•  |
  •  |
  • END

Los componentes esenciales que caracterizan a Occidente han sido su autocrítica, su innovación y el derecho de género, práctica que le ha dado fortaleza como sistema frente a otros sistemas. Igualmente es valioso estudiar retrospectivamente, conceptos y acciones Etnocéntricas que presumen que sus pensamientos y modelos de gobiernos son superiores frente a otras culturas. Para desplegar y fortalecer esa cultura tipificaron a los otros como: salvajes, bárbaros o incivilizadas, desvirtuando y adulterando su esencia autocrítica y democrática, contraviniendo los instrumentos y normas internacionales de Derechos Humanos y Humanitarios, particularmente los derechos ancestrales de las Naciones Indígenas de América o Abya Yala (Tierra de sangre en idioma Kuna) redimidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas(septiembre 2007).

En consonancia, los territorios indígenas fueron colonizados, conquistados u ocupados, con fundamentos contradictorios a sus propios principios políticos-jurídicos y libertarios occidentales. El padre del derecho internacional Francisco De Vitoria(holandés), expresa en su momento histórico frente a las opresiones y abusos en contra de los indios: América ni por ocupación ni por tratado puede ser adquirida por España. Vitoria concibió que los colonizadores encontraron naciones con gobiernos distintos pero legítimos. Los conceptos esgrimidos para la conquista (corona-papas) se sustentaron en los Res Nullius (tierra de nadie), pueblos salvajes (carentes de alma), y las Bulas Papales, para violentar los derechos de Posesión Milenaria de los indios (Uti possidetis juris) principio reconocido en la doctrina jurídica occidental, que se opone a la ocupación. Estos argumentos antijurídicos sirvieron para despojar las culturas y los territorios indios y frenar la Evolución Natural de los derechos ancestrales e históricos, caracterizados por su propiedad de naturaleza colectiva, sus instituciones de gobierno, sus cosmogonías, correspondiendo a un usufructo con justicia de los bienes, que garantizaba una relación armoniosa y de unidad de los recursos naturales con una sociedad comunitaria sin Partidos Políticos ni Sumos Ponfices. Es decir una visión holística de sociedad. No existía la categoría de pobreza ni la disociación alma y cuerpo; coexistía una unidad espíritu-propiedad-usufructo, es decir él *pawanka que es la condición que todo sistema de gobierno apela para su felicidad. El sistema de gobierno indio no requería de una cultura superior salvadora de los demonios y males occidentales que impusieron con el supuesto de salvación, negando y aislando los gobiernos ancestrales e imponiendo Estados coloniales, ilegales e ilegítimos. Elevemos esta visión histórica de la cosmogonía indígena con espíritu global y constructivo, para interpretar la declaración de independencia o restauración del gobierno de la Nación Comunitaria Moskitia como un desafío a la comunidad internacional que se globaliza bajo principios comunitarios.

Los Consejos de Ancianos han afirmado en el ámbito internacional y frente al Sr. Daniel Ortega, presidente del Estado nicaragüense en el encuentro en la Casa Chicha de la familia Ortega (febrero 2008): ¡nadie puede dar o negar algo que nos es suyo!, el Gobierno de la Moskitia nace y se sustenta por su derecho imprescriptible e intransferible a su libre determinación e independencia, defendida doscientos años antes que Nicaragua fuera independiente. Se adhiere a los instrumentos internacionales de los derechos humanos y a sus derechos históricos. Sostienen a la vez ser Sujetos de Derecho Internacional, realidad particular que el estado nicaragüense ha querido desvirtuar y falsear alegando violación a su soberanía, integridad e indivisibilidad territorial heredada del colonialismo español, razonamiento que seguramente Francisco de Vitoria cuestionaría nuevamente y que además se opone los tres pilares del derecho internacional: su Pensamiento Jurídico, su Visión Sociológica y su Disposición Política.

