• |
  • |
  • END

El proyecto de la Biblioteca Virtual del Banco Central de Nicaragua ya es una realidad. A partir del 23 de agosto se puede “bajar” (o “descargar”, como dicen otros) del ciberespacio. Iniciativa del presidente de la institución, lo ha ejecutado un equipo engenieras electronicas, constituyendo un gran esfuerzo de la Biblioteca “Roberto Íncer Barquero”, que aspira a una actualización tecnológica en beneficio de una mayor cantidad de usuarios.

Por cierto, ya ha tenido el reconocimiento de expertos digitales como José T. Mejía, editor de la Revista de Temas Nicaragüenses: “La Biblioteca Virtual del BCN está muy bien en cuanto a ejecución informática y la música es inmejorable”. Su dirección es www.bibliotecavirtual.bcn.gob.ni y ya ha recibido más de un millar de visitas. Sin agotar su contenido, quisiera llamar la atención de algunos, las más relevantes para el suscrito que integra con otros profesionales su comité editorial.

En primer lugar, la colección artística del BCN. Se trata de 244 pinturas, 26 esculturas, 18 tallas coloniales y post coloniales y 71 muestras de cerámica y artesanía. Estas piezas constituyen acaso el fondo más valioso del arte nicaragüense y uno de los orgullos patrimoniales de la nación. En el caso de las pinturas, adquiridas desde 1964, se distribuyen en legados del siglo XVIII (sólo una, “Sagrada familia”, parece remontarse a finales del siglo anterior), retratos del siglo XIX, óleos de la pionera primitiva Salvadora Henríquez de Noguera, de Rodrigo Peñalba (1908-1979) y sus primeros discípulos, del Grupo Praxis y algunos pintores independientes, de las primitivistas contemporáneas, de los pintores de los años 70, 80 y 90. Se complementan dichas pinturas con las de los doce ex presidentes del BCN.

En segundo lugar, una muestra selectiva de la colección numismática. En total ésta suma 31,272 piezas. Pero las imágenes presentadas son 89 monedas y 66 billetes distribuidas en los siguientes períodos: monedas españolas (macuquinas, especialmente), republicanas y “fichas” (monedas de cobre, circunscritas a los comisariatos de las haciendas y minas entre finales del siglo XIX y principios del XX). De las republicanas, cabe destacar la primera moneda acuñada en Nicaragua: el centavo del mercado de León, emitido en 1859. A partir de ese año hasta 1912 se ofrecen las piezas numismáticas más representativas. Lo mismo se hace con las correspondientes a los períodos de 1913-1940, de 1941 a 1979, de 1980 a 1990 y 1991 al 2002.

En tercer lugar, el acervo bibliográfico. Esta es la sección, digamos, medular. Las obras patrimoniales (impresas en Nicaragua y raras) la encabezan. No cabe aquí enumerarlas. Sólo informar que, hasta ahora, se ofrecen 28. Además, la biblioteca virtual incluye 94 obras de temas jurídicos, 72 literarias y 24 tesis (en administración de empresas, contabilidad, economía y derecho). Asimismo, pone a disposición 15 índices de leyes y una colección de Boletines Judiciales de 1923 a 1966, manteniendo enlaces con los fondos electrónicos de la Asamblea Nacional y la Corte Suprema de Justicia, respectivamente.

Entre los autores que han autorizado difundir sus obras (y, por tanto, ya ingresaron a la Biblioteca Virtual) figuran Ernesto Cardenal, Claribel Alegría, Carlos Tünnermann Bernheim, Fernando Silva, Juan Bautista Arríen, Enrique Alvarado Martínez, Onofre Guevara, Jaime Pérez Alonso, Octavio Robleto, Edwin Yllescas, Rosario Aguilar, Ricardo Pasos Marciaq, Eddy Kühl, Julio Francisco Báez, Omar Lacayo, Vidaluz Meneses, Francisco de Asís Fernández, Gloria Gabuardi, Jorge Eduardo Arellano, Francisco Javier Bautista Lara, Francisco Javier Sancho Más, Erwin Silva, Danilo P. López R., Blanca Castellón, Hellen Dixon y Carlos Calero Rojas. Cuando otros los imiten, la Biblioteca Virtual incrementará sus títulos.

Dentro del mismo acervo, se pueden descargar también las imágenes digitales en formato PDF de los 138 números del veteranísimo órgano de la Biblioteca del BCN, publicado desde julio de 1974 hasta marzo de 2008. Dos contenidos más valen la pena consignar. Uno: la colección de 119 diapositivas, atesoradas desde los años 70, de la geografía (lagos, lagunas, playas y ríos), flora y fauna, catedrales e iglesias de Nicaragua; más algunas de Managua destruida por el terremoto de 1972. Otra: una serie de 60 microbiografías de mujeres y hombres nicaragüenses notables. En este caso, fue aplicado el criterio de género: 30 y 30.

