•  |
  •  |
  • END

El Dr. Manuel Coronel Matus es uno de los personajes más sobresalientes de la Revolución Liberal de 1893. Periodista, director del Diario de Granada, diputado de las Constituyentes de 1893 y 1905. Se desempeñó como ministro de Gobernación, Relaciones Exteriores, Instrucción Pública, Obras Públicas, Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Magistrado de la Suprema Corte de Centroamérica, Presidente de la Asamblea Legislativa de Centroamérica, constituida por Nicaragua, El Salvador y Honduras.

La calidad humana del doctor Coronel Matus mereció que sus contemporáneos le calificaran de “El Gran Justo”. Rubén Darío escribió que era “muy culto de espíritu” y en otro escrito le señaló de “excelente amigo, inteligencia brillante y alma noble”. El escritor guatemalteco Enrique Gómez Carrillo decía que “sus palabras, cargadas de profunda filosofías, parecían contener la esencia evangélica de la verdad”. Contradictoriamente desde el 28 de agosto de 1910, la memoria histórica de tan ilustre personaje ha permanecido ignorada, en parte por las trágicas circunstancias de su muerte.

Nació en Masaya el año 1862. Descendiente del héroe de la batalla de San Jacinto, José Luis Coronel. Su abuelo don Manuel Coronel, siguiendo la costumbre de transmitir los nombres a sus descendientes le puso a su hijo, José Luis Coronel, quien se casó con doña Dolores Matus. Él falleció el 23 de septiembre de 1867 y ella, el 21 de noviembre de 1909.

Manuel tenía a la muerte de su padre apenas cinco años, situación comparativa a la vida de sus hijos José y Dolores Coronel Urtecho, en 1910. Si bien su familia era apreciada en Masaya, su situación económica era difícil, a tal extremo que cuando finalizó la educación primaria, tenía que viajar frecuentemente a pie hasta Granada, para poderse bachillerar en el Colegio de Granada, llamado después Instituto Nacional de Oriente, del que llegaría a ser su director.

Coronel Matus tenía un problema crónico de salud, era asmático. Su delgadez le daba una escuálida presencia. Con grandes dificultades logró viajar a Guatemala a estudiar la carrera de derecho. Fue su mentor Alberto Montufar, uno de los principales ideólogos liberales. Gracias a su talento, educación y cultura logró buenas relaciones.

Coronel Matus, físicamente desgarbado y asmático, con pocos recursos económicos, pero con una gran cultura y honestidad impresionó a Blanca, hija del Dr. Juan Ignacio Urtecho Cabistán y doña Magdalena Avilés Briceño, bella joven granadina, educada en París, Francia. Del matrimonio Coronel-Urtecho nacieron José y Dolores, procreadores de las familias Coronel-Kautz y Chamorro-Coronel. Antes de casarse, tuvo Coronel Matus a Luis y Alfonso.

Cuando se convocó para elecciones de diputados a la Asamblea Nacional Constituyente, Coronel Matus resultó electo por el departamento de Masaya. La Asamblea se instaló el 15 de septiembre de 1893. Fue uno de los diputados que más intervino en la redacción de la Constitución Política de 1893 conocida como “La Libérrima”.

El doctor Coronel Matus tuvo importante participación en el manejo de la política exterior de Nicaragua. Uno de los convenios que firmó fue el Tratado Matus-Pacheco en 1896.

Promovió la apertura de escuelas mixtas para “mejorar las condiciones de los indios de Matagalpa”. En 1895 se estableció una escuela normal para preparar profesores indígenas, diez por cada uno de los departamentos de Matagalpa, Jinotega, Chontales y la Costa Atlántica para facilitar la educación en esas regiones.

El 2 de junio de 1898, celebró contrato con el educador Pablo Hurtado para establecer en Granada una Escuela Normal Elemental de Maestros. El 1 de julio de 1898 firmó contrato con la Srita. Josefa E. Toledo para fundar en Managua un Instituto de Señoritas, con enseñanza primaria y secundaria, educación gratuita comenzando con veinticuatro alumnas internas y cincuenticuatro externas.

En noviembre de 1909, Lee Roy Cannon y Leonardo Groce, ciudadanos norteamericanos son capturados en el río San Juan, cuando realizaban acciones terroristas en contra del gobierno del presidente Zelaya López. Conducidos al poblado de El Castillo, son juzgados y sentenciados a muerte, la que se ejecuta el 16 de noviembre.

El 1 de diciembre, el Encargado de Negocios de Nicaragua en Estados Unidos de América, don Felipe Rodríguez, recibe una notificación oficial, en la que se le comunica que quedan suspendidas las relaciones con el gobierno del Gral. José Santos Zelaya López. Firmaba el Secretario de Estado, Philander C. Knox, por lo que es conocida como la Nota Knox, uno de los documentos más ultrajantes y humillantes que se conocen en la historia de las relaciones internacionales.

Ante esa situación, el presidente Zelaya López presenta ante la Asamblea Nacional su renuncia el 16 de diciembre de 1909. Se nombra una comisión especial para dictaminar sobre la renuncia y la elección del Dr. José Madriz Rodríguez como nuevo presidente de Nicaragua. Ante tantas presiones cunde entre los diputados la incertidumbre y finalmente votan por un tímido Decreto, ante el que se produce el Voto Razonado del doctor Coronel Matus.

Parte del Voto Razonado dice: “Por eso quiero dejar consignada, como Representante del pueblo nicaragüense, mi voz de protesta y mi grito de indignación contra la iniquidad de la fuerza, que se presenta en nuestras playas como una amenaza de nuestra autonomía, como una negación de nuestra independencia, como un abuso del poderoso que irrespeta la debilidad de una República incipiente.”

El 20 de junio de 1910 renuncia el presidente Madriz Rodríguez. Las tropas conservadoras comienzan a entrar a Managua, se produce el caos, la anarquía y la persecución contra los más importantes liberales, a pesar de que el presidente del nuevo gobierno es el Gral. Juan José Estrada Morales, liberal, y su vice-presidente Adolfo Díaz Recinos, conservador.

El Dr. Manuel Coronel Matus se encontraba en casa de su pariente, el Dr. Gustavo Escobar Coronel distinguido médico, originario de Masaya, quien fue diputado y Presidente del Congreso Nacional. La tarde del 28 de agosto se presentó en forma violenta un grupo de militantes conservadores. Coronel Matus rehúsa entregarse ante la posibilidad de una muerte humillante y ultrajante y se suicida de un balazo en el baño de la casa.

Los restos del doctor Coronel Matus fueron sepultados en el Cementerio San Pedro. En la década de 1950 fue cercenado, debido a la construcción del edificio del INSS. Muchos restos desaparecieron o fueron trasladados. Los del doctor Coronel Matus los llevaron y sepultaron a la par del historiador José Dolores Gámez frente a las tumbas del ex-presidente Zelaya López y del Gral. Florencio Xatruch, héroe de la Guerra Nacional de 1856. En el año 2002 la Alcaldía de Managua inició un proceso de restauración del Cementerio San Pedro incluyendo la tumba del doctor Coronel Matus.

No pueden las circunstancias de su muerte seguir siendo un estigma en la memoria de este ilustre ciudadano, por encima de su trágica decisión está la vida de quien fue considerado por sus contemporáneos como uno de los personajes de mayor probidad, ejemplo de virtudes, especial talento y sobre todo fidelidad a sus principios.