Hay una genuina y larga historia de lucha diplomática, política y militar de la Moskitia que nunca fue conquistada, colonizada y ocupada, que Nicaragua, germinada de una cultura colonialista y codiciosa ha querido negar y ocultar. Los distintos nombres de la Moskitia: Cariari, Veragaua, Tologalpa, Togusgalpa, Castilla de Oro, Nación Moskitia, Costa de Moskitia, entre otros nombres; el reino bajo la alianza anglo miskito (1642.1840); el sistema de protectorado que se sustenta entre dos estados (1840-1894); sus tratados, mojones y limites territoriales no pueden ser obviados por los seres iluminados, por la historia y por la comunidad internacional ideada y sostenida por occidente.

El Laudo Arbitral del Emperador de Austria (1881) -con el mismo valor y fuerza jurídica que el Laudo Groover Cleveland ( presidente de los EU) recientemente esgrimido por Costa Rica y Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia en la Haya-reconoce el derecho exclusivo al gobierno de la Moskitia a dar las concesiones de los recursos naturales y niega categóricamente este derecho al gobierno de Nicaragua a través de una soberanía limitada por el gobierno de la Moskitia ( self government), su bandera, su libre comercio y otros derechos, que una falsa autonomía anacrónica y partidarizada han querido desvirtuar; Autonomía concebida por una supuesta revolución obrera campesina marxista, que ha negado al pueblo nicaragüense a ser lo que es como pueblo de raíces indígenas, tratando de ser lo que no puede ser (occidentalizacion). Nicaragua ha negado lo esencial de este laudo instrumento occidental: los recursos naturales que son las principales fuentes de poder económico y político de la Moskitia. La Convención de la Moskitia (1894), que nos anexo forzosamente al estado de Nicaragua, únicamente reconoce a Nicaragua el derecho de supervisión de la recaudación de las rentas. EU. El gobierno más poderoso de occidente fue promotor y testigo de este adefesio jurídico ratificado por el congreso nicaragüense.

En el encuentro con Daniel Ortega el Consejo de Ancianos oficializa la entrega del instrumento de la Segunda Convención donde las 22 comunidades firmantes de la Primera, disolvieron la anexión regresando a la Moskitia y Nicaragua al mismo plano de igualdad política y jurídica, reafirmando el principio jurídico universal, que las cosas se deshacen como se hacen y en el principio del Pacta Sunt Servando: todo tratado en vigor obliga a las partes y deben ser cumplidas por ellas de buena fe.

La libre determinación de la Moskitia para la protección de sus culturas ancestrales, sin recurrir a desgastados recursos ideológicos de derecha o izquierda y de cara a hechos evidentes que ponen en riesgo la vida y la del planeta, objetos de distintas profecías, particularmente la Maya que no augura cataclismos, sino un cambio de sistema cósmico y global desde 2012, sobre la base de culturas comunitarias frenado en su evolución (1492) por el individualismo (occidental) caracterizado por un exacerbado interés de acumulación de riqueza, que los sabios y entendidos señalan a EU y China y son los últimos y mayores promotores de la tragedia planetaria. Recuerden al Papa Juan Pablo II que recociera a este sistema como Capitalismo Salvaje y que pidió perdón como iglesia del etnocidio en contra de los indios.

El Comunitarismo dialéctico que el Consejo de Ancianos y su Gran Asamblea lo sintetiza en los Preceptos y Normas Supremas(constitución), que guía el Plan de Gobierno aprobado en su última Convención (abril 2009) donde igualmente se eligió al Wihta Tara, constituye el ejercicio soberano de un sistema de gobierno patrimonial de nación pluricultural, una alternativa a la crisis climatológica, una aproximación a las profecías Mayas, y una verdadero reto a la autocrítica occidental, pero nunca en contra o a favor de concepciones anacrónicas y neocolonialistas de Chávez y Ortega que cabalgan en instituciones remedos de estados bastardas superada por su “Madre Patria” que acepto la dialéctica y la libertad desde hace ya mucho tiempo.


*En miskito elevación material e espiritual armonioso.

Bilwi, Nación Comunitaria Moskitia
Ohodgsona @yahoo.com.