Las primeras, en orden cronológico, son las siguientes: Rosa Sarmiento (1844-1895), madre de Rubén Darío; Rafaela Contreras (1869-1893), narradora modernista y primera esposa de Darío; Josefa Toledo de Aguerri (1866-1962), educadora, feminista y única nicaragüense “Mujer de Las Américas”; Concepción Palacios (1893-1981), primera mujer médica; Crisanta Chávez (1900-1981), cofundadora del Museo Nacional; María Romero (1902-1977), religiosa y primera beata centroamericana; Blanca Aráuz (1909-1933), colaboradora y esposa del general Augusto C. Sandino; Pilar Aguirre (1910-1997), máxima actriz nacional; Edith Gron (1917-1990), primera escultora; Gladis Ramírez de Espinoza (1920), cofundadora del Teatro Experimental Managua; María Teresa Sánchez (1918-1994), poeta, artista plástica nacional; Mariana Sansón Argüello (1918-2002), poeta y artista plástica; Claribel Alegría (1924), poeta y escritora; Violeta Barrios de Chamorro (1929), primera mujer elegida presidenta en el continente; Celina Ugarte de Peñalba (1930), primera ingeniera civil; Rossy López Huelva (1933), pintora y escultora; June Beer (1935-1986), poeta y pintora primitivista de la Costa Caribe; Socorro Bonilla Castellón (1936), teatrista y fundadora de la Comedia Nacional; Orfa Báez (1938-2005), bibliotecóloga; Irene López (1942), folclorista y primera directora de proyecciones escénicas; Gladys Báez (1942), primera guerrillera en Pancasán; Doris Tigerino Haslam (1943), primera mujer Jefa de la Policía Nacional; Haydee Palacios Vivas (1948), artista de la danza; Nora Astorga (1948-1988), primera mujer embajadora en la ONU; Rosario Murillo (1951), escritora y política; María Gallo (1954), pintora y escritora; Bertha Cuadra (1957), primera atleta del voleibol; Xiomara Larios (1958), atleta de pista y campo; Gloria Bacon (1958), bailarina de danza contemporánea; y Clara Grunn (1982), compositora y cantante.

En cuanto a los varones, comprende personalidades sobresalientes en la música (composición y ejecución), la creación poética, la historiografía, la política, el periodismo y el deporte. Entre ellos se encuentran los dos reconocidos y declarados Atletas del Siglo XX: Alexis Argüello (1952-2009), tricampeón mundial de boxeo; y Denis Martínez (1953), estrella máxima del béisbol nacional. A continuación, transcribo los datos de cada uno. El primero nació en el barrio Monseñor Lezcano, de Managua, el 12 de abril de 1952, hijo de Guillermo Argüello Bonilla y Zoila Rosa Bohórquez. Muy joven abandonó sus estudios por faltas de recursos. Su pariente, el boxeador Eduardo “Ratón” Mojica, junto al veterano boxeador Miguel Ángel Rivas (“Kid Pambelé”), lo animaron para iniciar su carrera boxística en 1968 como amateur, ganó 42 peleas, 33 de ellas por nocaut. En el boxeo profesional ejecutó una serie de impresionantes victorias que lo llevaron a perfilarse como uno de los más grandes boxeadores del mundo.

En 1974 obtuvo en Los Ángeles, California, el Título Mundial Pluma de la AMB derrotando por nocaut en el round 14 al mexicano Rubén Olivares. Por segunda vez conquistó otro título mundial: el Ligero Junior de la CMB al noquear en 11 asaltos a Alfredo Escalera en Bayamón, Puerto Rico, el 2 de enero de 1978. Una tercera corona, la de los Ligeros, se le acreditó al imponerse por puntos al escocés Jim Watts, en Londres, el 20 de julio de 1981. Hasta su retiro en marzo de 1985, su récord profesional registraba 90 peleas (82 ganadas y 8 perdidas). De sus 82 victorias, 65 fueron por nocaut. Fue el sexto boxeador en la historia del boxeo que ganó títulos mundiales en tres categorías y no fue derrotado en su defensa. Por eso figura en el Salón de la Fama del Boxeo Mundial. Internacionalmente fue conocido como “El caballero del ring”. En Nicaragua era llamado “El flaco explosivo”. Tras su retiro del boxeo, se dedicó a la promoción del deporte; luego inició una efímera carrera política. Elegido alcalde de Managua en noviembre de 2008, falleció el 1° de julio de 2009.

Denis nació en Granada el 14 de mayo de 1953, hijo de Edmundo Martínez y Emilia Ortiz. Se dio a conocer a nivel nacional durante el campeonato juvenil de 1971 ganando el juego decisivo por su equipo “Prego Junior”. Se inicia en la Liga de Primera División con el equipo Granada, en el que se confirma como uno de sus principales lanzadores. En 1972, a sus 17 años, gana 11 juegos, incluyendo el partido de coronación. Ese mismo año fue designado abridor frente a Cuba, en el torneo de la Amistad en República Dominicana y fue nominado para novato del año. Participó brillantemente en los campeonatos mundiales de 1972 y 1973.

El último año fue contratado en las Grandes Ligas de los Estados Unidos. Como profesional, jugó para los Orioles de Baltimore, Expos de Montreal, Indios de Cleveland, Marineros de Seattle y Bravos de Atlanta. Realizó un juego perfecto el 28 de julio de 1991, lanzando para los Expos contra los Dodgers de Los Ángeles. Fue seleccionado cuatro veces (1990, 1991, 1992 y 1995) para el juego de All Stars. Fue el líder de pitcheo por la Liga Americana en 1981 con 14 juegos ganados. Logró la misma distinción en la Liga Nacional de Estados Unidos en 1991, con 2.39 de efectividad. Participó en tres Series Mundiales de 1976 a 1998. Su último juego lanzado fue el 27 de septiembre de 1998. En Grandes Ligas ganó un total de 245 juegos, siendo el único lanzador latino con ese récord, y ocupando un lugar distinguido entre los lanzadores de todos los tiempos con más victorias. Ingresó al Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense el 2 de agosto de 2001.