•  |
  •  |
  • END

I
Los masones se reúnen a puertas cerradas, sin embargo, hay actividades que las comparten con familiares y amigos; una de esas actividades fue la celebración del 82 Aniversario de la Logia Veteranos Número 5 donde escuchamos informaciones y pensamientos que creemos vale la pena compartir.

II
Conocimos que los pioneros de la masonería en Nicaragua fueron Juan Francisco Casanova, ecuatoriano y el venezolano Rafael Ruiz Gutiérrez, quienes en 1824 fundaron una Logia en Rivas y otra en Granada. Llegaron a ser personas de prestigio, alcanzando los cargos de Jefe y Vice Jefe del Ejército bajo las órdenes de Don Manuel Antonio de la Cerda.

El hostigamiento de sectores religiosos y sociales les llevaron a un Juicio Sumario Relámpago por el que los fusilaron. La viuda de Rafael Ruiz organizó un levantamiento militar que culminó con la captura del Jefe de Estado Don Manuel Antonio de la Cerda y tras otro Juicio Sumario, éste fue a su vez condenado y fusilado.

III
Los siguientes intentos de fundar Logias en Nicaragua no tuvieron un final tan violento, simplemente se disolvieron ante la incomprensión local. En 1899 se fundó en Managua la Respetable Logia Progreso, y ella ha venido trabajando ininterrumpidamente hasta nuestros días. Se puede decir que la Progreso es la Madre de todas las Logias actuales de Nicaragua.

IV
Conocimos que en sus inicios, los masones no fueron más que agrupaciones gremiales de artesanos, arquitectos y constructores. Teniendo en cuenta la fuerza que en el medioevo tenía la arquitectura con la creación de las grandes importantes catedrales, iglesias y castillos, se hizo necesario que los constructores se afiliaran y luego guardaran en secreto sus conocimientos, filiaciones y actividades.

V
Escuchamos que para entender la masonería era preciso entender y analizar las pasiones y ansias humanas, y sus repercusiones en la historia. En nuestra especie siempre existen algunas personas con insaciables ansias de reconocimiento y de poder, buscando cómo reforzar o ampliar su autoestima.

La búsqueda de cómo satisfacer su autoestima los lleva a luchar por adquirir poder, ya sea político, militar, económico o religioso. Estos poderes a su vez se asientan en súper-estructuras legales, sociales y culturales, que luego se consolidan con la costumbre.

VI
Se nos hizo ver que sólo para fines de análisis se puede desagregar el enjambre de estas súper-estructuras, ya que en la realidad conforman una masa de relaciones coherentes y bien cohesionadas.

La concentración de estos poderes en unas cuantas personas normalmente conduce a serios abusos de sus detentadores sobre sus subordinados en los quehaceres económicos, profesionales y hasta sexuales, pero lo más relevante es que más temprano que tarde intentan monopolizar el pensamiento.

VII
En la Europa de hace ya muchas lunas, el enjambre de estos poderes se concentró en reyes y en Roma. Roma como rectora del poder religioso y como el oro no pelea abiertamente contra el oro, a pesar de capítulos de divergencias, lo normal fue que Reyes y Obispos convivieran en un pacto que prohibía pensar.

VIII
A modo de ejemplo se expuso la historia del Obispo Prisciliano de España quien proclamó que el pensamiento era un don divino que Dios nos lo había regalado para que pensáramos. Su propuesta tuvo muchos seguidores. Pero la respuesta de Roma fue conseguir que el emperador Magno Clemente Máximo enviase a tres sicarios católicos quienes inclementemente cortaron de un hachazo la cabeza al Obispo libre pensador. Tristes recuerdos del poder religioso nos trajeron a la mente los nombres de Galileo y Jordano Bruno.

La organización de masones nació y se desarrolló en aquel entonces aglutinando hombres libres y de buenas costumbres que tuvieron la osadía de enfrentar a Reyes y Obispos por el derecho a pensar diferente, por el derecho a rechazar todo dogma. Secretamente tuvo que ser para evitar hachazos purificadores.

IX
Se nos dijo que había que diferenciar la masonería de los masones, que la masonería era una utopía que buscaba transformar a hombres de carne y hueso, plagados de defectos, en hombres que se esforzaban en mejorar cada día.

Sueñan con alcanzar la Utopía porque estos sueños de fraternidad y de libertad son prácticamente inalcanzables aún por los propios masones, pero soñar no es un mal, no existe ninguna obra de envergadura que no haya sido primero soñada.

X
Al enfrentar los abusos de los poderosos, los masones tuvieron que enfrentar las represalias de Cardenales y Reyes. La masonería fue perseguida y satanizada. Si no se hubiesen escondido, sus cabezas hubiesen terminado acompañando la cabeza del Obispo de Priscilia.

XI
¿Estaba loco Nietzche, o se fingió loco para poder escribir lo que pensaba?

Muchas de estas cosas son cosas del pasado. Pero aún recientemente la intolerancia religiosa condenó al silencio al padre Leonardo Boff, y a los padres Uriel Molina Oliú y Ernesto Cardenal se les marginó, pero por lo menos no rodó ninguna cabeza.

XII
Supimos que algunos masones al obtener fuerza, fortuna o poder no supieron estar a la altura de lo que les enseña la orden. Los vicios de los masones son un reflejo de los vicios de la humanidad, y no son parte de las metas sublimes de la masonería que a través de la tolerancia, el estudio, la crítica a todo dogma, el diálogo y la fraternidad luchan, a menudo con poco éxito, en contra de los vicios genéticos que como humanos llevamos dentro de nosotros.

Al excluir a las mujeres de las logias, se está todavía arrastrando el machismo acendrado de aquellas épocas oscuras.

XIII
Según escuchamos, se puede considerar que la masonería es un centro de estudios, que en las logias se aprende a escuchar, a debatir sin confrontar, a compartir y a ayudar. Es una orden universal difundida por todo el mundo, por ello cuando los masones viajan, son bienvenidos en las logias de otros países, y a menudo pasan por las logias de Nicaragua, masones de diversos países.

Con una acertada demostración de nuestra riqueza cultural, el grupo folclórico de Masaya, Alejandro Vega Matus, interpretó El Huehuense, una mazurquita matagalpina y el palo de mayo. Así terminó una celebración en la que aprendimos mucho y nos acercamos al mundo muchas veces incomprendido de la masonería.

Managua, a mediados de un octubre que quieren hacer hispánico.
http://www.cuatromanos.com