• |
  • |
  • END

La Revolución Popular Sandinista (RPS) promovió la integración de Río San Juan a la Nación, y al mismo tiempo, impulsó la estrategia de desarrollo socio-económico de este paradisíaco pero olvidado departamento. Río San Juan constituyó un laboratorio experimental y una referencia para el resto de los departamentos, producto de la planificación estratégica implementada en los años del gobierno revolucionario, cuyos resultados fueron exitosos.

Se declaró Río San Juan primer territorio libre de analfabetismo, gesta heroica reconocida por la Unesco, al entregar la medalla Nadiezdha Krúpskaya, la más alta distinción que otorga este organismo mundial de la educación, la ciencia y la cultura.

Río San Juan fue declarado primer territorio libre de campesinos sin tierra, como resultado de la puesta en práctica de la Reforma Agraria, eliminando el latifundio ocioso oligárquico – somocista. El área propiedad del pueblo (APP) y el movimiento cooperativo organizado con campesinos pobres evacuados y desplazados de guerra, productores individuales, así como pequeños y medianos productores, constituyeron los pilares fundamentales del desarrollo socio – económico del departamento. De ahí que la empresa arrocera ubicada en Morrito “Juan Manuel Loredo Pravia” (Palos Ralos), resultara muchas veces, vanguardia a nivel nacional en la producción de arroz.

Estos ejemplos demuestran el rumbo que llevaba el departamento, marcando la pauta, a nivel nacional, del desarrollo económico – social, organizativo, movilizativo, político – ideológico, de articulación interna y externa, cultural y espiritual. Había prioridad en la atención por el nivel central. Había motivación, espíritu de lucha y sacrificio. Se trabajaba y se defendía la soberanía, atacados y mancillada por los huestes del renegado Pastora y su ARDE (ardió en la Penca) con alegría, música y canciones se marchaba a los frente de combate y a levantar la producción. Todo un fenómeno cultural, revolucionario, democrático, motivador, entusiasta. Muchos héroes y mártires quedaron en el camino regando con su sangre los maizales, llanos, llanuras y montañas.

A partir de la restauración libero–conservadora reaccionaria de 1990 el desmantelamiento y la falta de atención provocaron el retroceso del departamento a los niveles del somocismo. Retornó el latifundio ganadero ocioso y la dispersión. El capital maderero costarricense se destruyó bosques, flora y fauna. El deterioró ecológico – ambiental se profundizó. El aislamiento e incomunicación tanto en lo interno como hacia el resto de la nación se profundizó. No existe vía terrestre de comunicación ya lo que está no puede denominarse carretera. Igual la comunicación lacustre. El recorrido Granada - San Carlos pasando por la Isla de Ometepe, Morrito y San Miguelito se hacen en barcos lentos, viejos, pesados, cuya travesía tiene una duración de 15 horas, los días martes y viernes.

No obstante, han continuado las iniciativas y experiencias de instituciones así como de la ciudadanía organizada en ONG de carácter social, ecológico – ambiental y otras expresiones organizativas.

Especial atención constituyen las experiencias presentadas en la Alcaldía de San Carlos, sobre todo, respecto a la consulta del presupuesto Municipal.

Para nuestro municipio (San Carlos) la resolución que dio a conocer recientemente el presidente de la República sobre este tópico (la consulta) no constituye un hecho novedoso.

Desde el año 2001, cuando asumió la conducción edilicia, Luis Coronel Cuadra, se comenzó este tipo de consulta en las 82 comunidades que tiene el municipio. Continuó Marisol McRea y, actualmente el ingeniero Johnny Gutiérrez, impulsa esta iniciativa. Es decir tres alcaldes de procedencia y militancia sandinistas han promovido, desarrollado y consolidado la consulta popular del presupuesto municipal, a través de la presencia de sus funcionarios en asambleas populares hasta en los lugares más alejados y difíciles donde la población ha expresado sus diferentes puntos de vista sobre el desarrollo.

