•  |
  •  |
  • END

Cuando escuchamos hablar de lavado de dinero lo primero que avizoramos en nuestra mente es Al Capone y su idea de desarrollar intereses en negocios como el lavado y entintado de textiles, para de esta forma crear empresas de pantalla y hacer ver los ingresos provenientes de sus actividades ilícitas de extorsión, tráfico de armas, alcohol y prostitución como parte de las ganancias de negocios lícitos que eran declarados al Tesoro de los Estados Unidos, combinando así el dinero ilícito con las ganancias del lavado de textiles. Quienes vieron la cinta “Los Intocables” pudieron percibir lo difícil que fue incriminar a este delincuente no solo por la dificultad de probar el delito, sino también por la facilidad de compra que da el dinero.

Lavado de dinero, blanqueado de capitales, reciclaje de dinero o legitimación de activos de origen ilícito es el término con que suele identificarse en el derecho penal contemporáneo al mismo fenómeno delictivo, el cual está asociado con actos dirigidos a otorgar una apariencia legal y legítima a los bienes y ganancias que se originan o derivan de una actividad ilegal punible mediante un conjunto de operaciones comerciales o financieras que procuran la incorporación al flujo monetario de la economía de un país, sea de modo transitorio o permanente, de los recursos, bienes y servicios que se originan o están conexos con actividades ilícitas.

Generalmente este proceso delictivo está compuesto por tres etapas: 1) Romper todo vínculo directo entre los fondos y el delito del que provienen (colocación –Ejemplo: Abrir cuenta en banco de Panamá a nombre de una Fundación y depositar cierta cantidad de dinero robado al Estado); 2) Alterar el rastro para despistar a los perseguidores o investigadores (transferencia o estratificación - Alimentar la cuenta con supuestas donaciones de terceros para campaña electoral y mover dinero hacia otras cuentas bancarias o realizar pagos ficticios), y; 3) Poner una vez más el dinero a disposición del o los delincuentes cuando ya no se pueda descubrir cómo ha sido adquirido, ni cuál es su origen geográfico o haya sido absuelto por jueces o magistrados corruptos (integración - o mejor dicho utilización de los fondos por políticos corruptos para campañas electorales). Dentro de las actividades delictivas relacionados con este delito están: la piratería, el narcotráfico, la venta de armas, el chantaje y extorsión, la evasión de impuestos, la corrupción, el robo y fraude al Estado, y el financiamiento de actividades terroristas y políticas, entre otras.

En Nicaragua nuestra legislación ha tipificado el proceso del lavado de dinero desarrollando una técnica legislativa que procura relacionar las diferentes etapas del lavado con conductas concretas, que permitan identificar la tipicidad de tales etapas y de las acciones que en ellas tienen lugar. Además de ello el Código Penal ha roto el vínculo de que el delito de lavado de dinero, bienes o activos dependa de la narcoactividad o de otro delito precedente como el tráfico de armas, prostitución, etc., constituyéndose como un tipo penal autónomo. (Sentencia de la juez Juana Méndez en contra de Arnoldo Alemán).

Por la problemática que ocasiona, se considera el lavado de dinero, bienes o activos como un fenómeno de carácter social y económico, en vista que tiene un origen que está condicionado por diversas acciones ilegales, que a su vez se gestan en el desorden y la descomposición social. Y en base a su connotación es económica, en vista a que su accionar se desarrolla, se genera y se moviliza al interior del Sistema Financiero de cada uno de los países, y para ello requiere necesariamente de dinero fresco en efectivo o de bienes en general.

Lo que identifica, de manera especial, a estas operaciones de sustitución y legalización de bienes y capitales, a la vez que les asegura la configuración de una sólida apariencia de legitimidad, se relaciona con dos aspectos. Uno referido al modus operandi que emplea el agente (los actos que lo materializan se ejecutan observando siempre todas las formalidades y procedimientos usuales y regularmente exigidos por cualquier negocio jurídico o financiero); y el otro, en función de los vínculos entre el agente del lavado y el origen ilegal del dinero que se lava (implica que en los actos de lavado sólo intervienen como autores personas ajenas, totalmente, a los actos generadores del capital o bienes ilegales. Vale decir que el agente no debe estar directa ni indirectamente vinculado con la ejecución de los delitos que propiciaron el capital ilegal).

El artículo número 282 del Código Penal establece como elemento subjetivo del tipo que la acción se motiva sobre el aspecto cognoscitivo del hecho y bien del dominio del mismo bajo el apercibimiento propio o de tercera persona que le permita exteriorizar y materializar los modos categorizados (quien a sabiendas o debiendo saber, por sí o por interpósita persona). Y el Arto. 283 Pn. se refiere a las circunstancias agravantes a la comisión del hecho, señalando entre otras, que se interpondrá multa de tres a seis veces el valor del dinero, bienes o activos de que se trate y prisión de siete a quince años e inhabilitación por el mismo período para ejercer la profesión, cargo u oficio al que a sabiendas o debiendo saber, reciba o utilice dinero, bienes o activos o cualquier recurso financiero procedente de cualquier acto ilícito…para el financiamiento de actividades políticas.


*Estudiante de 4to año de Derecho Universidad de Ciencias Comerciales.