•  |
  •  |
  • END

EL NUEVO DIARIO ha llamado la atención de la sociedad nicaragüense sobre el uso del Cytotec por las jovencitas, para practicarse abortos. Considero importante compartir alguna información adicional sobre este medicamento, y algunos comentarios sobre su utilización.

Cytotec es el nombre comercial del misoprostol. Este medicamento se usaba originalmente sólo para el tratamiento de la úlcera péptica, para lo cual resulta efectivo. Sin embargo, desde mediados de la década de los 80, se descubrió que tiene también utilidad en Ginecología y Obstetricia. Uno de los usos en este campo es para favorecer el parto, al desatar contracciones uterinas y propiciar la maduración del cuello. De especial interés para Nicaragua puede resultar su papel en prevenir la hemorragia post parto, que es una de las principales causas de muerte materna. Esto tiene especial utilidad en zonas rurales, en las que no se tiene acceso a medicamentos inyectables, de mayor efectividad con ese fin, como se ha visto en un estudio en Afganistán. La evacuación uterina cuando hay un feto muerto o un aborto incompleto, son otras utilidades.

Su capacidad de provocar aborto merece especial atención. Es bastante eficaz con este propósito, y su uso es bastante seguro. Su principal complicación es la hemorragia, pero ésta no es tan frecuente ni tan severa. Esto es una gran ventaja en comparación con otros métodos anteriores, como ha sido la introducción de varillas metálicas, varitas de madera o sondas, a través del cuello uterino. Éstas provocan más complicaciones, como se pudo comprobar en un estudio en el Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales, en el año 2007. Aquí, mediante conversación totalmente confidencial, se identificaron 20 pacientes que expresaron que el aborto por el que estaban siendo atendidas había sido provocado. En cuatro de ellas el aborto había sido provocado por comadronas en zonas rurales, mediante la introducción de varillas o varitas en el cuello del útero, todas tuvieron complicaciones y ameritaron transfusión sanguínea; dos de ellas tuvieron perforado el útero. Por otro lado, de 16 mujeres que se provocaron el aborto tomando Cytotec, sólo cuatro tuvieron complicaciones, principalmente sangrado intenso. Es muy probable que otras mujeres que usaron este método ni siquiera tuvieron que acudir al hospital.

Es evidente que lo ideal sería que las mujeres no tuvieran que recurrir a un aborto, pero la realidad es que muchas lo hacen y lo seguirán haciendo, a pesar de los riesgos y de las amenazas de cárcel que reciben cuando la ley no lo permite, como es el caso de Nicaragua, pues a veces es su alternativa al suicidio. En estas circunstancias, es muy probable que el uso de tabletas de misoprostol, en sustitución de varillas y varitas, esté ayudando a prevenir bastantes complicaciones y muertes de embarazadas, y cualquier decisión al respecto debiera tomar en cuenta esta realidad.

Una observación aparte sobre el trabajo de EL NUEVO DIARIO, es que en Nicaragua y en algunos otros países, las mujeres adultas son más propensas a provocarse un aborto que las adolescentes.


*Departamento de Salud Pública, UNAN-León.