El actual alcalde desempeñó, durante muchos años, el cargo del director de la oficina de Planificación y Atención a las Comunidades (hoy oficina del poder ciudadano). Conoce el sentir de la población y las necesidades de las comunidades. Además, tienen la visión y está claro de su misión edilicia al plantear que no se trata solamente de invertir en letrinas, puesto de salud, escuelas (obras grises) sino en fortalecer y desarrollar la infraestructura así como la ejecución de proyectos productivos. Equilibrar estos dos componentes constituye el reto estratégico.

Estas experiencias demuestran que en nuestro departamento hay iniciativas acción y conocimientos para transformar la realidad. El problema estriba en que no se trabaja armónica, articulada y coherentemente. Romper esta contradicción, es esencial para avanzar en un todo armónico y dialéctico. Articular las iniciativas locales (alcaldías) con el Estado (delegaciones) ONG y demás organizaciones de la sociedad, es fundamental para avanzar, máxime cuando la situación es más difícil y compleja por la crisis económica que azota el país, el atraso, la marginación, la pobreza extrema y la práctica de los antivalores herencia del neoliberalismo.

Desde la puesta en práctica de la ley de participación ciudadana, San Carlos dio un paso al frente en el fortalecimiento de la democracia participativa, el pluralismo político y el respeto a la diversidad de ideas, opiniones y puntos de vista sobre determinados temas. La consulta popular sobre el presupuesto municipal constituyó la piedra angular para este fortalecimiento.

La experiencia práctica y el conocimiento del actual alcalde, es el eje fundamental para fortalecer aun más la democracia participativa y la vinculación población – alcaldía, así como su organización,
El reto no es fácil. En las condiciones económicas actuales, la situación es sumamente difícil. Menos presupuesto versus mayores demandas y necesidades de la población. Sin embargo, el reto está planteado. Mejorar la organización de la consulta sobre el presupuesto municipal es un elemento necesario para el fortalecimiento de los consejos del poder ciudadano.

Una consulta dirigida hacia los diferentes sectores sociales, productivos, mujeres, jóvenes y demás, dará como resultado un mayor conocimiento de las necesidades así como las potencialidades de dichos sectores. Esto no significa que no debe de fraccionarse el presupuesto o repartirse como un pastel.

Si la sociedad es dinámica aparecerán nuevos planteamientos y necesidades que deben tomarse en cuenta para el futuro, apuntalando la visión estratégica municipal.

Nuevas tareas, demandas y necesidades presentan nuevos retos. Estos deben ser asumidos con mucha responsabilidad, seriedad, convicción, mística y abnegación. De ahí que la oficina del poder ciudadano debe ser dirigida por un cuadro político con mentalidad positiva y propositiva, con capacidad política, con visión incluyente, un cuadro político con capacidad organizativa, que logre articular en un todo las demanda equilibrándolas según la realidad económico – social del municipio y la nación (transferencia municipales).

Una reingeniería es necesaria e insoslayable antela situación de crisis que se enfrenta- mayor rendimiento, iniciativas, proyección, organización, ahorro, austeridad se logra con personal calificado. Producir más, obtener mayores rendimientos con menos costos es una máxima que todo ejecutivo debe de tener presente. La alcaldía de San Carlos debe hacer ajustes y reestructuración en el personal. Las diferentes direcciones deben de estar a cargos de cuadros políticos convencido de la responsabilidad que significa una alcaldía en manos de sandinismo.

Fortalecer la organización y la hegemonía popular para cambiar la correlación de fuerza en el municipio profundizando la presencia del sandinismo en el territorio constituye el norte de la alcaldía. El alcalde lo sabe. Tiene la palabra.

Periodistas. Graduado en Ciencias Sociales en la ex R.D.A.

Docente de la Universidad Paulo Freire San Carlos Río San Juan