•  |
  •  |
  • END

La integración de Nicaragua en el ALBA ha permitido impulsar proyectos sociales que beneficien a los sectores más vulnerables y desposeídos de la sociedad. Es decir, que la sensibilización social es uno de los objetivos éticos de los países del ALBA, de sus gobernantes y dirigentes. La máxima expresión de esta sensibilización social la constituye la brigada “Todos con Voz”, encabezada por personal cubano y nicaragüense, no solo médicos sino de otras disciplinas.

Recientemente, la brigada finalizó su trabajo en el departamento. Este trabajo intenso demandó energías, coordinación, organización, disposición y disponibilidad de las instituciones estatales, destacando el personal administrativo y docente del Mined de Río San Juan. Todo aquel que sea sensato, con sentido común, reconoce la labor humanista que realizó la brigada.

Sin embargo, es lamentable y sorprendente que existan personas revestidas de autoridad por el voto popular, con una mentalidad retrógrada, atrasada, insensible, fanática y de ideología trasnochada como la del alcalde de El Castillo quien, de forma irresponsable y antipática, negó el apoyo y cooperación de parte de la alcaldía a la brigada quien hizo acto de presencia en este bello municipio.

La ideología que profesa este alcalde refleja el nivel de solidaridad y sensibilidad humana que tienen quienes integran las filas del PLC. La población no le dio el voto a este fanático liberal, para que niegue la colaboración, el trabajo o proyecto determinado de carácter humanista económico-social y cultural que beneficie a la sociedad, solamente porque proviene del gobierno del FSLN.

Esta conducta, forma de actuar y de pensar determina la prepotencia, altanería, soberbia y menosprecio para la mayorías, que profesan los líderes y funcionarios del PLC. Esta actitud demuestra que lo que priva son sus mezquinos intereses personales. Esta conducta prevaleció cuando la privatización de la energía eléctrica ya que Alemán-Bolaños no pensaron en la penuria del pueblo nicaragüense ante la voracidad de una transnacional estafadora y ladrona como la española Unión Fenosa.

La Ley 40 o Ley de Municipios no contempla por ningún lado que los alcaldes deben hacer lo que les venga en gana. Todo lo contrario. Su función legal, jurídica y política, es legislar, trabajar y velar por los intereses municipales. Este alcalde, como ex miembro de la resistencia –léase contra- guarda en su corazón, odio, resentimiento, menosprecio a todo lo que huele a sandinismo. Es tan soberbio y profundo su fanatismo antisandinista que le obstaculiza su capacidad de pensar, discernir y razonar serenamente de que el programa “Todos con Voz” no tiene distingo de colores político-ideológico, religioso, étnico sino que se trata de un trabajo humanista, solidario, cristiano y de sensibilidad social para con aquellos que por una u otra razón presentan discapacidad.

La lección extraída de este extraño y negativo comportamiento del primer ciudadano del municipio de El Castillo, que llegó a la silla edilicia por el voto popular de sus correligionarios liberales, es que la población no debe ni tiene por qué equivocarse en las próximas elecciones para la presidencia y los diputados así como más adelante por alcaldes y concejales. Es tiempo de madurar, de tener sensatez y sentido común a la hora de emitir el voto. El PLC se aprovecha de la ignorancia, el oscurantismo y el atraso político-cultural. Por algo su base está en su inmensa mayoría en el campo. De ahí es donde extrae especímenes de la calidad del alcalde de El Castillo quienes llegan a ocupar un cargo cuyo desempeño refleja la falta de cultura, ignorancia y un pensamiento político cavernario y troglodita propio de los hombres de las cavernas de la comunidad primitiva.


*Lic. en Ciencias Sociales, Graduado en la ex RDA, periodista, docente UPF San Carlos.