•  |
  •  |
  • END

En la historia de nuestra lucha contra las injusticias de gobernantes, tiranos e invasores siempre ha ocurrido un bastión de lucha en diferentes épocas; tales como las luchas indígenas contra los usurpadores de tierra, los indígenas de Terragona (Matagalpa) y los de Sutiaba (León) se lanzaron a defender y decidieron morir peleando antes que les quiten su más preciado tesoro, como es la tierra, después fue León la ciudad entera que se alzó en armas para combatir las fuerzas invasoras lideradas por el malvado Francisco de Malespín (1912), desde El Salvador y Honduras, después siguió el Heroico Monimbó contra la dictadura de Somoza y ahora Boaco contra la dictadura de Ortega. Si bien es cierto que el contexto histórico es diferente, la injusticia y atropellos son los mismos.

Los nicaragüenses somos muy nacionalistas por tradición de lucha y cuando nuestra nación está en peligro ocurren cosas increíbles, Nicaragua se calienta y pone andar su motor de lucha, pone andar su ingenio, su creatividad y sobre todo su amor por la patria. Ya no podemos seguir tolerando lo insoportable; los nuevos usurpadores de poder, usurpadores de nuestros derechos, no podemos seguir permitiendo que Nicaragua se siga desgranando y la corrupción nos salpique de la sangre maldita de los sin conciencia, de los que quieren una Nicaragua dócil, sometida a sus locuras sádicas de ambiciones Nerónicas; Daniel no representa al Sandinismo ni mucho menos al pueblo; la expresión viva del Sandinismo está afuera, está en las calles clamando justicia, exigiendo respeto a la constitución y a las leyes, pidiendo un trabajo digno, pidiendo, mejores condiciones de vida para sus hijos; exigiendo no mas corrupción, no mas cañoneos indignos, no mas irrespeto para el pueblo nicaragüense, el sandinismo ahora es toda una nación, es José Santos Zelaya, es Benjamín Zeledón es Sandino, es Rigoberto es Carlos, es la Resistencia Nicaragüense, son todos los héroes y mártires que lucharon a través de la historia por una patria libre y que ahora se levantan contra la dictadura Orteguista.

Boaco es un pueblo heroico que defiende su voto, defiende sus derechos, defiende a su Alcalde que fue electo por el voto masivo del pueblo y que ahora la dictadura Orteguista le quiere usurpar su alcaldía, el pueblo Boaqueño ya hizo conciencia y es digno de admiración y valentía; Boaco es un ejemplo de resistencia y reivindicación para Nicaragua.

La unidad de todo un pueblo es la verdadera oposición, porque cuando los políticos de la oposición se venden, nos traicionan o se corrompen es la Unidad Popular la que defiende verdaderamente los intereses del pueblo. El único camino que nos queda es la resistencia en las calles, en el trabajo, en los colegios, en las universidades en cualquier lugar es un bastión de lucha. Hay que salir a las calles, no pensando en puestos, ni prebendas sino pensando en el futuro de nuestros hijo, en el futuro de la nación.

La lucha es cívica, es de convencimiento, es de ideas, es de nación es de patria, hay que romper el miedo, hay que invitar a los líderes de los derechos humanos hay que invitar a los líderes del Cosep hay que invitar a los líderes religiosos hay que invitar a los dirigentes de los partido políticos, a los medios en general para que contribuyan a hacer conciencia en la población, los movimientos cívicos, a los jóvenes que son el motor de todo un pueblo, a todo mundo porque es el momento de hacer patria, de cerrar filas y no dejar que este pueblo valiente y heroico caiga en manos de una dictadura.

El Orteguismo sabe que si reprimen mas al pueblo, más rápido van a caer, saben que si encarcelan al pueblo se le viene el mundo encima, saben que no quieren tener reos políticos por eso es que mandan a las turbas a sembrar el miedo y el terror para que el pueblo no se manifieste, porque están claros que cuando el pueblo rompa ese miedo la dictadura de Ortega se cae de ipso facto. El tiempo apremia y se necesita desplegar las fuerzas políticas para clarificar al pueblo de la importancia de la movilización y participación diaria en el repudio y denuncia de todos los atropellos contra el pueblo por parte de la dictadura de Ortega.

Hay que denunciar y señalar a los políticos deshonestos que traicionaron a sus partidos y a los electores que le dieron su voto, estos señores no merecen ser llamados nicaragüenses, son políticos que se venden al mejor postor, no tienen conciencia, son sinvergüenzas y cínicos, pero el pueblo sabrá cobrárselas tarde o temprano.

No hay que tenerles miedo a las presiones, a las cárceles, a las torturas a los garrotazos, a las pedradas, recordémonos que Cristo fue apedreado, fue abofeteado, fue escupido, fue torturado, fue intimidado fue amenazado y Cristo siguió predicando su fe, por eso hermanos hay que tener fe al igual que Cristo que vamos a salir victoriosos de esta nueva dictadura que nos amenaza el futuro de nuestra patria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus