•  |
  •  |
  • END

Recientemente, en la reunión que sostuvo el presidente de la república con el Cosep, el mandatario le pidió a la organización de empresarios cerrar filas ante las pretensiones del FMI de imponer reformas fiscales y cambios a la ley del Instituto nicaragüense de Seguridad Social (INSS) de cara a un nuevo programa financiero con dicha institución.

El presidente hizo referencias a los problemas económicos y financieros que estaban enfrentando los países Europeos y a cómo ellos estaban aplicando las reformas antes mencionadas para disminuir las brechas presupuestarias.

Si bien es cierto que los países Europeos, efectivamente, están enfrentando graves problemas en las áreas antes mencionadas, tampoco es menos cierto que dadas las diferencias de desarrollo entre Europa y Nicaragua algunas de las acciones que se están aplicando allá no son viables acá.

Como ciudadano nicaragüense me preocupan ambas reformas, la tributaria porque sabemos que será para imponernos más impuesto y por lo tanto habrá menos ingreso real para la clase trabajadora, la del INSS porque probablemente implique una combinación de acciones contra los trabajadores, entre las cuales vale señalar: reducción de las pensiones, mayores aportaciones de cuota, tanto de los empleadores como de los trabajadores, así como una mayor edad para la jubilación, tema al que voy a referirme.

Actualmente, la edad de jubilación de Europa, y específicamente de los países de la Unión Europea, varía un poco de país a país, y es de 60-65 años para los hombres, para las mujeres es de 2-3 años menos, aunque en algunos países es igual a la de éstos. Sin embargo, todos ellos están cambiando su legislación de forma gradual, de acuerdo con las expectativas de una Esperanza de vida mayor. Por ejemplo, en Alemania será de 67 años en 2029, en Austria para las mujeres es de 60 y para los hombres de 65, sin embargo, está previsto que entre 2024 y 2033 la edad de jubilación de las mujeres aumente a 65
En Rumania es de 63 años para los hombres y 58 para las mujeres, sin embargo, a partir de 2014 las mujeres lo harán hasta los 60 años y los hombres hasta los 65.

En España, Chipre, Grecia, Holanda, Irlanda, Luxemburgo y Portugal es de 65 años para todos los grupos de población, con ciertas excepciones particulares.

Como se mencionó anteriormente, la edad de retiro se ha venido modificando de acuerdo con la esperanza de vida, y esta última ha venido aumentando aceleradamente en los últimos 50 años, debido a los adelantos tecnológicos y avances de la medicina. En la actualidad la esperanza de vida de la Unión Europea es en general de 78,6 años; 74,7 años para los hombres y 82.5 para las mujeres.

El aumento en la esperanza de vida ha permitido que cada vez mayor cantidad de personas sobrepasen los 65 años, o sea que aumenta la población de retirados. En la actualidad la mayoría de los países Europeos tienen 16% o más que su población sobrepasa los 65 años, porcentaje que cada vez tiende a aumentar. Esto implica mayor presión sobre los presupuestos de las naciones y además mayor presión sobre los ingresos de los trabajadores, ya que menos personas laboran y por lo tanto tienen que aportar más dinero a la seguridad social. Demográficamente estos países no están creciendo a la tasa deseada, si crecen un poco es gracias a la inmigración. De ahí que los cambios en la edad de jubilación sean una necesidad, de lo contrario los fondos de la seguridad social se agotarían.

En Nicaragua los problemas de seguridad social no son tan acuciantes como los de Europa, aquí la pirámide poblacional es de tipo expansiva, es decir que tenemos una base ancha que nos indica que la mayoría de nuestra población es joven. Según la enciclopedia Wikipedia, en 2008 Nicaragua tenía una población de 5,785,846 hab. de los cuales solo el 3,2% tenía más de 65 años, muy lejos del 16% de los Europeos.

En cuanto a la esperanza de vida de Nicaragua según la misma publicación es de 71,2 años (69 los hombres, 73,4 las mujeres).

Nicaragua con una reducida población mayor de 65 años y una esperanza de vida de 71,2 años en el mediano plazo no debería tener muchos problemas con el pago de las pensiones como tampoco veo necesario en el corto plazo aumentar la edad de jubilación, pues no es necesario, basta con la fuerza laboral actual.

Sin embargo, en el largo plazo, dado el crecimiento acelerado de la esperanza de vida es necesario hacer ajustes a ambas variables (pensiones y edad de jubilación). Desde ahora se deberían ir haciendo los estudios para modificar dichas leyes. En este caso podrían implementarse algunas acciones simultáneas; mayores aportes de trabajadores y empleadores así como modificaciones gradual en la edad de jubilaciones. Ejemplo, ésta podría ser 62 años para las mujeres en el 2018, para los hombres 65 años en tres etapas. 62 años al 2015, 64 al 2020 y 65 al 2025.

Paralelo a lo antes mencionado debería haber un control riguroso de los fondos del INSS. Si en la actualidad esta institución no está en su nivel adecuado de capitalización es porque todos los gobiernos lo han utilizado como caja chica. Tal vez sea necesario establecer una ley bien drástica para evitar los despilfarros.

En Nicaragua, a nivel familiar, las personas mayores son respetadas, sin embargo, como prospectos laborales son discriminadas. Aquí para muchas empresas una persona de 50 años está lista, ya no da más, sin embargo en países desarrollados vemos como muchos profesionales recién inician una segunda profesión a esa edad al darse cuenta de que la primera opción que tomaron en su vida no era la correcta.

En vista de esto y dada la posibilidad de ampliar la edad para jubilarse sería bueno que el estado establezca leyes en contra de la discriminación por edad. En Nicaragua la mayoría de las empresas sólo buscan gente bien joven, sobre todos las de servicio como bares, restaurantes, hoteles, supermercados, etc. Conozco una franquicia americana de pizzas y restaurante de comida casual que el máximo de edad para trabajar es 24 años, cosa que en su sede los EU no hay límite de edad para emplear. En ese país en los anuncios de clasificados de empleo con sólo que se haga referencia a la edad de los candidatos podría ser sujeto de demanda.

¿Si no se hace una campaña en contra de la discriminación de nada serviría aumentar la edad de jubilación, pues nadie los emplearía, entonces para que aumentar la edad de jubilación, para que haya más desempleo?.