•  |
  •  |
  • END

La Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), promueve el desarrollo en Nicaragua. Este esfuerzo, apoyado por otras universidades y socios estratégicos, comprende la sensibilización empresarial, capacitación de consultores, formación de profesores para capacitar y crear una cultura empresarial en las empresas familiares.

La idea consiste en brindar a los emprendedores las herramientas necesarias para iniciarse, crecer y perpetuar con éxito sus empresas. Esto representa un reto formidable para este segmento de la población. La capacitación, en mi opinión, es un proceso permanente y quizás sea difícil, dado el bajo nivel educativo entre muchos productores.

Los nicaragüenses involucrados tendrán que aprender otros patrones de conducta o hábitos, entre ellos, la planificación, la puntualidad en la entrega de productos o servicios, los controles en términos de resultados traducidos en números, la creatividad y forma democrática en la toma de decisiones, el seguimiento para que las empresas sean sostenibles, en otras palabras, se trata de cambiar la visión de la empresa familiar y dejar de ser mediocres para poder competir.

En países como Taiwán existen instancias y asignaciones o partidas gubernamentales destinadas a brindar este tipo de apoyo y capacitación a los emprendedores y empresarios con menores ventajas. Además, las políticas económicas de ese país dan incentivos a los que más contribuyen al desarrollo de la sociedad en general.

Ojalá que muchos emprendedores en Nicaragua se acerquen y aprovechen esta oportunidad para adquirir los conocimientos, con el fin de mejorar la rentabilidad de sus actividades productivas. Hace cuatro décadas el ingreso per cápita en los denominados tigres asiáticos era semejante al nuestro. En la actualidad, esas naciones nos superan astronómicamente en relación a nuestro ingreso, esto es porque las mismas se han abierto al mundo, a través de la educación.

Hoy en día, hay que entender el mundo desde una perspectiva práctica, integrada y sobretodo realista. El éxito de los emprendedores y empresarios taiwaneses en todo el mundo radica en que son puntales; manejan tecnologías de punta; producen calidad: y hablan el idioma del comercio internacional, la lengua inglesa.


e.tellez2@hotmail.com
ebacca7@gmail.com
*Ex-catedrático de la UNI y Autor del Diccionario Jurídico Bilingüe