•  |
  •  |
  • END

De España vino nuestro idioma a estas tierras ignoradas en donde forjó una personalidad propia, con rasgos particulares y distintos que lo diferencian del español peninsular. De estos rasgos suele destacarse el vocabulario, que incluye voces características de cada lugar (de Argentina, por ejemplo) y que son, por tanto, diferentes de otro (de México, por ejemplo). Pero hay, también en el terreno lexical, voces que comparten entre sí las regiones hispanoamericanas. Veamos una muestra del segundo caso.

Con El Salvador, Nicaragua comparte cinco términos: los sustantivos samotana y mudada, el adjetivo zurumbo y los verbos embolar y machucar. La samotana (= ruido de muchas voces, alboroto) es muy usual en todos los niveles sociales: Por eso duele la samotana que los peloteros nicaragüenses hicieron en Cuba. (LP/30/10/03). Lo mismo ocurre con mudada (= traje, vestido completo de persona): Había que sacrificarse seis meses y hasta todo el año para poder ajustar centavos para una mudada. (LP/04/04/04). El adjetivo zurumbo (= tonto, atontado) es común en el nivel coloquial: Yo logré salir por inercia, medio zurumbo . (LP/22/02/04). El verbo embolar (= embriagar) es común en el lenguaje coloquial: Mire, yo bebí mucho guaro, bastante guaro, pero no me embolaba. (LP/23/11/03). En el caso de machucar (= pisar), es general de todos los niveles socioculturales: ¿Qué edad tiene a estas alturas don Felipe? – Pues ando machucando los 87… (LP/04/04/04). Este verbo tiene también otro uso, común en el campo y en algunos barrios urbanomarginales: ‘dicho del ave macho, cubrir a la hembra’.

La cárcel tiene distintas denominaciones: cana (o cano), bartolina, bote y chirola. En el plano popular o vulgar, cana (= cárcel) es una voz compartida con Argentina, Bolivia, Colombia, Perú y Uruguay: … que me las pongan en la “cana” . (LP/28/09/03/EAS). También se usa cano con el mismo significado: ¡Pues, esta semana voy a irlo a ver al “cano”. (LP/16/11/03/EAS). Pero nuestro bote (= cárcel) es el mismo de Guatemala, Honduras y México: … Ya tenemos otro cargamento de morteros para cuando salgan del “bote”. (LP/03/11/03/EAS). Y como en Cuba, El Salvador y Honduras, en nuestro país es de uso común el sustantivo femenino bartolina (= cárcel): Te vendistes a ese viejo zorro, quien quiere enviarlo a la bartolina… (BdeN/12/08/03). En el caso de chirola (= cárcel), al parecer solamente se usa en nuestro país: … que las metan en la chirola. (LP/09/03/EAS).

Con El Salvador y Honduras compartimos algunos términos como: vivián, estanco, curcucho y cipote. El adjetivo vivián: Me estoy refiriendo a la muchacha ambiciosa, viviana, envidiosa, oportunista y sin escrúpulos… (BdeN/13/11/03). Curcucho es común en el nivel popular: En el centro del escenario, figura principal, está un anciano pequeñito y curcuchito… (LP/17/09/03).

Carajo lo compartimos con Colombia, Costa Rica, Honduras y Venezuela: Quedó flechado el carajo. (LP/03/08/3). Y como en Ecuador, Honduras, El Salvador y México, usamos el sustantivo coyote: … el flujo migratorio hacia Estados Unidos en buena parte ilegal, está ligado al negocio que establecen los “coyotes”. (LP/20/08/03).

Con Chile, El Salvador, México y Venezuela, compartimos carcacha: Ellos quieren seguir machacando gente en el pavimento y estrellando sus carcachas sin que nadie les cobre nada. (LP/06/09/03).

Nuestro atol es el mismo de Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras y Venezuela: Con chicha bruja, tamales, atol y güirilas, los campesinos se dieron cita en la comunidad de El Carmen… (END/07/09/03).

El raspado también lo comen en México, Colombia, Panamá y Venezuela: … este vendedor de raspados no tiene nada que envidiarle a los jóvenes. (END/24/10/03).

Pachanga es un sustantivo femenino usual en Nicaragua y otras regiones hispanoamericanas (Argentina, Cuba, El Salvador, Guatemala y Uruguay): La pachanga empieza a las ocho de la noche, en el Parque Central… (LP/14/09/03).

Nicaragua comparte con Bolivia, Colombia, México, Perú, Uruguay y Venezuela el término defensoría para referirse al ministerio o ejercicio de defender los intereses de alguien: Evalúan avances en defensoría de la niñez. (Bde N/14/11/03).

La hielera es también de uso en Argentina, Costa Rica, Uruguay y Venezuela: Otto de la Rocha sigue usando una hielera a la orilla de una refrigeradora sin conectar… (BdeN/11/11/03).

La canillera corre también por Centroamérica, Colombia, Ecuador y Puerto Rico): Por la “canillera”de un joven conductor, un taxi impactó violentamente contra un árbol de nancite… (END/28/10/03).

Los metiches (metiches) andan por todas partes, especialmente en los demás países centroamericanos, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela: En tiempos de los conservadores, ninguna primera dama fue “metiche”. (BdeN/26/08/03).

Los comelones abundan en todos los países de Centroamérica, Colombia, Cuba, Ecuador, México y Venezuela: Soy comelón porque me encanta comer todo tipo de comida principalmente el pollo y la sopa. (END/09/09/03).

Con Ecuador, Puerto Rico y Venezuela, Nicaragua comparte el sustantivo tereque: Aparecieron por aquí los “inventos”, que así llamaban a un montón de tereques y cosas curiosas… (LP/28/03/04). Con estos países, incluidos Colombia y América Central, Nicaragua comparte también el sustantivo culillo : ¡Ya dejate de culillos… ! (LP/29/02/04/EAS.)
El español de uso en las regiones de Hispanoamérica –como toda forma dialectal- ha ido adaptando sus posibilidades expresivas a su propia realidad lingüística y social, con el fin de satisfacer no solo las necesidades comunicativas de la colectividad, sino las del individuo en particular. El lenguaje, como nos recuerda Vendryes, nace de la vida y de la vida se alimenta.


rmatuslazo@cablenet.com.ni