•  |
  •  |
  • END

Debo decirle al señor Sergio Simpson en respuesta a su artículo del día 16/01/10 en esta página que nosotros los casi un millón de militantes sandinistas lo somos y pregunto dónde está la base ideológica de él. Acaso en los alegres corrillos del MRS-MVE-PLC-Sociedad ¿Civil? Nos dice demagogos pues según él nuestra praxis no corresponde a nuestras acciones, pregunto ¿en qué país vive? y los ya archiconocidos programas sociales que son una cotidianeidad tanto así que apenas son noticias en nuestros propios medios pues nunca fueron noticia en los medios que él acostumbra aplaudir y que incluso hoy como no los pueden ocultar hasta en los negocios comunicativos de derecha se han visto obligados a sacarlos.

De manera deleznable y repudiable dice que los trabajadores del Estado somos obligados al servilismo, qué falta de tacto y de respeto para los nicaragüenses que trabajamos para este proyecto revolucionario, señor Simpson, el comentario per se dice mucho del veneno que lo embarga y lleva a un resentimiento enfermizo digno de lástima, créalo.

Plantea que el culto a la personalidad que según su prisma existe en el FSLN logrará que en la primera oportunidad los sandinistas “se liberen de la opresión”; le pregunto dónde estaba él y qué hizo para liberarse del sistema representado en los desgobiernos del 90 a 2006 cuando se saqueaban los recursos naturales y se impelía el intercambio desigual con la plena complacencia de la burguesía local a la que él admira e imita en sus ataques a nuestra Revolución social. Estamos y somos sandinistas en tanto inmersos en uno de los procesos más impresionantes del universo como la transformación de la materia inorgánica en vida, de vida en conciencia; pero sobre todo la condiciones materiales para la transformación de la conciencia animal en pensamiento humano y la relación de éste con la transformación social del medio natural en cultura humana, señor Simpson.

A la transformación del país le llama dádivas, ¿por qué no se acerca a los miles de nicaragüenses que han recibido el efectivo apoyo material del Gobierno sandinista y les pide que regresen esas “dádivas”? claro para quien es pagado con dólares de la “cooperación” norteamericana una casa de 10 mil dólares será algo nada atractivo, pero para el pobre es una solución histórica a un problema histórico.

Dice que el Gobierno sandinista promueve la mendicidad, si lo hiciere el Gobierno gorila de Honduras de seguro le llamaría progresista si lo hacemos nosotros es populismo o en el lenguaje barato de Simpson es mendicidad en lo peor de un ser que como en él aflora lo más oscuro del espíritu humano. Dice que los danielistas son millonarios y los combatientes son pobres, estimado amigo dé una vueltecita por Jinotega y platique con los ex combatientes que laboramos en el Infocoop, Juzgados, Alcaldía, Magfor, etc., o es que al trabajar en esta segunda etapa de la Revolución, según usted ya dejamos de ser combatientes, se borró de nuestra memoria esta experiencia?. Se dice “militante con trayectoria” es decir, se olvida que la trayectoria no es un período coyuntural sino toda una saga, la saga del combatiente revolucionario en toda circunstancia de la larga lucha social que él parece hace mucho abandonó.

Finalmente develiza su accionar y habla de una “conspiración en silencio” cayendo de plano en apología del delito pues está identificando acciones contra un Estado representado por un Jefe de Estado constitucionalmente electo ¿acaso Simpson planteas una salida a lo Micheleti?, pues la realidad te dirá que los combatientes sandinistas hoy oficiales en el Ejército no se prestan a actos propios de la dictaduras militares a las que hoy, en un proceso de involución ideológica, tu apuntas.

En fin, te respondo que somos sandinistas porque celebramos la victoria de los esclavos haitianos contra las tropas napoleónicas el primero de enero de año 1804, rescatando vidas hoy en la tragedia y el pandemonium; somos sandinistas porque condenamos a los sátrapas que corren hoy igual que ayer ante la comunidad internacional para que nuestro país sea bloqueado económicamente y así fracase nuestro proyecto revolucionario al que te opones con tanto afán de clase privilegiada.

Amigo, en la hora de la segunda etapa de nuestra Revolución ahórrese sus comentarios plagados de egoísmo, resentimiento y chovinismo, créalo que los sandinistas ni nadie los necesita.


*Presidente de la Coalición Nacional de Retirados del Ministerio de Gobernación (Conaremg) en Jinotega.