•  |
  •  |
  • END

Venimos escuchando desde hace meses que ciertos emisarios del Frente Sandinista ofrecen prebendas a diputados que se dejen comprar por el mejor postor (en este caso, el único postor es el dinero de cuyo origen nada sabemos pero que está en manos del Frente). La palabra prebenda es bastante suave. Suena a poca cosa, en realidad, como un regalito a cambio de algo. Pero los ofrecimientos que hemos escuchado de boca de algunos diputados señalan desde lotes de tierra, fincas con ganado incluido, montos totales de deudas completas y hasta la última que escuchamos en boca de Víctor Hugo Tinoco: ¡2 millones de dólares!, y algo aún más grave, si es que eso no fuera grave: devolver al MRS la personería jurídica. Es decir: no sólo el gobierno dispone de fondos de no se sabe dónde para comprar voluntades como los buenos mafiosos. Sino que además ofrece mover las marionetas del poder judicial a beneficio de los comprados. Sí, sospechas, todas, pero pruebas, de momento, ningunas. Pero si se puede demostrar, ¿no estaríamos entonces ante uno de los mayores delitos de corrupción que han existido en la historia política de Nicaragua? ¿O habría que revisar si, por ejemplo, Somoza, alguna vez, pagó tanto a unos diputados?
No es difícil imaginarse que muchos diputados, con un patrimonio que supera ciertas cantidades, tengan algún asunto pendiente con la Justicia. Así que el postor, con el poder judicial bajo su mando, podría servirse de ello para presionar un poco.

Si el partido del gobierno ya no confía en su propia influencia en la sociedad como movimiento revolucionario (que algún día fue); y arriesga lo que le quede de ética por perpetuar a un solo líder en el poder, es algo que todavía es capaz de entristecer a quienes no pierden la fe ni a bofetadas.

Y si se demostrase que estas ofertas de dinero negro existen, entonces, si es cierto que los diputados del Frente representan al Frente y no a una persona, hoy mismo, sin perder ni un segundo, tendrían que dimitir. Porque aquí no está en juego ni un salario ni un partido, sino la última de las decencias posibles. La vergüenza. Porque si existe ese dinero (hablamos de millones de dólares en cash y en bienes), que se esté usando en comprar votos de diputados por un interés personal (por más que se quiera justificar que sea en beneficio de Nicaragua), entonces alguien ha robado y mucho.

Si todo ello tiene como último objetivo, la reelección. Si la única alternativa válida para Nicaragua es que una sola persona se reelija, hay que ponerse a pensar.

Si ese dinero que debiera usarse en beneficio del país, de la gente más necesitada, se está usando en alimentar la panza de quienes ya tienen de sobra y no tienen la más mínima convicción para no dejarse comprar, el desprecio, la burla del gobierno hacia la gente, sería ya su propio puñal. Ya no se puede caer más bajo. Se habrán usado casi todos los mecanismos de la mafia y de las dictaduras a derecha y a izquierda, y algún día, más temprano que tarde todo esto se derrumbará. Está ya podrido por dentro.

Otra cosa es que la gente, todos los que hacen fila en una urna para votar, se hagan los desentendidos, y voten tragando saliva, y a sabiendas de que les están haciendo el juego a unos cuantos jugadores. Como quien va al Estadio, la gente votará pensando que no se juega mucho al fin y al cabo, que las cosas seguirán igual. Una mera distracción. Y lo peor es que a veces pienso que tienen razón.

Entiendo y estoy cerca de compartir esa visión, pero aún creo que grandes expectativas de desarrollo dependen de que el juego político se limpie por dentro. Leyes sobre Educación, Empleo y Salud no pueden depender de intereses personales.

Pero permítanme insistir en algo. Si todas las denuncias y las suposiciones que se recogen en este artículo no son más que mentiras, estratagemas de la oposición, rumores infundados, aquí me callo y termino. Pero si son verdad, en mayor o menor medida (no hablo ya de cifras, qué importa que sean 2 millones de dólares o cien mil dólares si la gente nunca los verá en su beneficio), hay que demostrarlo. Lo que hace grave el caso de Alemán, por ejemplo, no es sólo la cantidad, sino que usara el dinero de la gente en gastos injustificables.

Pero si es verdad, por favor, dejen de jugar a decir que desde el Frente nos vinieron a ofrecer 2 millones de dólares. A día de hoy, eso ya no es suficiente. Si las palabras de Tinoco, fueron dichas así, en cuanto a que él no daría más detalles por respeto a sus compañeros, estaría aceptando que sus compañeros se lo están pensando, o que son comprables o vendibles, que es lo mismo. Se hacen así, según creo, un flaco favor. Si es el miedo la única razón para no señalar a los emisarios del Frente con sus nombres y apellidos, sería algo más grave. Pero entonces, ¿para qué hacerlo público sin pruebas?
No debe ser tan difícil grabar con cámara o micrófonos ocultos, o al menor dictar nombres, lugares, horas, seguir al mensajero de tales prebendas. De lo contrario, sólo se añade al saco de los rumores. Quienes denuncian, deben darnos algunas pruebas.

Sigo pensando que todos los que están en medio de este mentidero, de esta red de corrupción que apesta y da asco, alguna vez querrán, tendrán que salir a respirar aire libre. Ningún ser humano aguanta el olor a podrido tanto tiempo. Ninguno se deja manipular eternamente, se deja usar con los ojos vendados como una marioneta. Y un día querrán salir al aire libre y respirar, como seres humanos. Nadie quiere morir en absoluta indignidad.


franciscosancho@hotmail.com