su tierra.

Sensible y emprendedora fue su labor para crear en armonía digna de imitar en una empresa, con sus colegas y trabajadores antiguos, impregnándole un carácter moderno y rectilíneo, en la búsqueda siempre de la justicia y la verdad. Por eso desde hace mucho tiempo su pensamiento quedó imborrablemente inmortalizado, y en donde sentenció: “Es nuestro deber, y como tal lo hemos asumido, ser la voz de los sin voces. Ser el medio de comunicar la esperanza, sin caer, por aquello de que quien calla otorga, en la ceguera de la condescendencia o de la complicidad con el delito”

Su fallecimiento para muchas personalidades nacionales y extranjera solamente es la continuación del rumbo de un diestro capitán que zarpó junto a su nave “Mayales”, en el ancho mar de sus ideales, de su vida y de su obra. Son impresionantes las largas páginas de su hoja de vida. Nosotros hoy sólo queremos tener la certeza, para que su inmortalidad no sea una quimera; de que la Nicaragua posible para todos que soñó e idealizo el sucesor de Pedro, su hermano, sea la República próspera y en paz que siempre anhelaron tener.

Confiados cada mañana, toda Nicaragua en pies, estaremos siempre esperando las páginas de EL NUEVO DIARIO. Recordando a nuestro querido director fundador, segurísimo de que en donde dejó sus huellas, todos sus colegas de trabajo producirán continuamente un periodismo de calidad y ética siempre al servicio de la nación. De igual manera deseamos que ese titán y bastión del periodismo nacional que fue Xavier, sea modelo a seguir por los hombres de prensa del presente y futuro. Principalmente de los jóvenes periodistas que por designación son los relevos generacionales más importantes. Hoy más que nunca, una nueva dictadura disfrazada de democracia y participación ciudadana pretende callar las voces democráticas de una prensa libre, una prensa independiente, una prensa combativa, que nos ha enorgullecido a lo largo de la historia por su conducta a prueba de chantajes y amenazas. Las dictaduras les tienen terror a los titanes como Xavier, igual odian y quisieran acabar con las libertades públicas. Para hacerle honor y continuar la lucha por la libertad de prensa sólo tenemos que imitar su ejemplo imperecedero.


*Abogado y Notario Público
Coronel®