• |
  • |
  • END

Sí, y definitivamente lo es. El día sábado 31 de julio, en vísperas de las actividades de Santo Domingo, el Partido Conservador realizó un Consejo Nacional donde se aprobó:

1. Que el Partido Conservador continúe participando del esfuerzo de realizar elecciones interpatidarias a fin de conformar una unidad opositora.

2. Se mandató a los diputados a que en 30 días conformen la bancada conservadora, a lo cual se opone el diputado Javier Vallejos y Jorge Matamoros, en abierta desobediencia a los estatutos del partido.

3. Reformas a los estatutos que permitieron que el Consejo Nacional eligiera (sólo por esta vez) a la Junta Directiva Nacional y escoger los candidatos a diputados departamentales. Cabe destacar que los diputados nacionales y del Parlacén son electos por este consejo.

4. La elección de una nueva Junta Directiva que iniciará su mandato en octubre del 2010, la cual será presidida por Alejandro Bolaños.

5. La elección de los candidatos a diputados nacionales, diputados al Parlacén y diputados departamentales.

En lo personal no estoy de acuerdo con lo sucedido ya que son cambios esenciales en las reglas del juego y por tanto tomo distancia por contradecir con el espíritu de institucionalización que defiendo dentro del partido, considero que lo realmente grave de esto es la regresión en la democracia interna e institucionalización del partido. Sin embargo, no puedo sumarme a las críticas de falta de legalidad y legitimidad de la acción, ello debido a que se procedió de conformidad a una reforma estatutaria realizada por un órgano facultado para ello y de igual manera estimo que la legitimidad en este caso es relativa
Las críticas más fuertes han salido en primer lugar de conservadores que trabajan por el proyecto político de un liberal a quien además apoyaron en contra de su propio partido y en segundo término se han sumado a las críticas otros conservadores que tienen casi una década de no militar en el partido. Creo que los miembros del Consejo Nacional se equivocaron, pero creo que se han ganado ese derecho porque en las buenas y en las malas han permanecido leales al partido y no han engrosado las filas de otra organización política por un cargo, en otras palabras decidieron los conservadores que realmente creen y apoyan al verde.

Alejandro Bolaños tenía la capacidad de ganar esta elección sin acudir a esta maniobra, al igual que los diputados y los miembros de la Junta Directiva, todos a excepción de ACA. Él sí necesitaba esta maniobra, porque de otra forma difícilmente hubiera llegado a ser Directivo y menos probabilidades tenía de ser candidato a diputado.

No pude contener mi risa cuando del recinto se retiraba William Báez y al encontrarse a Alfredo César le puso la mano en el hombro y le dijo que no tenía la menor duda de que detrás de todo eso estaba él. Creo que acciones como esas son correctas pero insuficientes, como decía un SJ vinculado a la UCA “hay que bajar de la protesta a la propuesta”.

La situación actual de Partido Conservador no se debe a 1 ó 7 acciones cuestionables que pueda hacer un individuo, sino a la falta de compromiso de la militancia para con el partido. El partido nos pertenece a todos los conservadores por igual, pero la incidencia de un militante depende del trabajo que este haga en y por el partido. Cuando se adopta una decisión de mayoría que no me gusta o favorece y me retiro del partido implica que no he aprendido las reglas de la democracia y esa lógica debe cambiarse para salvaguardad la correcta dirección de esta organización política.

Como joven que soy puede ser que este artículo me cueste muy caro dentro de mi carrera en el Partido Conservador, es más pude haberme quedado callado y retirarme como otros, pero entonces en el partido no pasaría nada y las ambiciones personales prevalecerían una vez más, por esta razón reitero no sólo mi rechazo con lo sucedido sino mi compromiso para continuar trabajando por el Partido Conservador. Por esta razón, hago el llamado a los conservadores que creen que podemos tener un mejor partido a que trasciendan a la crítica y ayuden a edificar un nuevo Partido Conservador, ya que la omisión no los hace muy distintos de los malos conservadores.

*Miembro de la Juventud
Partido Conservador