•  |
  •  |
  • END

“El periodismo de género es una herramienta para subvertir la actual discriminación hacia las mujeres que hay en los medios de comunicación y promover una sociedad igualitaria con identidades de género integradas y no fragmentadas”

Sandra Chaher, periodista, Fundadora de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género. Autora del libro Las palabras tienen sexo.

Es urgente que las noticias que aborden las temáticas de las mujeres, sean tratadas con un enfoque de género y de derechos humanos.

Esto incluye un trato periodístico con nuevos lentes, con una mirada justa, reflexiva, con la puesta en práctica de un lenguaje no sexista, que visibilice la voz y las acciones positivas que realizan las mujeres en la defensa de sus derechos; que no refuerce estereotipos, roles, prejuicios y tabúes que forman parte de un sistema sociocultural que históricamente culpabiliza, condena y descalifica a las mujeres en situaciones de abuso, violencia física, psicológica, económica, sexual, violación, acoso, discriminación, derechos sexuales y reproductivos, libertad de expresión y movilización, entre otras.

Nuria Varela, periodista y feminista española, dice que “el periodismo con enfoque de género, profesionalmente, es mejor periodismo, da mejor cuenta de la realidad. La mayoría de las noticias dan cuenta sólo de los hombres, no dicen cómo son las cosas de verdad.”

Las mujeres exhortamos a los medios de comunicación para que se unan en nuestra lucha para eliminar la discriminación, la descalifación, para develar las principales problemáticas que enfrentamos en la modificación de relaciones tradicionales entre mujeres y varones para la construcción de una sociedad igualitaria. En el abordaje de la noticia es menester que se reconozcan las causas de la subordinación y la cultura de sometimiento y violencia masculina contra las mujeres, sólo por el hecho de ser mujer.

Queremos que los medios no revictimicen a niñas, niños, adolescentes, jóvenes y mujeres en situaciones que exponen los riesgos y dificultades en el desarrollo de su sexualidad.

Proponemos que nos acompañen en la demanda para erradicar el modelo masculino como paradigma de la sociedad y poner un alto a la cultura de impunidad; destacando la importancia de que el Estado nicaragüense asuma sus responsabilidades, respete, cumpla y ejercite todas las convenciones y tratados internacionales firmadas para proteger la vida y la salud de las mujeres y la niñez.

El embarazo temprano en las adolescentes, la irresponsabilidad de los hombres que no asumen su paternidad, la mortalidad materna, las relaciones violentas en las parejas, el femicidio, son el reflejo de la ausencia de una política pública integral con visión de género que al mismo tiempo brinde una educación sexual y reproductiva científica y adecuada que prepare a los niños varones y los jóvenes para que sean padres responsables y amigos, que las adolescentes decidan su embarazo hasta llegar a la madurez física y emocional; con derecho a la libre elección de su maternidad.

La violencia es una situación de salud pública. La subordinación de las mujeres y la actitud agresiva de los hombres no obedece a un “orden natural”; sino a una construcción social aprendida a través de agentes socializadores. Es ahí donde los medios juegan un rol importante como constructores de realidades, reconociendo las diferencias entre hombres y mujeres, entre el mundo adulto y el mundo joven, proporcionando una labor educativa desde la información periodística.

Para Gloria Poal, la socialización es “el proceso a través del cual las personas aprenden los valores, expectativas y costumbres de la sociedad en la que han nacido. Así la familia, la escuela, la televisión, los compañeros de trabajo, etc; nos van transmitiendo continuamente los parámetros dentro de los cuales se permite y se espera que las personas actúen en nuestra sociedad.”

Afortunadamente, ella alienta que somos, podemos y debemos ser “el principal y más potente motor de autocuestionamiento y cambio.” Por una igualdad de trato en las noticias, por la búsqueda de la veracidad, objetividad e imparcialidad informativa que proteja los derechos de las humanas, digamos sí, al periodismo cuestionador de paradigmas, en la construcción de una ciudadanía responsable.


*Responsable de Divulgación
Colectivo de Mujeres ITZA
Teléfono: 2249-0062
www.itza.org.ni