•  |
  •  |
  • END

Los ojos agradecen los colores verde turquesa y azul de la inmensidad del mar que rodea la encantadora Corn Island, recurso que hace de cualquier nombre de establecimiento en una verdad absoluta, la belleza asalta a la vista, el mar turquesa.

Las bebidas y las comidas adquieren un sabor único al combinarse con los sentidos encantados por la belleza de esta Isla, el color azul, el ruido de las olas y las arenas blancas, le quita importancia a las cosas feas que hacen algunos seres humanos que en ella habitan.

Es muy abundante y fértil la creatividad de muchos de los seres humanos que en ella residen, un banano pequeño como bastimento no va, pero si lo fríes en trozos pequeños se convierte en una papa frita cornaileña, ciertamente me parecieron sabrosas.

Las sonrisas de las personas se considera una reacción acorde en la isla donde viven, sol, mar, arena blanca. Hoy día se observa mayor presión en los recursos naturales, conservar el medio ambiente seguramente es y será el principal reto frente al desarrollo turístico.

El turismo ayuda a suavizar el áspero efecto de la veda en la vida cotidiana de los isleños, pero, mantener esta fuente de ingreso es condición necesaria, mantener el encanto natural de la isla. Creo que las personas que han llegado a la Isla se suman al deseo de conservar el medio ambiente y mejorar las condiciones de infraestructura higienicosanitarias que reduzca el impacto del turismo en el medio ambiente y su conservación.

En mi estancia observé que manipulaban la carne de res de forma poca higiénica, soñando un poco, sería interesante un rastro municipal que permita un mejor manejo higiénico sanitario de la faena del ganado mayor y menor, y los desechos de esta actividad. También era visible personas cortando madera dentro de los humedales lo que indica la necesidad de una mejor y efectiva protección de los humedales.

Era visible que algunas viviendas cercanas a algunas playas realizaban un manejo de aguas negras no adecuado y que no contribuyen a la conservación de las playas sería deseable un sistema de aguas negras que evite la contaminación de la misma.

Soy de la opinión de que es necesario mantener el bien social de las playas públicas, es un tesoro de ustedes los que viven en Corn Island.

En julio de 2004 el Gobierno Central inauguró la obra de 7,2 kilómetros de adoquinado, seria interesante que el Gobierno Central en el 2010 asuma una estrategia sostenida de inversión pública, para mejorar las condiciones higiénicas sanitarias, para preservar el medio ambiente y que permita generar empleo en tiempo de veda. También la formación técnica de los habitantes jóvenes en la construcción, la electricidad, la mecánica, la hotelería, otras.

El viaje a este mar turquesa, donde el café, las comidas, los dormitorios, los que se enamoran, los que se emborrachan, los bañistas, los que buscan alegrías, los que quieren conocer el mar caribe, lo encuentran en Corn Island. Están invitados a conocer este mar turquesa.