•  |
  •  |
  • END

I. Antecedentes nacionales
Cuando el Instituto Martin Luther King, de la UPOLI, formuló y promovió la Iniciativa Mundial de Reconciliación en 1996, tuvo presente: los antecedentes de mediación y promoción de la reconciliación del Movimiento Internacional de Reconciliación (MIR) que se dieron en los años 26 en la guerra civil entre liberales y conservadores, para desarrollar la misma gestión unos años más tarde entre Sandino, que ya había impreso el carácter anti-intervencionista a su lucha, y el gobierno de los Estados Unidos, encabezado por Herbert Clark Hoover.

De igual manera, los antecedentes mediadores en las distintas crisis nacionales y de la guerra impulsada por el Cardenal Miguel Obando Bravo y la Comisión Nacional de Reconciliación; la extraordinaria labor de construcción de paz y reconciliación en plena guerra y postguerra que realizaron las comisiones de paz y reconciliación en Nueva Guinea (sur-este de Nicaragua). Asimismo, fue determinante para esta iniciativa el gran telón de fondo representado por los acuerdos de paz de Contadora y Esquipulas a nivel centroamericano, que se constituye en un paradigma de construcción de paz en la región y en el mundo. Tuvieron que pasar diez años para que el Estado nicaragüense acogiera la Iniciativa y la introdujera a la Asamblea General de la ONU, hasta lograr la resolución GA/10536,61 GA, Plenary Session, 56th Meeting (AM) que declaró el Año 2009, Año Internacional de la Reconciliación, entre otras recomendaciones.

II. Logros de la Iniciativa

Desde el primer momento de salir a luz la resolución de la Asamblea General, el Consejo Mundial de Iglesias proclamó el año en el marco de la reunión de su Comité Ejecuto Mundial, orientando a todas sus expresiones nacionales a incorporar con más dinamismo en sus planes de trabajo el paradigma de la reconciliación.

Muchos gobiernos y estadistas se manifestaron públicamente solicitando el perdón a sujetos agraviados en sus respectivas sociedades.

1. El Senado norteamericano solicitó perdón en nombre de la nación a los negros afrodescendientes por los años de esclavitud y segregación;

2. La Primera Ministra alemana, señora Angela Merkel, solicitó el perdón de Israel ante el holocausto infligido por el nazismo alemán;

3. Los primeros ministros de Rusia, Vladimir Putin y de Polonia, Donald Tusk, crearon comisiones especializadas de alto nivel para revisar su historia bilateral muchas veces confrontativa, provocando rencores profundos en el pueblo polaco ante 50 años de ocupación soviética, en la búsqueda de que el conocimiento de la historia bilateral lleve a una reconciliación duradera;

4. El Primer Ministro japonés, Junichiro Koizumi, oficialmente solicitó el perdón de Corea del Sur, China y los pueblos asiáticos por los sufrimientos infligidos a estos pueblos;

5. Los gobiernos de Canadá y Australia solicitaron el perdón de sus pueblos originarios por la destrucción de sus culturas y de sus propias comunidades;

6. El Presidente Alan García, de Perú, solicitó la indulgencia de la población afrodescendiente en Perú por los años de esclavitud a la que fueron sometidos en reemplazo de la mano de obra indígena;

7. Al Presidente de El Salvador, Mauricio Funes, se le está demandando solicitud del perdón y reparación a los familiares ante el magnicidio contra Monseñor Oscar Arnulfo Romero, quien el 24 de marzo próximo cumple 30 años de su martirio.

La sociedad civil mundial no se hizo esperar para dar contenido al Año 2009 como Año Internacional de la Reconciliación.

8. En Nicaragua se desarrolla desde la Comisión Nacional de Paz y Reconciliación, se están impulsando programas orientados a cumplir con los compromisos contraídos por el Estado nicaragüense a la firma de los acuerdos de paz de los años noventa; por primera vez, estos programas tienen un contenido de real beneficio a los actores de la guerra pasada en términos económicos y materiales. Sin embargo, la dimensión educativa orientada al cambio de mentalidades que consolide la paz y la reconciliación de manera duradera es una asignatura pendiente del gobierno de unidad y reconciliación. Se desarrollaron este año importantes foros internacionales con desmovilizados de guerra a nivel centroamericano y a nivel nacional, con el respaldo de entidades de cooperación Eespañolas, como Hijos del Maíz, Fundación Príncipe de Asturias, Alcaldías de Illescas, entre otras.

Publicación de distribución de la obra “Historia y Reconciliación” por 22 autores y distribuida a los jefes de estados de América Latina; pronunciamiento de los presidentes de las Asambleas Nacionales de Centroamérica en ocasión del Año Internacional de Reconciliación.

9. En Colombia, país tan necesitado de la paz y la reconciliación, se realizaron dos foros internacionales en la Universidad Simón Bolívar de Barranquilla, con los temas de Género y Reconciliación;

10. En Alemania y Holanda se crearon Premios Nacionales para aquellas propuestas que tuvieran viabilidad para la solución de conflictos violentos en el mundo; 11) En España se realizó un Foro Internacional de cierre del Año Internacional de Reconciliación, con la participación de la Fundación Internacional Cultura de Paz, el Instituto Martin Luther King, y representantes de gobiernos de Centroamérica y ONG colombianas; 12) la Foundation for Subjective Experience and Research S.E.R, desarrolló un vasto plan de acción para dar contenido a este año;

10. Gran marcha mundial por la paz y no violencia que recorrió el mundo desde Australia hasta tierra de fuego Argentina

III. Programa Latinoamericano de Cultura de Paz
En el evento internacional de cierre del Año Internacional de la Reconciliación, realizado en el pasado noviembre en España, se acordó respaldar la propuesta del Instituto Martin Luther King de la Universidad Politécnica de Nicaragua de implementar un programa de Cultura de Paz en dos subregiones de América Latina, orientado a fortalecer la democracia, el Estado de Derecho, el desarrollo humano, la paz con justicia, la reconciliación, la seguridad ciudadana y la temática del calentamiento global. Este programa empieza a recibir adhesiones de respaldo de organismos de la sociedad civil y se realizan gestiones a nivel de gobiernos para su aseguramiento definitivo. El programa está dirigido a actores tales como: fuerzas armadas y policiales, medios de comunicación, iglesias, sistema educativo, poblaciones originarias, juventud, movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil, entre otras.

Todo lo anterior nos hace ver que la declaración de 2009 como Año Internacional de la Reconciliación fue más bien un llamado de la comunidad internacional sobre este paradigma ante los gravísimos problemas del mundo que se debate entre la pobreza y la destrucción acelerada de la madre tierra, es decir de la especie humana y su casa. Es importante también señalar el hecho de que por primera vez el tema de la reconciliación sea acogido por la clase política en función de abordar problemas históricos y actuales, ya no es un tema reservado solo a las religiones del mundo y a las grandes entidades ecuménicas. Ahora, la reconciliación si queremos salvar la especie y la madre tierra, debe ser asumido por todos en nuestra vida cotidiana y en las grandes políticas de estado y entre estados.


*Director IMLK-UPOLI
Managua, 28 de diciembre del 2009